See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Advertencia sobre apnea del sueño y condiciones cardiacas

Aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares

Martes, 30 de julio (HealthDayNews) -- El ronquido causado por la apnea del sueño no es solo una molestia puede aumentar las probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular.

En un nuevo estudio publicado por la "American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine", investigadores encontraron que las personas con apnea del sueño obstructiva tuvieron un riesgo incrementadamente alto de desarrollar enfermedad cardiovascular comparado con personas sin la condición.

Pero la buena noticia es que con tratamiento, el riesgo disminuye.

"La apnea de sueño obstructiva fue asociada con un riesgo cinco veces mayor de desarrollar enfermedad cardiovascular independientemente de la edad, índice de masa corporal, presión arterial y si es fumador", dijo el autor del estudio, doctor Yuksel Peker, neumólogo en el Hospital Universitario Sahlgrenska en Gothenburg, Suecia.

Añadió el doctor David Rapoport, director médico de Clínica de Trastornos del Sueño en la Escuela de Medicina de New York University, "esto evidencia más que si tomas control debido a otros factores de riesgo conocidos, existe un alto riesgo de enfermedades cardiovasculares en personas con apnea del sueño obstructiva".

Casi uno de cada cuatro hombres estadounidenses de mediana edad y 9 por ciento de mujeres padecen apnea del sueño, según el estudio. Las personas con apnea del sueño dejan de respirar con frecuencia mientras duermen. Debido a que su sueño es interrumpido muchas veces, con frecuencia están excesivamente soñolientos durante el día. Algunos factores de riesgo de la apnea del sueño son sobrepeso, ser hombre y tener más de 40, de acuerdo con la Asociación Americana de Apnea del Sueño.

Para este estudio, los investigadores reclutaron 182 hombres de mediana edad para observarlos por un periodo de siete años. Sesenta de los hombres fueron diagnosticados con apnea del sueño obstructiva. Ninguno tuvo otro problema de salud cuando comenzó el estudio.

Luego de siete años, 22 de los 60 hombres con apnea del sueño desarrollaron alguna forma de enfermedad cardiovascular, que incluye alta presión arterial, enfermedad cardiaca y derrame cerebral. Por el contrario, sólo ocho de 122 que no tuvieron apnea del sueño desarrollaron enfermedad cardiovascular al final del estudio.

Peker dijo que sospecha que el riesgo incrementado proviene de los periodos intermitentes de poco abasto de oxígeno, que tensa el cuerpo.

Los investigadores también encontraron que el tratamiento para la apnea del sueño fue una forma eficaz de reducir riesgo cardiovascular. Quince de los participantes del estudio con apnea del sueño fueron considerados tratados "efectivamente". Solo un hombre en el grupo desarrolló enfermedad cardiovascular. Pero, 21 hombres de 37 que fueron tratados "incompletamente" por ejemplo, no siguieron la terapia prescrita por los doctores desarrollaron alguna forma de enfermedad cardiovascular, reportó el estudio.

El tratamiento para la apnea del sueño puede incluir cirugía, dispositivos orales que mantienen las vías abiertas o una máquina que los pacientes utilizan durante el sueño que suple "presión positiva de aire continuo" o lleva el aire a los pulmones.

"Hubo una gran diferencia entre los grupos tratados y los no tratados", dijo el doctor Glenn Gomes, director médico del laboratorio del sueño en la Fundación Clínica Oschsner en Nueva Orleáns, quien dijo que este estudio ilustra la necesidad de personas que sospechan padecen de apnea del sueño para recibir diagnóstico apropiado y luego buscar tratamiento.

Qué hacer

Para conocer más información sobre apnea del sueño, visita la Asociación Americana de Apnea del Sueño, o la Universidad de Stanford.

Fuentes: Yuksel Peker, M.D., Ph.D., internista consultor y pulmonólogo, Hospital de lgrenska UniversityGothenburg, Suecia; David Rapoport, M.D., director médico, Clínica de Trastornos del Sueño y profesor asociado de medicina, Centro Médico de la Universidad de Nueva York; Glenn Gomes, M.D., pulmonólogo y director médico del laboratorio de apnea del sueño, Fundación Clínica Ochsner, Nueva Orleáns; 15 de julio de 2002 "American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined