See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La FIV podría poner a los niños en riesgo de hipertensión

blood pressure cuff

MARTES, 4 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- La fertilización in vitro (FIV) da a las parejas que han tenido dificultades para concebir la oportunidad de tener hijos, pero un nuevo estudio sugiere que esos niños tienen un riesgo más alto de hipertensión.

El estudio, de 54 adolescentes concebidos mediante la técnica de reproducción asistida, encontró que ocho (un 15 por ciento) tenían hipertensión. Esto es en comparación con apenas un caso entre 43 adolescentes que fueron concebidos de forma natural.

Los científicos dijeron que los resultados amplían las evidencias de que los procedimientos de reproducción asistida pueden afectar al desarrollo de los vasos sanguíneos.

Un estudio anterior con los mismos niños encontró que los concebidos mediante los procedimientos eran más propensos a mostrar señales de un "envejecimiento prematuro" de los vasos sanguíneos: sus arterias tendían a ser más rígidas y menos elásticas en respuesta al flujo sanguíneo, apuntaron los investigadores.

Los últimos hallazgos sugieren que esto se puede traducir en casos precoces de hipertensión, dijeron los expertos.

"Pienso que es un estudio realmente importante", aseguró la Dra. Ki Park, una cardióloga intervencionista de University of Florida Health que no participó en la investigación.

"Sin duda es una señal de algunos cambios vasculares a largo plazo en esos niños. Y aparecen pronto", añadió Park.

Dicho esto, nadie quiere ser "alarmista", enfatizó el Dr. Larry Weinrauch, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Weinrauch es autor de un editorial publicado en línea el 3 de septiembre junto con el estudio en la revista Journal of the American College of Cardiology.

"Solo plantea que si su hijo fue concebido a través de una TRA [técnica de reproducción asistida], hay que ser consciente de este mayor riesgo", dijo.

Weinrauch sugirió que los padres hablen con el pediatra respecto a realizar revisiones regulares de la presión arterial.

Park se mostró de acuerdo, y dijo que ese consejo va más allá de la niñez. Una revisión anual de la presión arterial sería buena idea para los adultos jóvenes que fueron concebidos mediante reproducción asistida, planteó.

La TRA se refiere a los tratamientos para la fertilidad en que se manejan tanto el óvulo como el esperma. Entre los procedimientos más comunes se encuentran la FIV y la inyección intracitoplasmática de esperma (IICE).

En Estados Unidos, más o menos un 1.7 por ciento de los bebés que nacen cada año se conciben mediante TRA, según las estadísticas del gobierno.

"Es una tecnología maravillosa que ha producido más de 6 millones de niños hasta el momento", dijo Weinrauch.

Pero, agregó, es importante que los investigadores sigan indagando sobre cualquier aumento en los riesgos de la salud en esos niños a medida que crecen.

¿Por qué la TRA se vincularía con la disfunción de los vasos sanguíneos? Tanto Park como Weinrauch dijeron que las evidencias sugieren que se trata de algo en los procedimientos en sí, en lugar de la salud de los padres, por ejemplo.

En el estudio más reciente, las madres eran relativamente jóvenes y estaban sanas en general. Y ninguno de los niños tuvo complicaciones al nacer (como un parto prematuro o un peso bajo al nacer) que pudieran afectar su salud posterior.

"Parece que los procedimientos de TRA son en realidad el principal culpable", apuntó Park, aunque el estudio no probó que la TRA provocara el aumento en el riesgo de hipertensión.

El investigador principal, el Dr. Emrush Rexhaj, anotó que todos los hermanos de los niños del estudio tenían una función normal de los vasos sanguíneos.

Más allá de eso, la investigación con animales ha mostrado que las TRA podrían afectar al desarrollo de los vasos sanguíneos, según Rexhaj, de la Universidad de Berna, en Suiza.

Los hallazgos se basan en 54 adolecentes suizos que fueron concebidos mediante TRA, y 43 de sus compañeros de clases que fueron concebidos de forma natural. Todos los jóvenes utilizaron monitores portátiles para registrar su presión arterial a lo largo de 24 horas.

En general, los adolescentes en el grupo de TRA tenían una presión arterial que era, en promedio, unos cuantos puntos más alta. Y poco más de un 15 por ciento tuvieron unas lecturas suficientemente altas como para diagnosticar hipertensión.

Se estima que en Estados Unidos un 3.5 por ciento de los adolescentes sufren de hipertensión, según Weinrauch. Entonces, esa cifra del 15 por ciento es sorprendente, añadió.

También dijo que es posible que el estudio subestime el problema. Estos adolescentes nacieron de madres sanas. Los niños cuyas madres son obesas o tienen hipertensión, por ejemplo, podrían muy bien enfrentarse a un riesgo incluso mayor de la afección.

No está claro si las personas concebidas mediante TRA tienen en última instancia unos riesgos de enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular más altos que el promedio. Los procedimientos se realizaron por primera vez en 1978, anotó Weinrauch, de forma que la mayoría de personas concebidas de esta forma siguen siendo demasiado jóvenes como para medir ese riesgo.

Una cosa que está clara, apuntó Rexhaj, es que esos jóvenes (al igual que todo el mundo) deben mantener un estilo de vida saludable.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la hipertensión en niños y adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Emrush Rexhaj, M.D., director, arterial hypertension and altitude medicine, University of Bern, Switzerland; Ki Park, M.D., clinical assistant professor, medicine and interventional cardiologist, University of Florida Health, Gainesville; Larry Weinrauch, M.D., assistant professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Sept. 3, 2018, Journal of the American College of Cardiology, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined