See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La disfunción eréctil junto a la enfermedad cardiaca aumentan el riesgo de muerte

Un estudio confirma que la impotencia es un factor de riesgo de los problemas cardiacos

LUNES, 15 de marzo (HealthDay News/DrTango) -- Los hombres que sufren de enfermedad cardiovascular y disfunción eréctil están en mayor riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardiaca y muerte, según encuentra un estudio reciente.

Además, los tratamientos para la enfermedad cardiovascular no tuvieron efecto sobre la disfunción eréctil, de manera que los investigadores alemanes concluyeron que dicha afección es un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiovascular.

"Se trata de un estudio importante que añade al creciente cuerpo de literatura que demuestra con claridad que la disfunción eréctil es un potente factor de riesgo para la muerte y los eventos cardiovasculares futuros", aseguró el Dr. R. Parker Ward, profesor asociado de medicina del Centro Médico de la Universidad de Chicago. "La presencia de la disfunción eréctil es un potente factor de riesgo para la enfermedad cardiaca futura, independientemente de otros factores de riesgo o enfermedad cardiovascular anterior".

De hecho, los investigadores encontraron que los hombres que sufrían de enfermedad cardiovascular junto a disfunción eréctil tenían 1.9 veces más probabilidades de morir por enfermedad cardiovascular, el doble de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, 1.2 veces más probabilidades de ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca, y 1.1 veces más probabilidades de sufrir un ACV.

El estudio fue publicado en la edición en línea del 15 de marzo en un avance de la publicación de la edición impresa del 30 de marzo de la revista Circulation.

Para el estudio, un equipo liderado por el Dr. Michael Bohm, presidente de medicina interna del Departamento de Cardiología y Cuidados Intensivos de la Universidad de Sarre en Alemania, recolectaron datos sobre 1,519 hombres de todo el mundo que participaron en uno de dos ensayos sobre la enfermedad cardiaca, ONTARGET o TRANSCEND.

La disfunción eréctil de los hombres se clasificó en leve, leve a moderada, moderada o grave. Además, al principio del estudio completaron cuestionarios, y una vez más unos cinco años después. En ambos ensayos, además de la enfermedad cardiovascular, 55 por ciento de los hombres también padecían disfunción eréctil.

En el estudio ONTARGET, se seleccionó a hombres al azar para que tomaran medicamentos para reducir la presión arterial, ya fuera el inhibidor de la ECA ramipril (Altace) o el antagonista del receptor de la angiotensina II telmisartan (Micardis), o una combinación de ambos. En el ensayo TRANSCEND, los pacientes intolerantes al inhibidor de la ECA fueron tratados con Micardis o un placebo.

Los investigadores encontraron que los hombres que sufrían de disfunción eréctil tenían más probabilidades de presentar hipertensión, ACV, diabetes y cirugía del tracto urinario inferior, frente a los hombres que no sufrían de esa disfunción.

Entre los que tenían disfunción eréctil, 11.3 por ciento murieron por cualquier causa, frente a 5.6 por ciento de los hombres con disfunción eréctil leve o sin disfunción eréctil. Además, 16.2 por ciento de los hombres con disfunción eréctil murieron de un problema cardiovascular, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o fueron hospitalizados por insuficiencia cardiaca, en comparación con 10.3 por ciento de los hombres con disfunción eréctil leve o sin esta afección, informaron los investigadores.

La disfunción eréctil se relaciona con la disfunción endotelial (problemas con las células que recubren los vasos sanguíneos) característica de la aterosclerosis, y los problemas vasculares como la acumulación de placa que se presenta antes de un ataque cardiaco o ACV, explicaron los autores del estudio.

Los hombres deben darse cuenta de que la disfunción eréctil es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular igual que la presión arterial alta y el colesterol, aseguró Bohm en una declaración. "Si un hombre padece disfunción eréctil, debe hablar con su médico para evaluar otros factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular".

Este estudio provee más evidencia de que todos los médicos deben incluir preguntas sobre la disfunción eréctil como parte de su evaluación en el consultorio sobre el riesgo del paciente de enfermedad cardiovascular futura, señaló Ward.

"Es importante que informemos a los pacientes respecto a las implicaciones de la disfunción eréctil sobre su salud cardiaca, de manera que discutan libremente estos temas tan delicados con sus médicos", apuntó. "Aunque no se han comprobado las mejores estrategias para reducir este riesgo adicional en los pacientes de disfunción eréctil, es razonable que los médicos intensifiquen estrategias tradicionales que buscan reducir el riesgo cardiaco en dichos pacientes".

Otro experto, el Dr. Gregg Fonarow, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad de California en Los Ángeles, dijo que "la disfunción eréctil se observa con mayor frecuencia en hombres que tienen factores de riesgo cardiovascular y en los que tienen enfermedad cardiovascular establecida. Estudios recientes han sugerido que los hombres que padecen de disfunción eréctil podrían tener un mayor riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular".

Añadió que "la disfunción eréctil podría ser un importante indicador de enfermedad vascular aterosclerótica y disfunción endotelial más avanzadas".

Más información

Para más información sobre la disfunción eréctil, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Gregg Fonarow, M.D., professor, cardiovascular medicine, University of California, Los Angeles; R. Parker Ward, M.D., associate professor, medicine, University of Chicago Medical Center; March 15, 2010, Circulation, online
Consumer News in Spanish