See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los derrames son más propensos temprano en la mañana

Los ritmos circadianos desempeñan una función en esta tendencia

Sábado, 7 de febrero (HealthDayNews) -- Eres más propenso a sufrir un ataque en la mañana que en cualquier otro momento, y este riesgo elevado se vincula con los ritmos naturales del cuerpo.

Los ritmos circadianos parecen desempeñar una función en la presión sanguínea, la temperatura del cuerpo y otras funciones corporales, según nueva investigación. Durante la mañana, cuando la presión sanguínea es más alta, el riesgo de derrame incrementa.

Un derrame es una pérdida repentina de función cerebral, resultando en pérdida de suministro sanguíneo a parte del cerebro. Cuando el derrame es causado por un coágulo sanguíneo se llama ataque isquémico. Los ataques isquémicos representan un 85 por ciento de los 600,000 derrames anuales en los Estados Unidos.

Un derrame causado por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro, que resulta en sangrado, se llama derrame hemorrágico.

En su estudio, el equipo investigativo coleccionó datos de 735 hombres y mujeres quienes habían tenido un primer derrame como parte y eran parte del Northern Manhattan Stroke Study de julio de 1993 a agosto de 1997. De estos pacientes, 45 por ciento tuvieron sus derrames entre las 6 a.m. y el mediodía.

Para los 431 pacientes cuyo momento de ataque isquémico se desconocía, 5 por ciento ocurrió entre la medianoche y las 6 a.m., 42 por ciento entre las 6 a.m. y 23 por ciento entre las 6. p.m. y la medianoche.

En adición, los pacientes mayores de 70 años tuvieron más ataques entre 6 a.m. y el mediodía en comparación con pacientes más jóvenes, reportaron los investigadores.

También encontraron que todo tipo de ataques isquémicos ocurrieron más comúnmente en la mañana.

Los investigadores presentaron sus hallazgos el 6 de febrero en la asamblea anual de la Asociación Americana de Derrames en San Diego.

"No somos los primeros en reportar esto", informó el investigador principal doctor Mitchell S. Elkind, profesor auxiliar de neurología en el Colegio de Médicos y Cirujanos de Columbia University y neurólogo auxiliar en el servicio de derrames en el New York Presbyterian Hospital.

Se ha sabido desde hace algún tiempo que existen los ritmos circadianos que dictan ciertas funciones de cuerpo, agregó. Elkind señaló que la presión sanguínea es mayor en la mañana y hay otras funciones fisiológias que cambian en la mañana que podrían conducir a un riesgo elevado de derrames.

La prevalencia de derrames en la mañana era la misma en cada grupo que examinaron: hombres y mujeres, negros, blancos e hispanos, informó Elkind.

Además, añade que habían experimentado para ver el mismo patrón para derrames hemorrágicos, pero no ocurrió. Elkind considera que hubo muy pocos derrames hemorrágicos en el grupo de estudio para determinar un patrón consistente.

"Es importante recordar que los derrames pueden ocurrir en cualquier momento del día", expresó Elkind, además del derrame, estos ritmos circadianos parece aplicar a ataques cardiacos y problemas de respiración, que son también más comunes en la mañana, añadió.

Lo más importante, sostuvo Elkind, es que "cuando sospechas que tú o un miembro familiar está teniendo un derrame, vaya al hospital rápidamente, porque hay tratamientos disponibles".

El doctor David L. Katz, director del Centro de Investigación de Prevención de Yale en la Universidad de Yale, comenta que aunque las explicaciones para el riesgo elevado de derrames y ataques cardiacos en la mañana tienen que ver con variaciones en niveles hormonales y la presión sanguínea, "también está un componente de sentido común: ir de dormir en la cama a los retos del día es estresante".

Además añadió que: "esta transición estresante es categóricamente peligrosa para aquellos enfermedades vasculares subyacentes".

Katz también señaló que este estudio enfatiza la necesidad de manejar los factores de riesgo vasculares todo el día. "Los medicamentos cuyo efecto deja de ser eficaz antes de la mañana no son tan buenos como los que duran 24 horas", indicó.

La mejor defensa contra derrames o ataques cardiacos en la mañana, o en cualquier otro momento es saludable para los vasos sanguíneos, expresó Katz.

"El estrés en la mañana no causa derrames en personas sin enfermedades vasculares subyacentes. Esto es un ejemplo del proverbio que dice que la prevención vale mucho más que una libra de la cura", comentó.

Más información

Para más sobre los derrames , visita la Asociación Nacional de Derrames o la Asociación Americana de Derrames.

Fuentes: Mitchell S. Elkind, M.D., profesor auxiliary, neurología, Colegio de Médico y Cirujanos de Columbia University, y neurólogo auxiliar, servicio de derrames, New York Presbyterian Hospital, ciudad de Nueva York; David L. Katz, M.D., M.P.H. director, Centro de Investigación de Prevención de Yale, Universidad de Yale, New Haven, Conn.; 6 de febrero de 2004, presentación, asamblea anual de la Asociación Americana de Derrames, San Diego
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined