Conozca las señales de alarma del accidente cerebrovascular

A pesar de los síntomas, muchos estadounidenses no buscan el tratamiento que puede salvar sus vidas

LUNES 26 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- ¿Qué haría si de repente se siente mareado y tiene problemas para ver bien? ¿Esperar a ver qué pasa? ¿Llamar al 911?

La mayoría de los estadounidenses no toma medidas ante las señales de advertencia de un accidente cerebrovascular, que incluyen mareo o pérdida del equilibrio o la coordinación repentinos, así como pérdida de la visión en uno o ambos ojos. Sin embargo, los expertos apuntan que un tratamiento precoz podría evitar las devastadoras consecuencias, que incluyen muerte y discapacidad.

Un estudio presentado en una reunión reciente de la American Stroke Association encontró que más de la mitad de la gente que experimenta síntomas de accidente cerebrovascular no busca tratamiento.

"Lo que realmente nos dice es que independientemente de que fuera un accidente cerebrovascular o no, deberían haberse ido a chequear, porque podría haberlo sido", señaló la autora principal del estudio, Virginia J. Howard, epidemióloga de la Universidad de Alabama en Birmingham. "Y en caso de duda", añadió, "deben hablar con su médico o buscar orientación, incluso si tan sólo hablan con el médico por teléfono".

El equipo de investigación de Howard examinó datos de un gran estudio continuo en que participan adultos estadounidenses de raza blanca y negra a partir de los 45 años de edad. Par el final del estudio, se habrán entrevistado unas 30,000 personas a quienes se habrá hecho exámenes de sangre, un electrocardiograma y una evaluación médica. Todo es parte de un esfuerzo generalizado por comprender por qué los negros y las personas que viven en la parte suroriental de los EE.UU. (una región conocida como el "cinturón del ataque cerebrovascular) sufren índices de mortalidad por la afección más altos que el promedio que los blancos y personas de otras regiones del país.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte del país, pues acaba con las vidas de más de 150,000 estadounidenses cada año. Unas 700,000 personas tienen un accidente cerebrovascular nuevo o recurrente cada año, informa la American Stroke Association.

El 80 por ciento de los accidentes cerebrovasculares es causado por un coágulo que obstruye el flujo de sangre al cerebro, lo que se conoce como un accidente cerebrovascular isquémico. Otro tipo, el accidente cerebrovascular hemorrágico, puede ocurrir cuando un vaso se rompe y sangra en el cerebro.

Algunas personas experimentan "mini accidentes cerebrovasculares", lo que se conoce como un ataque isquémico transitorio, cuando el flujo sanguíneo al cerebro se bloquea temporalmente. Estos individuos tienen un mayor riesgo de tener un accidente cerebrovascular en el futuro.

Para explicar la relación entre los síntomas de accidente cerebrovascular y la conducta, el equipo de Howard preguntó a los participantes del estudio si habían experimentado algún síntoma de la afección, y si era así, si habían buscado atención médica.

De los que reportaron síntomas pero no tenían un diagnóstico confirmado de accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio, más de la mitad, el 51.4 por ciento, no buscó atención médica.

No se sabe cuántos de ellos experimentaron realmente un accidente cerebrovascular. Aún así, el que no buscaran atención es muy preocupante, afirmó un experto en la afección, porque el activador del plasminógeno tisular (APT), un medicamento destructor de coágulos que se suministra a las personas que han tenido un accidente cerebrovascular isquémico, es más efectivo cuando se administra dentro de las tres horas del inicio de los síntomas.

"Se ha estimado (y las cifras de nuestro centro lo respaldan) que si todas las personas que sufren un accidente cerebrovascular llamaran al 911 cuando se inician los síntomas y fueran llevadas a un hospital preparado para tratarlos, el 50 por ciento de los pacientes de la afección recibirían IV APT, en lugar del promedio nacional actual de alrededor de dos por ciento", señaló el Dr. James C. Grotta, profesor y presidente del Departamento de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad de Texas y director del programa de accidente cerebrovascular del Hospital memorial Hermann, en Houston.

Hay muchos motivos por los cuales las víctimas potenciales de accidente cerebrovascular no buscan atención médica.

Con frecuencia, la gente simplemente no reconoce los síntomas, explicó la Dra. Dawn Kleindorfer, profesora asistente de neurología e investigadora sobre el accidente cerebrovascular de la Universidad de Cincinnati. "No es que tengan miedo, simplemente no lo reconocen como una emergencia", apuntó.

La American Stroke Association enseña al público a tener en cuenta estas señales de advertencia:

  • Debilitamiento o adormecimiento súbito de la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo  
  • Confusión súbita, dificultad para hablar o para entender
  • Súbita dificultad para ver por uno o ambos ojos  
  • Súbita dificultad para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación  
  • Dolor de cabeza repentino e intenso sin ninguna razón aparente.

Pero en un estudio de la revista Stroke, Kleindorfer y sus colegas examinaron si un sencillo acrónimo, FAST (que significa rápido) por las siglas en inglés de "cara, brazos, habla, tiempo", podría ser mejor para capturar los pacientes de accidente cerebrovascular que la lista típica de síntomas, en pacientes que hablan inglés. Dentro de las poblaciones estudiadas, más del 88 por ciento de pacientes presentaban síntomas incluidos en FAST. No abarcó a algunos pacientes de la afección, sobre todo los que tenían sangrado en el cerebro, porque el acrónimo no incluye dolor de cabeza. Aún así opina que podría ser una mejor manera de educar al público.

"Tal vez no abarque a algunos, pero es más fácil de recordar, y tal vez eso es más importante y tengamos que estudiarlo", dijo Kleindorfer.

Que el mensaje llegue al público es, por supuesto, otro desafío.

Kleindorfer ha estado explorando distintos lugares para la educación, lo que incluye salones de belleza locales. Su equipo de investigación enseñó los síntomas del accidente cerebrovascular a estilistas de salones administrados por estadounidenses de origen africano en Cincinnati y Atlanta, quienes a su vez hablaron a sus clientes sobre la afección. Las medidas antes y después de la intervención mostraron un aumento significativo en el conocimiento del accidente cerebrovascular de las mujeres.

"Creo que la manera de hacerlo es trabajar con la comunidad, en lugar de en la comunidad, y lograr que las comunidades hagan suyo el problema, sobre todo en comunidades de alto riesgo", enfatizó.

Más información

Para más información sobre las señales del accidente cerebrovascular, visite la Stroke Awareness Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ