Written by Steven Reinberg

Updated on July 26, 2022

MIÉRCOLES 4 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- Investigadores canadienses informan que un diurético recetado comúnmente para pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva puede causar complicaciones mortales si esos pacientes también toman otro medicamento que se usa para tratar la afección.

La espironolactona, un diurético, puede causar que los niveles de potasio alcancen niveles peligrosos, lo que se conoce como hipercalemia, en pacientes que toman inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA).

"Tras la publicación de un importante estudio sobre el corazón que recomendaba el uso de la espironolactona, las recetas de la misma aumentaron" en Canadá, según explicó el Dr. David Juurlink, farmacólogo clínico de la University of Toronto e investigador principal del estudio.

Desafortunadamente, lo mismo sucedió con los casos de hipercalemia, añadió Juurlink, cuya investigación aparece en la edición del 5 de agosto del New England Journal of Medicine.

"Hubo una triplicación en las tasas de hospitalización por altos niveles de potasio en todo Ontario y una duplicación en el aumento de las muertes por altos niveles de potasio ", afirmó Juurlink.

"Cuando se trataba de los efectos positivos de este medicamento, en realidad no observamos mejoras en las supervivencia ni en la insuficiencia cardiaca tras la publicación del estudio", añadió.

El Randomized Aldactone Evaluation Study (RALES), dado a conocer en 1999, aseguraba que la espironolactona mejoraba significativamente la supervivencia de pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva grave.

Pero el último estudio reveló una complicación: "El Randomized Aldactone Evaluation Study (RALES) demostró que la espironolactona mejora significativamente los resultados en aquellos pacientes con insuficiencia cardiaca grave. El uso de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) también está indicado para estos pacientes. Sin embargo, la hipercalemia mortal puede aparecer cuando se usan estos medicamentos en conjunto", escribió el grupo de Juurlink.

Para llegar a esa conclusión, su equipo recogió datos de admisiones hospitalarias de más de un millón de pacientes mayores de 66 años de Ontario entre 1994 y 2001. Todos los pacientes tomaban inhibidores de la ECA.

Encontraron que la tasa de uso de espironolactona aumentó casi cinco veces, al pasar de 34 por cada mil pacientes en 1994 a 149 por cada mil pacientes a finales de 2001.

Además, la cantidad de personas hospitalizadas por hipercalemia aumentó de 2.5 por cada mil pacientes en 1994 a 11 por cada mil pacientes en 2001. La cantidad de muertes también aumentó del 0.3 por mil pacientes en 1994 al 2 por mil en 2001.

"Necesitamos ser más cuidadosos con este medicamento", advirtió Juurlink. "Este medicamento es muy bueno para los pacientes apropiados con la supervisión adecuada. Tenemos que ser mucho más sensatos con el uso del medicamento en aquellos pacientes que tienen otros factores de riesgo de aumento de sus niveles de potasio o con aquellos que no podemos observar de cerca".

El potasio es esencial para el funcionamiento adecuado del corazón, los riñones, los músculos, los nervios y el sistema digestivo.

Según Juurlink, los pacientes de mayor edad, los que tienen diabetes y los que padecen problemas de riñones están en el mayor riesgo de desarrollar la hipercalemia.

Además de los inhibidores de la ECA, los pacientes con insuficiencia cardiaca usan muchas veces suplementos de potasio, otros diuréticos y otros antiinflamatorios que también pueden aumentar los niveles de potasio.

"A veces, varios factores pueden conspirar contra el mismo paciente para intensificar el aumento del riesgo de hipercalemia. Eso puede tener resultados muy peligrosos", advirtió Juurlink.

La gente no debería dejar de tomar el medicamento por este problema, aconsejó Juurlink. "Pero si las personas toman espironolactona o están a punto de tomarla, deberían preguntar a su médico si es el medicamento adecuado para ellos".

El Dr. Ed Havranek, catedrático de medicina de la Universidad de Colorado dijo que, "Este estudio nos dice que los medicamentos que se creen seguros y eficaces de acuerdo con los resultados de las pruebas clínicas, puede que no tengan la misma seguridad ni eficacia en el mundo real".

"Nos señala la necesidad de que EE.UU. debe mejorar su capacidad para monitorear la seguridad y efectividad de los medicamentos tras llegar al mercado, en comparación con la capacidad demostrada en este estudio canadiense", agregó.

Más Información

La American Heart Association puede darle más información sobre la insuficiencia cardiaca congestiva.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ