La disfunción eréctil podría ser una señal de enfermedad cardiaca

Estudio sugiere que los hombres con DE se examinen para detectar problemas vasculares

MARTES 24 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Muchos hombres con disfunción eréctil o impotencia se pueden enfrentar incluso a un problema de salud más grave, la enfermedad cardiaca.

Esa es la conclusión de una cantidad de estudios presentados el jueves en la reunión anual de la American Urological Association (AUA) en San Antonio. Todos hallaron fuertes conexiones entre las dos afecciones.

En una ponencia, investigadores austriacos notaron una relación entre los altos niveles en la sangre de homocisteína, un marcador de aminoácido para la enfermedad cardiaca y la disfunción eréctil.

Los investigadores hallaron que 20 de 30 pacientes con disfunción eréctil que también estudiaron tenían altos niveles de homocisteína.

"La disfunción eréctil y la enfermedad cardiaca están conectadas, y la homocisteína es un marcador de la enfermedad cardiovascular", dijo en una conferencia de prensa el jueves el Dr. Ralf Herwig, consultor de la Urology Clinic Innsbruck University Hospital. "La prueba de homocisteína podría ser capaz de investigar a los pacientes con riesgo de disfunción eréctil".

"Los niveles de homocisteína podrían ser una señal de qué tan severa es la disfunción eréctil", agregó.

"Si tiene un paciente con disfunción eréctil y alto nivel de homocisteína, puede tratarle como un paciente de disfunción eréctil pero debe referirle a un especialista para que examine los vasos sanguíneos en el corazón", recomendó Herwig.

Cambios simples en la dieta podrían ayudar también a reducir los niveles de homocisteína. "La nutrición podría influir positivamente sobre los niveles de homocisteína y sustituirlos por ácido fólico, en combinación con las vitaminas B6 y B12, que pueden reducir los niveles de homocisteína de manera significativa", señalaron los investigadores del estudio. "Estudios posteriores tienen que demostrar si los complementos vitamínicos podrían ayudar posiblemente en la disfunción eréctil".

En otra ponencia presentada en la reunión, investigadores italianos pretendían identificar aquellos tipos específicos de enfermedad cardiaca asociados con problemas eréctiles.

Entre los 162 pacientes con enfermedad cardiaca, el 46 por ciento tenía disfunción eréctil, de acuerdo con los investigadores de la Universidad de Vita-Salute en San Raffaele, Milán. Notaron que entre los pacientes con angina crónica, el 71 por ciento experimentó disfunción eréctil por poco más de un año antes de ser diagnosticado con enfermedad cardiaca.

Entre los factores más determinantes de la disfunción eréctil se encuentran ser mayor, haber tenido un ataque cardiaco previo y un diagnóstico de dos a tres arterias coronarias obstruidas. Además, los pacientes con un historial de ataque cardiaco más disfunción eréctil tuvieron un riesgo incrementado en seis veces de tener varias arterias coronarias obstruidas, señalaron los investigadores.

"La prevalencia de la disfunción eréctil difiere a través de subconjuntos de pacientes de enfermedad de la arteria coronaria, por lo que se relaciona hasta cierto punto con ésta enfermedad y el tipo de presentación clínica", escribió el equipo italiano. "Es más alta en la angina crónica con enfermedad multivaso y más baja en ataque cardiaco con enfermedad de un vaso como resultado de condiciones clínicas con diferentes aflicciones arterioscleróticas.

"No es algo tan nuevo", dijo en la conferencia de prensa el Dr. Ira Sharlip, vocero de la AUA. "Este estudio muestra que con la enfermedad coronaria avanzada existe una mayor probabilidad de disfunción eréctil. Y eso ha sido demostrado antes".

Sin embargo, agregó que, "la disfunción eréctil es posiblemente un marcador de la enfermedad cardiovascular. Los pacientes con disfunción eréctil deberían estar en manos de médicos que puedan evaluar su enfermedad coronaria".

En una tercera presentación, investigadores de Alemania reportaron que la Viagra, el medicamento contra la impotencia masculina, mejoraba la circulación de pequeños vasos sanguíneos así como la función de los vasos en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria.

"Si la disfunción endotelial se define como una enfermedad, debe ser tratada como tal, así que se podría utilizar un medicamento como el sildenafil", explicó el Dr. Jai-Wun Park, del Instituto Cardiovascular de la Universidad Tecnológica de Dresden.

Otro experto en disfunción eréctil dijo que la mayoría de los hallazgos no sorprenden.

"Al principio suelo indicar a mis pacientes folato para reducir la homocisteína", destacó el Dr. Kevin Billups, director médico del Epicentro para la Medicina de Salud Sexual de Edina, Minnesota. "También hallamos que los hombres con disfunción eréctil tienen mayores niveles de proteína C-reactiva [otro marcador en la sangre del riesgo de enfermedad cardiaca]".

Recomienda que los pacientes con problemas eréctiles se chequeen a tiempo para detectar una posible enfermedad cardiovascular. "Si tiene problemas de erección, y si esto persiste durante tres a seis meses, necesita realmente visitar al médico y tratarse no sólo su disfunción eréctil, sino también hacerse una buena evaluación básica de la presión arterial, del peso y de la sangre", recomendó.

"No le achaque la disfunción eréctil al estrés o al cansancio", advirtió Billups. "Por lo regular forma parte de un problema cardiovascular. Si los hombres acudieran al médico cuando experimentan por primera vez la disfunción eréctil, podríamos detectar la enfermedad cardiovascular en una fase más temprana".

Más información

El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases tiene más información sobre la disfunción eréctil.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Ralf Herwig, M.D., consultant, Urology Clinic Innsbruck University Hospital, Austria; Ira Sharlip, M.D., spokesman, American Urological Association, and assistant clinical professor, urology, University of California, San Francisco; Jai-Wun Park, M.D., Cardiovascular Institute at the Technical University, Dresden, Germany; Kevin Billups, M.D., medical director, Epicenter for Sexual Health and Medicine, Edina, Minn., and adjunct assistant professor, urology, University of Minnesota, Minneapolis; May 24, 2005, presentations, American Urological Association annual meeting, San Antonio
Consumer News in Spanish