See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionan el exceso y la falta de sueño con riesgo de accidente cerebrovascular

Las mujeres posmenopáusicas que dormían más de nueve horas por noche tenían un aumento de riesgo de hasta 70 por ciento

JUEVES, 17 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Dormir demasiado o muy poco parece aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular, según encuentra un estudio reciente.

Y aunque los investigadores señalaron que sus hallazgos solo pueden aplicarse a las mujeres posmenopáusicas del estudio, otros expertos dijeron que la misma relación entre el sueño y el accidente cerebrovascular parece ser universal.

El estudio de más de 93,000 mujeres encontró que las que dormían regularmente más de nueve horas por noche tenían un aumento de entre 60 y 70 por ciento en el riesgo de accidente cerebrovascular frente a las mujeres que dormían siete horas.

El riesgo de accidente cerebrovascular fue 14 por ciento mayor en las mujeres que regularmente dormían seis horas o menos, frente a las mujeres que dormían siete horas por noche.

El estudio, que será publicado en línea el 18 de julio en la revista Stroke, fue liderado por el Dr. Jiu-Chiuan Chen, profesor asistente de epidemiología de la Facultad de salud pública de la Universidad de Carolina del Norte.

Varios estudios han documentado efectos adversos de la privación de sueño, apuntó Chen, y este informe complementa esas pruebas.

"Algunos estudios han demostrado una relación entre el sueño anormalmente largo y un aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular y presión arterial alta", señaló.

Se han observado hallazgos similares en estudios de otros grupos de personas, apuntó el Dr. Adnan I. Qureshi, profesor de neurología, neurocirugía y radiología de la Facultad de medicina de la Universidad de Minnesota, quien realizó algunos de estos estudios.

"Si se duerme demasiado o muy poco, parece que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular", advirtió Qureshi. "Los factores de riesgo tradicionales como los niveles de colesterol o la presión arterial alta no explican esto".

No está claro por qué el sueño afecta el riesgo de accidente cerebrovascular, pero hay varias explicaciones posibles, dijo. Una es que las personas que informan dormir muchas horas podrían tener un "sueño ineficaz" porque sus periodos de sueño se ven interrumpidos por despertares no notados, a veces debido al trastorno respiratorio llamado apnea del sueño.

"O se podría estar frente a un perfil psicosocial", dijo Qureshi. "La gente deprimida tiende a dormir más".

En cuanto a la falta de sueño, "en modelos experimentales, se ha demostrado que no dormir lo suficiente aumenta el riesgo de muerte", apuntó. "Tanto el sueño como la calidad del mismo son importantes para la supervivencia".

Podría haber algunos factores específicos de las mujeres posmenopáusicas, dijo Sylvia Wassertheil-Smoller, directora de la división de epidemiología del Colegio de medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York.

"Pasan todo tipo de cosas en el sistema hormonal de las mujeres que duermen menos de seis horas", advirtió. "Muchos estudios muestran claramente que es dañino, que se liberan muchas hormonas de estrés".

Y dormir más de lo normal podría relacionarse con la depresión, dijo Wassertheil-Smoller, quien piensa igual que Qureshi.

"La gente deprimida tiende a dormir más", apuntó. "La depresión se relaciona con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular".

Wassertheil-Smoller señaló que simplemente programar el reloj para dormir más no es una solución para el problema. "Si una mujer no duerme lo suficiente, puede tratar reducción del estrés y otros métodos para dormir más", aconsejó. "Si una mujer por lo general duerme más de nueve horas, puede discutirlo con su médico. También debería tomar medidas para reducir los factores de riesgo conocidos para el accidente cerebrovascular, sobre todo la presión arterial alta".

Más información

Para más información sobre la importancia del sueño, visite la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jiu-Chiuan Chen, M.D., Sc.D., assistant professor of epidemiology, University of North Carolina School of Public Health, Chapel Hill; Adnan I. Qureshi, professor of neurology, neurosurgery and radiology, Univerity of Minnesota Medical School, Minneapolis; Sylvia Wassertheil-Smoller, Ph.D., head, division of epidemiology, Albert Einstein College of Medicine, New York City; July 18, 2008, Stroke, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined