See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Se asocia la apnea del sueño a un latido anormal del corazón

Se urgen pruebas del trastorno nocturno para los pacientes de fibrilación auricular

LUNES 12 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- ¿Alguna vez ha sentido que su corazón se acelera o que late erráticamente? El culpable podría ser un problema del sueño subyacente.

Un nuevo estudio añade a la creciente evidencia que asocia la fibrilación auricular con la apnea del sueño. Las personas diagnosticadas con un ritmo cardiaco anormal tenían el doble de posibilidades de tener el trastorno del sueño que los demás pacientes del corazón, según un reporte de investigadores en la edición en línea del 13 de julio del boletín Circulation.

Si bien el estudio no prueba una relación de causa y efecto, sugiere que la apnea obstructiva del sueño (cuando la respiración se detiene repetidas veces durante el sueño) predispone a las personas a una anormalidad en el ritmo cardiaco.

"El resultado final es que si tiene fibrilación auricular, por lo menos considere la posibilidad de que podría haber una apnea del sueño subyacente", afirmó el Dr. Virend K. Somers, profesor de medicina en la División de Enfermedades Cardiovasculares de la Clínica Mayo, y autor principal del estudio.

Se cree que el estudio es el primero en examinar la prevalencia de fibrilación auricular en las personas con apnea del sueño. Esta información podría tener implicaciones significativas para evaluar y tratar a los pacientes con fibrilación auricular.

El Dr. Meir Kryger, especialista canadiense de los trastornos del sueño y miembro de la junta de directores de la National Sleep Foundation, dijo que los hallazgos sugieren que los cardiólogos necesitan comenzar a preguntar a sus pacientes sobre los síntomas de la apnea del sueño. El estudio también apunta a la necesidad de una mayor colaboración entre los cardiólogos y los especialistas del sueño.

"Hay muy pocos cardiólogos que están involucrados en investigaciones sobre el sueño", apuntó. "Esperamos que esta tendencia cambie".

La arritmia cardiaca, el término usado para describir un ritmo cardiaco anormal, es el resultado del cambio en la secuencia normal de impulsos eléctricos que estimulan al corazón. En el caso de la fibrilación auricular, el tipo más común de arritmia, las cámaras superiores del corazón tiemblan en vez de contraerse. Debido a que la sangre no está bombeándose completamente, puede acumularse, dejando el riesgo de coagularse.

La condición afecta a cerca de 2 millones de estadounidenses, según la American Heart Association, pero la investigación sugiere que el número excederá los 5 millones para 2005.

La apnea obstructiva del sueño ocurre cuando los tejidos blandos en la parte trasera de la garganta se colapsan y se cierran durante el sueño. Las personas con esta condición literalmente dejan de respirar, a veces cientos de veces durante la noche, por periodos que van desde 10 segundos a más de un minuto.

Según la National Sleep Foundation, un estimado de 18 millones de estadounidenses podría tener apnea del sueño.

Tanto la fibrilación auricular como la apnea obstructiva del sueño comparten ciertos vínculos con enfermedades cardiovasculares, incluyendo hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva, y enfermedad cardiaca coronaria. Ser varón u obeso también son factores de riesgo para ambas condiciones, según los expertos.

"Lo que es interesante [en el estudio] es algo que se ha estado desarrollando en los últimos dos o tres años: la noción de que hay una inmensa asociación entre la enfermedad cardiovascular y la apnea del sueño", apuntó Kryger, director del Centro de Trastornos de Sueño del Hospital Boniface en Winnipeg, y profesor de medicina de la Universidad de Manitoba.

El estudio de la Mayo involucró a 151 pacientes con fibrilación auricular o temblor y 312 pacientes generales de cardiología. Las personas en cada grupo completaron cuestionarios sobre sus ronquidos, ganas de dormir durante el día, índice de masa corporal e hipertensión para identificar el riesgo de apnea del sueño.

Casi la mitad de los pacientes con fibrilación auricular se consideraban en alto riesgo de apnea del sueño, en comparación con un tercio de los pacientes de cardiología general, ó 49 por ciento en comparación con 32 por ciento.

La asociación de la apnea del sueño con la arritmia cardiaca fue mayor que la asociación de la apnea del sueño con sus factores de riesgo tradicionales, tales como el índice de masa muscular, la circunferencia del cuello y la hipertensión, anotaron los autores.

En general, los pacientes con fibrilación auricular tenían dos veces más probabilidades que los pacientes cardiacos generales de sufrir de apnea del sueño.

¿A qué se debe la fuerte conexión? Cuando la apnea del sueño interrumpe la respiración, el nivel de oxígeno de la sangre baja y el dióxido de carbono aumenta. La respuesta del cuerpo de "huir o luchar" se activa. Y el esfuerzo por respirar puede causar cambios dramáticos de presión en las cámaras del corazón. Si no se tratan durante mucho tiempo, estas reacciones podrían predisponer a la persona a la fibrilación auricular, sugieren los autores del estudio.

Un estudio de la Clínica Mayo del año pasado reportó que el riesgo recurrente de fibrilación auricular es el doble en las personas son apnea del sueño sin tratar. El nuevo estudio muestra lo generalizada que está el apnea del sueño entre los pacientes con arritmia cardiaca.

"Pienso que la evidencia que está surgiendo lentamente de nuestro laboratorio y otros laboratorios está comenzando a hacer a las personas conscientes de esta relación", dijo Somers.

Más Información

La American Heart Association tiene más información sobre diagnosticar y tratar la fibrilación auricular.

FUENTES: Virend K. Somers, M.D., Ph.D., professor of medicine, Division of Cardiovascular Diseases, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Meir Kryger, M.D., member, National Sleep Foundation board of directors, and director, Sleep Disorders Center, St. Boniface Hospital, Winnipeg, Canada, and professor of medicine, University of Manitoba, Canada; American Heart Association; National Sleep Foundation; July 13, 2004, Circulation online
Consumer News in Spanish