Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Estudio confirma los beneficios de presión sanguínea baja

La disminución previene problemas cardiovasculares incluso en aquellos con niveles normales

Jueves, 12 (HealthDayNews) -- Reducir tu presión arterial puede producir los beneficios de reducciones significativas en el riesgo de derrames y ataques cardiacos, sin importar la edad o incluso si las lecturas se pueden clasificar como normales.

Esto es lo que señalan investigadores británicos quienes analizaron el vínculo entre la presión sanguínea y la muerte cardiovascular en un millón de adultos. Encontraron que durante la mediana edad cada disminución en la presión sistólica (el número más alto) de 20 milímetros de mercurio, y una declinación de 10 puntos en la presión diastólica (el nivel más bajo) redujeron el riesgo de muerte por derrames, cardiopatía coronaria y otros problemas vasculares en más de 50 por ciento.

De un modo sorprendente, la presión más baja también ayudó a los muy ancianos a evitar las muertes cardiovasculares, aunque no tanto como en los jóvenes. Y los beneficios estaban limitados a personas quienes redujeron su presión de niveles no saludables, de acuerdo con los investigadores, quienes reportaron sus hallazgos en la edición de esta semana de "The Lancet".

"Si la población general pudiera reducir completamente su presión sanguínea en sólo unos pocos milímetros de mercurio, podrías prevenir aproximadamente 10 por ciento de los derrames [fatales] y 7 por ciento" de la cardiopatía coronaria mortal, indicó Sarah Lewington, epidemióloga de Oxford University y coautora del estudio. Las arterias coronarias son la tubería del corazón y son vulnerables a la acumulación de placa que puede privar al órgano de sangre y provocar un ataque cardiaco.

Los medicamentos, el ejercicio y el consumo reducido de sal, para ciertas personas, puede mejorar la presión sanguínea, indicó Lewington.

Se estima que uno de cada cuatro estadounidenses tiene hipertensión aunque una tercera parte no lo sabe, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón. La condición llamada el "asesino silencioso", es la principal causa variable en los Estados Unidos, lo que eleva el riesgo siete veces en comparación con las personas con presión sanguínea normal. La presión sanguínea alta también es una fuente principal de problemas en los riñones, que afecta a 8 millones de personas en este país.

Lewington y sus colegas analizaron 61 estudios previos de presión sanguínea y enfermedades cardiovasculares, que juntos incluían un millón de personas. De los 120,000 quienes murieron durante los casi 13 años de sufrimiento, 56,000 sufrieron derrames fatales, casos de cardiopatía coronaria mortal, la otra mortandad vascular. Otros 66,000 murieron de causas no relacionadas con el corazón o los vasos.

Los investigadores vieron un efecto protector en reducir la presión sanguínea hasta alcanzar aproximadamente 115/75 mmHg, una lectura baja pero bastante común.

Este estudio confirma lo que estudios anteriores han estado diciéndonos durante mucho tiempo, pero de una forma mucho más poderosa, indicó el doctor Donald Lloyd-Jones, un investigador del Estudio Cardiaco Framingham y cardiólogo en el Massachussets General Hospital en Boston. "Siempre es mejor tener presión baja que presión alta en términos de riesgo de enfermedades cardiovasculares; siempre y cuando no baje demasiado".

Qué hacer

Para más información sobre la hipertensión arterial, visita los Institutos Nacionales de Salud o la Asociación Americana del Corazón.

Fuentes: Sarah Lewington, D.Phil., Radcliffe Infirmary, Oxford, Inglaterra; Donald Lloyd-Jones, M.D., asociado de investigación, Estudio Cardiaco Framingham, cardiólogo auxiliar, Massachusetts General Hospital, Boston; 14 de diciembre de 2002, "The Lancet"
Consumer News in Spanish