Las directrices sobre el accidente cerebrovascular se centran en las primeras horas, que son críticas

Diversos grupos están de acuerdo en que el suministro intravenoso de un anticoagulante sigue siendo el mejor tratamiento

VIERNES 13 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Según las nuevas directrices de la American Heart Association y la American Stroke Association, el suministró de APT, un anticoagulante, por vía intravenosa sigue siendo el mejor tratamiento para los pacientes durante las primeros horas cruciales luego de un ataque cerebrovascular isquémico.

Los ataques isquémicos, el tipo más común de accidente cerebrovascular, son causados por un coágulo que impide el flujo de sangre en una arteria del cerebro.

"Nos esforzamos por hallar el tratamiento más rápido posible porque 'el tiempo es cerebro'. Por cada minuto que pasa, las probabilidades de un peor resultado aumentan", aseguró en una declaración preparada el Dr. Harold P. Adams Jr., presidente del grupo que escribió las directrices.

Él y sus colegas anotaron que el suministro intravenoso de APT (activador del plasminógeno tisular) sólo está aprobado para su uso dentro de las tres primeras horas de la aparición de los síntomas del ataque isquémico.

El grupo que escribió dijo que otras técnicas, como los dispositivos mecánicos para eliminar coágulos y la administración intraarterial de APT se muestran promisorios y deben tenerse en cuenta para los pacientes de ataque isquémico entre moderado y cerebro que llegan demasiado tarde al hospital para recibir tratamiento intravenoso con APT. También anotaron que la información sobre esas técnicas es limitada y que hace falta más investigación.

Las directrices también recomiendan que el personal médico de emergencia haga una evaluación rápida del accidente cerebrovascular, tomen una muestra de sangre y alerten al hospital sobre la llegada inminente de un paciente que se sospecha que ha tenido uno de estos accidentes. Los pacientes de accidente cerebrovascular deben ser transportados al hospital "apropiado" más cercano para la atención de emergencia de estos accidentes, aún si esto implica pasar de largo del centro médico más cercano o solicitar una evacuación aérea.

A continuación algunas de las recomendaciones recientes o revisadas de las directrices.

  • Los hospitales deben desarrollar protocolos de emergencia para los accidentes cerebrovasculares a fin de que los pacientes pueden ser evaluados y tratados dentro de los 60 minutos siguientes a su llegada.
  • Más centros médicos deberían buscar la certificación como centros integrales o primarios para la atención de estos accidentes.
  • Los pacientes deben recibir tratamientos seleccionados cuidadosamente y a tiempo para la presión arterial anormal, fiebre o niveles anormales de glucosa, que tienen efectos negativos sobre sus resultados.

Las directrices fueron publicadas en Stroke.

Más información

La Universidad de Washington en San Luis tiene más información sobre el accidente cerebrovascular isquémico.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: American Heart Association/American Stroke Association, news release, April 12, 2007
Consumer News in Spanish