Imágenes cerebrales más rápidas ayudan a pacientes de derrames

Nueva tecnología de MRI mejora diagnóstico

Lunes, 1 de diciembre (HealthDayNews) -- Una forma rápida y poderosa de obtener escáneres cerebrales de imagen de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) está probando ser valiosa en el diagnóstico acelerado y el tratamiento de derrames, reportaron radiólogos británicos.

El MRI produce imágenes emitiendo radiaciones de pequeñas explosiones de campos magnéticos en el cuerpo. Las máquinas más viejas, que utilizan dos bobinas para crear estos campos magnéticos, tardan 20 minutos en producir una imagen. Máquinas más nuevas de ocho bobinas ofrecen a los doctores un cuadro práctico en sólo tres minutos.

Esta diferencia es vital porque "a los pacientes de derrames no les gusta estar mucho tiempo en un MRI", indicó el autor del estudio doctor Jonathan H. Gillard, un neurorradiólogo conferenciante de la Universidad de Cambridge. El MRI es una experiencia claustrofóbica para los pacientes, quienes se deben encerrar en un tubo estrecho, manifestó. Alguien quien ha sufrido los síntomas de un derrame es especialmente probable a movimientos nerviosos que ensombrezcan el MRI. Por esta razón, los radiólogos han preferido escáneres de tomografía computadorizada, cuyas imágenes son menos detalladas, pero están disponibles con mayor rapidez.

Un estudio en progreso del Cambridge Addenbrooke's Hospital demuestra que el MRI de tres minutos es soportable para pacientes y ofrece mejores imágenes que la tomografía computadorizada, sostuvo Gillard, quien presentó los hallazgos el 1 de diciembre en la asamblea anual de la Sociedad Radiológica de Norte América en Chicago.

Utilizado 18 pacientes de derrames, la técnica de MRI de tres minutos hizo distinción entre cuyos derrames fueron causados por vasos sanguíneos reventados y aquellos cuyas arterias estaban obstruidas por coágulos sanguíneos, señaló Gillard; información vital para determinar el tratamiento.

Si un coágulo causas derrame, "suministrar drogas anticoagulantes significa que será más probable que el paciente tenga una recuperación más completa y menor incapacidad", expresó. Sin embargo, si la causa es una arteria rota, estos medicamentos podrían desarrollar hemorragia y mayor daño cerebral.

"Si se lleva a cabo el método de detección de coágulos en las primeras tres horas, el paciente se beneficiaría más", afirmó Gillard. "Esto puede determinar si la arteria está bloqueada y dónde es la obstrucción".

El MRI de ocho bobinas ha estado disponible por varios años, pero su uso en el diagnóstico de derrames "se ha retrasado más de lo que hubiese deseado", expresó el doctor A. Gregory Sorenson, un profesor asociado de radiología en la Escuela Médica de Harvard y portavoz para Sociedad Radiológica de Norte América.

El hallazgo no es un gran adelanto, pero señala "mejoras significativas de mejor calidad de imagen, y que el avance en la tecnología es realmente beneficioso", sostuvo Sorenson.

La noticia es importante porque "por mucho tiempo, los radiólogos han estado utilizando la tomografía computadorizada en lugar de MRI debido a la costumbre", indicó. "Tratar de convencer una comunidad médica de que descarte lo que está acostumbrada a usar, toma mucho esfuerzo".

"La mayor crítica del MRI ha sido que toma demasiado tiempo", aseveró Sorenson. "Este informe demuestra lo que muchos de nosotros hemos sabido durante mucho tiempo; que puedes usar sólo unos pocos minutos y obtener la información que necesitas".

Y tecnología de MRI más poderosa está en camino, informó. Se espera que al menos un principal fabricante anuncie pronto la disponibilidad de un artefacto de MRI de 32 bobinas.

"Uno podría obtener una imagen en sólo un minuto", dijo. "Mientras más se avance a más bobinas, se obtiene un claro aumento en el beneficio médico".

Más información

Todo lo que quieres saber acerca del MRI está en la Biblioteca Nacional de Medicina, mientras que la Asociación Americana de Derrames tiene una sección dedicada el diagnóstico y tratamiento de ataques cerebrales.

Fuentes: Jonathan H. Gillard, M.D., neurorradiólogo conferenciante, Universidad de Cambridge, Inglaterra; A. Gregory Sorenson, M.D., profesor asociado, radiología, Escuela Médica de Harvard, Boston; 1 de diciembre de 2003, presentación, asamblea anual de la Sociedad Radiológica de Norte América, Chicago
Consumer News in Spanish