Combinar las cirugías cardiacas y de prevención de accidentes cerebrovasculares aumenta el riesgo de muerte

Investigadores aseguran que hace falta más investigación para combinar los procedimientos

LUNES 15 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio reciente ha hallado que combinar la cirugía de derivación cardiaca con la cirugía para evitar los accidentes cerebrovasculares aumenta el riesgo de que el paciente muera o sufra un accidente cerebrovascular posquirúrgico.

"Esto significa que el beneficio de combinar esta operación dos en una o de una sola estadía hospitalaria no se ha comprobado", aseguró el Dr. Richard M. Dubinsky, autor líder del estudio y profesor asociado de neurología del Centro médico de la Universidad de Kansas en esa ciudad. "Esto es algo que merecería un ensayo controlado aleatorio".

Los autores del estudio aseguran que la cirugía de derivación cardiaca redirige el flujo sanguíneo alrededor de las arterias obstruidas, mientras que la endarterectomía de carótida, la cirugía de prevención de accidentes cerebrovasculares utilizada más comúnmente, elimina la placa en la arterias carótidas, las cuales suministran sangre al cerebro.

La idea detrás de combinar estos procedimientos es evitar que la arteria carótida se obstruya durante la cirugía de derivación cardiaca y tratar de reducir el riesgo general al someterse a una sola cirugía. Pero aunque la frecuencia de la cirugía combinada ha aumentado, la evidencia de un beneficio real sigue sin estar clara.

Según la American Academy of Neurology, cerca de 700,000 personas tienen un accidente cerebrovascular cada año. Alrededor del 80 por ciento de ellos se deben a la obstrucción de los vasos sanguíneos.

Para este estudio, publicado en la edición del 16 de enero de Neurology, los investigadores revisaron la información de altas hospitalarias de cerca de 658,000 pacientes de la Nationwide Inpatient Sample, los cuales habían sido ingresados a hospitales estadounidenses para endarterectomía de carótida o cirugía de derivación cardiaca entre 1993 y 2002.

Debido a las limitaciones de la base de datos, algunos de los pacientes podrían haberse sometido a los procedimientos con algunos días de diferencia, mientras que otros pudieron haberlos tenido al mismo tiempo. Sin embargo, para los propósitos de este estudio, todos se agruparon.

El estudio halló que los pacientes que combinaron los dos procedimientos tenían una probabilidad 38 por ciento superior de muerte o de accidente cerebrovascular posquirúrgico que los pacientes que solo se sometieron a cirugía de derivación de la arteria coronaria.

Sin embargo, uno de los problemas del estudio es que los autores no lograron compensar por la gravedad de la enfermedad. "Esta mayor mortalidad podría deberse simplemente a que están más enfermos", aseguró Dubinsky.

Los investigadores anotaron que las mujeres tuvieron menor riesgo de muerte o accidente cerebrovascular posquirúrgicos que los hombres. Este es el primer estudio en mostrar esto, aseguró el equipo.

Otro estudio publicado en la misma edición de Neurology halló que menos ancianos se están sometiendo a endarterectomía de carótida por razones inadecuadas. Esto, aparentemente, es el resultado de la publicación de ensayos aleatorios controlados que concluyeron que cerca de la tercera parte de estas cirugías eran innecesarias.

"Menos pacientes se están sometiendo a cirugías para prevenir los accidentes cerebrovasculares por razones inadecuadas, cosa que se puede ver como un éxito de la medicina basada en evidencias y de la inversión pública en una evaluación rigorosa de procedimientos quirúrgicos", aseguró Ethan Halm, autor líder del estudio y profesor asociado de medicina y políticas de salud de la Facultad de medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

El estudio halló que sólo el 8.6 por ciento de los procedimientos se consideraron necesarios. Sin embargo, es un número considerable, ya que equivale a 11,500 cada año en los EE.UU.

Aún así, más pacientes asintomáticos se están sometiendo a la operación. "Esa es una preocupación porque los pacientes asintomáticos se benefician menos de la cirugía", aseguró Halm.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre la endarterectomía.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Richard M. Dubinsky, M.D., associate professor of neurology, University of Kansas Medical Center, Kansas City; Ethan Halm, M.D., associate professor of medicine and health policy, Mount Sinai School of Medicine, New York City; Jan. 16, 2006, Neurology
Consumer News in Spanish