See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las incidencia de ataques cardiacos experimentaría un gran descenso si todos los estados prohibieran fumar

Un estudio halla que los estadounidenses tendrían 18,000 ataques menos al año y ahorrarían millones en costos de salud

JUEVES, 20 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- Si todos los estados prohibieran fumar en restaurantes, oficinas y otros espacios públicos, el número de estadounidenses que sufren ataques cardiacos se reduciría en más de 18,000 durante el primer año, informan los investigadores.

"Algunos estados tienen prohibiciones generales de fumar, pero no todos ", señaló el investigador principal, el Dr. Mouaz Al-Mallah, codirector de investigación de imaginología cardiaca del Hospital Henry Ford de Detroit.

En la actualidad, 39 estados tienen algún tipo de prohibición de fumar en lugares públicos, 26 prohíben fumar en cualquier espacio público cerrado, mientras que 11 estados no aplican ningún tipo de prohibición.

En función del hallazgo, Al-Mallah señaló que "anima a todos los estados a que prohíban fumar en lugares públicos para proteger a las personas del humo de segunda mano. Las autoridades deben hacer todo lo posible para evitar que individuos sanos se expongan al humo de segunda mano, y una de las formas de hacerlo es mediante la aprobación de leyes como éstas. "

Al-Mallah tenía previsto presentar los hallazgos el jueves en la conferencia anual de Investigación sobre la calidad de la atención y los resultados de la American Heart Association en Washington, D.C.

Para el estudio, los investigadores analizaron datos de 13 estados que no tienen leyes que prohíben fumar en lugares públicos. En los estados que no prohíben fumar hubo 169,043 hospitalizaciones por ataque cardiaco, encontraron los investigadores.

Según sus cálculos, si las prohibiciones se implementaran a nivel nacional, se produciría un descenso de 11 por ciento en los ataques cardiacos y habría 18,596 hospitalizaciones menos por dichos ataques durante el primer año.

Además, se ahorrarían $92 millones en costos por el cuidado de estos pacientes, señalaron los investigadores.

En 2008, Al-Mallah encontró que una prohibición de fumar en Michigan se traduciría en una reducción del 12 por ciento en los ataques cardiacos en ese estado.

El Dr. Gregg C. Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-UCLA de la Universidad de California en Los Ángeles, dijo que "fumar y la exposición al humo ambiental del tabaco son factores de riesgo bien establecidos y modificables de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y muerte cardiovascular prematura".

Apuntó que varios estudios han demostrado que cuando las comunidades adoptan las prohibiciones completas de fumar se produce una reducción sustancial en los ataques cardiacos.

"Adoptar la prohibición de fumar a nivel nacional evitaría eventos cardiovasculares, reduciría la mortalidad y discapacidad por enfermedades cardiovasculares, y mejoraría en gran medida la salud cardiovascular de este país", señaló Fonarow.

Otro experto estuvo de acuerdo, y dijo que los beneficios de esta prohibición se extenderían también a los no fumadores, ya que reduciría el humo de segunda mano.

"Esta es otra pieza importante más de la evidencia que demuestra que las leyes de ambientes libres de humo protegen la salud", destacó Matthew L. Myers, presidente de la Campaign for Tobacco-Free Kids. "Demuestra por qué es importante que todos los estados aprueben una ley global contra el tabaco que proteja a todos los trabajadores y se aplique en todos los lugares de trabajo y espacios públicos".

Más información

Para obtener más información sobre el humo de segunda mano, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Mouaz Al-Mallah, M.D., co-director, Cardiac Imaging Research, Henry Ford Hospital, Detroit; Gregg C. Fonarow, M.D., professor, medicine, and director, Ahmanson-UCLA Cardiomyopathy Center, University of California, Los Angeles; Matthew L. Myers, President , Campaign for Tobacco-Free Kids; May 20, 2010, presentation, American Heart Association's annual Quality of Care and Outcomes Research conference, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined