Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Un nuevo tratamiento reduce el daño del ataque cardiaco

La ciclosporina, un medicamento usado en trasplantes, limita la lesión cuando la sangre se devuelve al corazón, informan los investigadores

MIÉRCOLES, 30 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Administrar ciclosporina, un medicamento utilizado en trasplantes, a pacientes de ataque cardiaco puede evitar la lesión causada por la sangre que regresa de manera apresurada al corazón, informan investigadores franceses.

En el ensayo de ciclosporina participaron 58 personas cuyas arterias obstruidas fueron reabiertas tras ataques cardiacos. Esta investigación se inspiró en varias líneas de investigación, anotó el autor principal del estudio, el Dr. Michel Ovize, profesor de fisiología y cardiología en la Universidad de Lyon.

Uno es el hallazgo de que parte del daño que sufren los supervivientes de ataque cardiaco se debe a la lesión por reperfusión, el daño inevitable que resulta cuando el flujo sanguíneo se restablece de manera súbita al tejido cardiaco a través de técnicas como la angioplastia con balón.

"Los estudios recientes, en los que han participado incluso algunos miembros de nuestro equipo, han mostrado que el daño al tejido se debe, al menos parcialmente, a la reapertura de las arterias ocluidas", explicó Ovize. "Fue algo nuevo, porque durante mucho tiempo los médicos creyeron que todo el daño se debía a la isquemia [obstrucción] y no a la reperfusión".

Otra línea de investigación estableció que a nivel celular, el daño se debía a la apertura de una estructura llamada "poro de la transición de la permeabilidad mitocondrial (PTPm)" Las mitocondrias son las centrales energéticas de las células vivas. "Una investigación mostró que el poro de la transición de la permeabilidad mitocondrial es una estructura muy importante en la muerte celular tras un [ataque cardiaco]", aseguró Ovize.

Y una tercera línea de investigación mostró que uno de los efectos secundarios no intencionados de la ciclosporina era mantener el poro cerrado. Esa actividad no tiene nada que ver con el uso de la ciclosporina en trasplantes de órganos, apuntaron los científicos.

Así que armados con esos conocimientos, el equipo francés trató la mitad de los pacientes de ataque cardiaco con una inyección de ciclosporina justo antes de reabrir las arterias coronarias, mientras que la otra mitad recibió el tratamiento estándar.

Estudios detallados mostraron que la cantidad de tejido cardiaco que moría era cerca de un tercio inferior en las personas que recibieron la ciclosporina en comparación con los pacientes que no recibieron el medicamento.

Aunque el estudio es pequeño y requiere ensayos de mayor tamaño para confirmar el hallazgo, las indicaciones son que el uso de ciclosporina (u otro medicamento con la misma acción bloqueadora del poro) puede reducir el daño por ataque cardiaco en diez por ciento, afirmó Derek M. Yellon, director del Instituto cardiovascular Hatter del Colegio Universitario de Londres, que escribió un editorial acompañante.

"Es un medicamento que se tendrá que aplicar cuando una persona sea llevada de emergencia al hospital", dijo. "Se está en peligro durante la reperfusión del músculo".

La razón de utilizar un medicamento bloqueador del poro es "simple", dijo Yellon. "Luego de un periodo de isquemia, cuando se abren determinados poros en las mitocondrias, es perjudicial", señaló. "Lo mejor es mantener esos poros cerrados".

El ensayo francés, reconoció Yellon, es "un estudio de concepto muy pequeño. Esta área aún no ha sido investigada del todo".

"Ahora mismo estamos involucrados en estudios en varios centros", dijo Ovize. Esos estudios utilizarán no sólo la ciclosporina, sino también otros agentes bloqueadores de poros. Las compañías farmacéuticas están ahora mismo ocupadas en el desarrollo de esos agentes, dijo.

"En este estudio, al actuar sobre el objetivo, fuimos capaces de prevenir la muerte celular", dijo Ovize. "Ahora necesitamos más estudios para ver si eso se traduce en mejoras de la función ventricular izquierda y de la función cardiaca en general".

Más información

El U.S. Heart, Lung and Blood Institute describe los tratamientos actuales para el ataque cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Michel Ovize, M.D., Ph.D., professor, physiology and cardiology, University of Lyon, France; Derek M. Yellon, Ph.D., D.Sc., director, Hatter Cardiovascular Institute, University College London, England; July 31, 2008, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish