Quiropráctica vinculada con raros derrames

La técnica puede desgarrar arterias

Adam Marcus

Adam Marcus

Published on May 16, 2003

Lunes 12 de mayo (HealthDayNews) -- Permitir que tu quiropráctico se acerque a tu cuello podría ocasionarte serios problemas.

Un nuevo estudio se añade a la evidencia de que las personas quienes pasan por manipulación o "ajuste" de la parte alta de la espina dorsal se colocan en riesgo de arterias rotas que puede conducir a derrames.

El estudio encontró que los pacientes de derrames con arterias rotas en el cuello eran seis veces más probables de haber ido al quiropráctico para un ajuste en el mes precedente que personas cuyos derrames ocurrieron por otras razones. Un informe sobre los hallazgos aparece en la edición del 13 de mayo de Neurology.

"Existe una fuerte asociación entre" la manipulación del cuello y los derrames, afirmó el autor del estudio el doctor Wade S. Smith, un neurólogo en la Universidad de California en San Francisco. "Es probablemente raro, pero está allí".

Sin embargo, muchos quiroprácticos no advierten a sus pacientes acerca de las posibles complicaciones, y los neurólogos no siempre consideran el vínculo.

El doctor William Lauretti, un quiropráctico y delegado de la Asociación Quiropráctica Americana, indicó que tanto él como sus colegas no abordan el riesgo de derrames porque es muy bajo y, desde su punto de vista, no se ha probado.

Lauretti señaló "que estudios recientes en cadáveres encontraron que las presiones que la manipulación espinal ejerce en las arterias del cuello son más débiles que las que acompañan al movimiento normal del cuello, y mucho menos de las requeridas para dañar la arteria". "Una arteria normal es realmente muy fuerte y flexible", expresó.

se cree que las separaciones, o disecciones, de las arterias del cuello causan hasta una quinta parte de los derrames en jóvenes, y aproximadamente de dos a tres casos por cada 100,000.

Estudios previos han sugerido que la manipulación de la espina cervical (la séptima vértebra más alta) puede causar disecciones.

En el nuevo estudio, el grupo de Smith evaluó el vínculo entre la manipulación espinal y derrames en hombres y mujeres menores de 60 años. Entrevistaron a 51 personas quienes habían sufrido de un derrame mayor o un ataque isquémico transitorio una especie de derrame pequeño luego de la ruptura de una arteria.

Siete de estos pacientes, ó 14 por ciento, admitió haber ido al quiropráctico un mes antes de sufrir el derrame. Por otro lado, tres de cada 100 hombres y mujeres pacientes de derrames quienes no tenían una ruptura de arteria habían visto a un quiropráctico recientemente.

El dolor de cuello a menudo precede a una disección, y es la razón principal por la que las personas van al quiropráctico; aumentando la posibilidad de que las manipulaciones son acusadas injustamente del daño arterial.

Pero incluso luego de tomar en cuenta el dolor de cuello, persistió el riesgo de disección luego de la manipulación espinal. Y más de la mitad de las personas quienes habían sufrido una disección luego de ver un quiropráctico dijeron que su dolor de cuello había aparecido o empeorado durante procedimiento espinal o luego de éste.

De manera interesante, indicó Smith, aunque estudios previos han vinculado la manipulación espinal con desgarres de las arterias carótidas la arteria principal en la cabeza y el cuello su investigación no apoyó esa conexión. Todo el riesgo involucró la arteria vertebral, que recorre la espina dorsal y va al cráneo. Esto tiene sentido, añadió, porque las paredes arteriales se doblan al torcer y girar la cabeza.

Además del dolor de cuello y la manipulación espinal, las infecciones también aumentaron el riesgo de disección, de acuerdo con el estudio. Ciertos virus podrían debilitar los vasos sanguíneos, haciéndolos vulnerables a desgarres, comentó Smith.

El doctor Vadim Beletsky, un experto en derrames de la University of Western Ontario quien ha evaluado los riesgos de manipulación quiropráctica, cree que la práctica "pudiera ser peligrosa y sí, puede causar un derrame devastador o la muerte. Sin embargo, simplemente no podemos prohibir este método de tratamiento ya que algunas personas se benefician del mismo y, no obstante los riesgos de derrames, continuará siendo así durante décadas".

Como medida adecuada, sostuvo, "el consentimiento informado debe ser compulsorio" cuando los pacientes visiten al quiropráctico. "No tenemos derecho a interferir, pero es nuestro deber advertir".

Más información

Para más sobre los derrames, visita la Asociación Nacional de Derrames. Para más sobre la quiropráctica, visita la Asociación Quiropráctica Americana.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ