See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las células musculares ofrecen una vía de investigación

Investigadores señalan que una proteína clave contiene pistas para la distrofia muscular y la insuficiencia cardiaca

JUEVES 14 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Cuando no está presente una proteína llamada BAG3, las células musculares que deberían hacerse más fuertes con el uso en cambio se autodestruyen, señala un estudio del Colegio Médico de Georgia.

El hallazgo demuestra la importancia de la BAG3 en el mantenimiento de los músculos esqueléticos maduros. Esta información podría ayudar a los científicos a encontrar maneras de prevenir la atrofia muscular experimentada por personas que tienen enfermedades como la distrofia muscular, la insuficiencia cardiaca y la miopatía miofibrilar.

Los investigadores hallaron que los ratones que carecían de la BAG3 parecían sanos al nacimiento, pero que sus células musculares se degeneraban con rapidez y no podían regenerarse cuando los ratones empezaban a usar sus músculos para respirar y ponerse de pie. Los ratones murieron al poco tiempo.

El estudio aparece en la edición de septiembre del American Journal of Pathology.

"Cuando ocurre una contracción muscular, la degeneración citoesquelética aparece de manera natural", explicó en una declaración preparada el autor del estudio, el Dr. Shinichi Takayama, biólogo celular y molecular.

Por lo general, esta degeneración estimula la regeneración de células musculares. Sin embargo, las células musculares en los ratones que carecían de la BAG3 no pudieron regenerarse. Dado que no podían repararse, optaron por autodestruirse.

Más información

La U.S. National Library of Medicine tiene más información sobre la atrofia muscular.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Medical College of Georgia, news release, September 2006
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined