See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionada muerte por apoplejía con un ingreso más bajo

El trabajo obrero y la jubilación anticipada también se asocian a un aumento en la mortalidad

MIÉRCOLES 29 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- La falta del dinero parece afectar las probabilidades de que una persona sobreviva una apoplejía, según sugiere un nuevo estudio austriaco.

Los ingresos bajos se asociaron con un aumento de entre el 60 y el 70 por ciento de morir por causa de una apoplejía, en comparación con los pacientes de apoplejía en el grupo de los más altos ingresos.

"Nuestro estudio mostró que en un país con un sistema de atención sanitaria equitativo, las diferencias socioeconómicas aún influyen sobre la mortalidad luego de una apoplejía", afirmó la autora del estudio, la Dra. Jasmin Arrich, investigadora de la Universidad Médica de Viena.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 30 de diciembre de Stroke.

En el estudio, Arrich y su equipo recolectaron datos de 2,606 pacientes de apoplejía que fueron ingresados en hospitales de Viena. Esos pacientes también hacían parte del registro de apoplejía que abarca a toda la ciudad entre octubre de 1998 y marzo de 2003. Se hizo un seguimiento promedio de 2.5 años a los pacientes.

Otros estudios han encontrado una relación entre el estatus socioeconómico y la apoplejía, señaló Arrich. "Sin embargo, un aspecto particular del estudio es que evaluamos el estatus socioeconómico individual", añadió.

Arrich aseguró que el estudio no estaba diseñado para determinar la relación entre el ingreso bajo y el riesgo de muerte por apoplejía.

"Pensamos, en gran parte, que el efecto es atribuible a condiciones individuales [tales como la presión sanguínea alta] previas a la apoplejía Pero según nuestros datos, también podría haber un efecto continuado del estatus socioeconómico, aún luego del evento de apoplejía", apuntó Arrich.

Además del ingreso, los investigadores encontraron que la ocupación estaba relacionada con un mayor riesgo de morir de una apoplejía. Los obreros, tanto calificados como no calificados, tuvieron una tasa de muerte significativamente más alta, en comparación con los empleados de oficina.

Los obreros no calificados tuvieron un aumento del 87 por ciento en el riesgo de morir por apoplejía, mientras que los obreros calificados tuvieron un aumento del 61 por ciento en el riesgo de muerte, en comparación con los empleados de oficina.

Otro factor relacionado con la muerte por apoplejía fue la jubilación anticipada, según hallaron los investigadores. Aquellos que se jubilaban anticipadamente tenían un aumento del 75 por ciento en el riesgo de morir por la apoplejía, en comparación con los pacientes de apoplejía que aún trabajaban. Según Arrich, la explicación más probable de esta asociación es que la jubilación precoz se debiera a otros problemas de salud.

Arrich considera que reducir la mortalidad entre los pacientes de apoplejía con menos recursos es un problema social, no médico. "Una solución para el problema sólo puede llevarse a cabo a nivel político, dada la importancia de garantizar acceso gratis al salud de atención sanitaria, así como un sistema de bienestar fuerte, protección de los menos favorecidos y educación sobre la salud", apuntó.

El Dr. David L. Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale declaró que "existen pruebas abundantes y muchas razones por las cuales la pobreza es mala para la salud. Este artículo por Arrich y sus colegas añade a nuestro conocimiento sobre los peligros de las dificultades financieras en cuanto a la enfermedad cerebrovascular".

El estudio genera la pregunta de qué hacer para eliminar esta disparidad, apuntó Katz. "Eliminar la pobreza es deseable, pero, al menos a corto plazo, poco más que una fantasía", señaló.

"¿Habrá alguna manera de atenuar la mortalidad por apoplejía entre las personas de un nivel socioeconómico bajo hasta que o a menos que llegue el momento en que nadie pueda ser clasificado de tal forma?", cuestionó Katz. "Lo que este artículo nos da es el desafío de hacer, e intentar responder, esta pregunta".

Más información

La American Stroke Association puede darle más información sobre la apoplejía.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jasmin Arrich, M.D., researcher, Medical University of Vienna, Vienna General Hospital, Austria; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Dec. 30, 2004, Stroke online
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.