Relacionan la aspirina con sangrados microscópicos en el cerebro

Experto señala que el significado no está claro

LUNES, 13 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio holandés encuentra una mayor incidencia de episodios de sangrado minúsculos en los cerebros de las personas que toman aspirina de manera regular.

Los exámenes con imágenes por resonancia magnética (IRM) de 1,062 personas encontraron una incidencia 70 por ciento mayor de "sangrados microscópicos" entre los que tomaban aspirina o carbasalato cálcico, una sustancia química muy relacionada con la aspirina, que entre los que no tomaban tales fármacos anticoagulantes, según un informe que aparece en la edición en línea del 13 de abril de la revista Archives of Neurology, de la autoría de médicos del Centro médico de la Universidad de Erasmus MC, en Róterdam. Se espera que la investigación se publique en la edición impresa de la revista en junio.

No se encontró una mayor incidencia de sangrados microscópicos entre las personas que tomaban fármacos para la prevención de coágulos que actúan de forma distinta, como la heparina, señalaron los investigadores.

Tanto la aspirina como el carbasalato cálcico se toman para reducir el riesgo de problemas cardiovasculares como ataque cardiaco y accidente cerebrovascular. Ambos previenen la formación de coágulos al actuar contra las plaquetas, las células sanguíneas que los forman.

El informe añade información a una historia médica que aún se está contando sobre las causas y efectos de los sangrados microscópicos, afirmó el Dr. Steven M. Greenberg, profesor de neurología de la Facultad de medicina de la Harvard y director del Programa de investigación sobre al accidente cerebrovascular hemorrágico del Hospital General de Massachusetts.

"Encontraron una asociación entre tomar medicamentos antiplaquetarios y sufrir de sangrados microscópicos", apuntó Greenberg. "Eso no demuestra que los medicamentos antiplaquetarios estén causando los sangrados microscópicos. Por lo general, se administran medicamentos antiplaquetarios porque las personas tienen más factores de riesgo cardiovasculares, que están asociados a los sangrados microscópicos. Intentaron ajustar esos factores de riesgo, aunque no prueba que tomar los medicamentos cause los sangrados microscópicos".

Y además, "no está claro en este momento qué significado se puede dar a la observación de estos sangrados microscópicos", señaló Greenberg. Algunos estudios han mostrado una asociación entre los sangrados microscópicos y un mayor riesgo de eventos de sangrado de importancia en el cerebro, pero tales estudios apenas han incluido a un número reducido de personas, añadió.

También hay algunos datos que indican que los sangrados microscópicos se asocian con una reducción en la función cerebral, pero aún no está claro qué papel juegan, "porque tienden a ir de la mano de otros tipos de enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños del cerebro", aclaró Greenberg.

"En este punto, no está claro si los sangrados microscópicos están dañando el cerebro de manera sustancial, pero sabemos que los fármacos antiplaquetarios ayudan a prevenir ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares", apuntó Greenberg.

Lo más que se puede decir es que el estudio "es una pequeña advertencia para que pensemos sobre la terapia farmacológica antiplaquetaria como un riesgo de daño hemorrágico en el cerebro", apuntó.

Por tanto, aún no hay un mensaje para los médicos sobre quién debería recibir o no una receta de fármacos antiplaquetarios como la aspirina, enfatizó Greenberg.

"Es importante no reaccionar de manera exagerada hasta que estemos seguros de qué aporta a la gente la mejor combinación de beneficios sin demasiado riesgo", dijo.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. describe los beneficios y posibles riesgos de la aspirina.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Steven M. Greenberg, professor, neurology, Harvard Medical School, and director, Hemorrhagic Stroke Research Program, Massachusetts General Hospital, Boston; April 14, 2009, Archives of Neurology
Consumer News in Spanish