See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Arritmias cardiacas silentes

Se debe continuar con la terapia anticoagulante

Miércoles, 7 de enero (HealthDayNews) -- Episodios de fibrilación auricular, una condición cardiaca peligrosa encontrada en 2 millones de estadounidenses, son más comunes de lo pensado, en pacientes para quienes las drogas parecieron corregir el problema.

El tratamiento medicado con warfarina, un anticoagulante, se debe continuar en pacientes quienes tienen estos tan llamados episodios "silentes" de fibrilación auricular, concluyó un equipo de investigadores alemanes quienes reportaron sus hallazgos en la edición del 7 de enero de la Journal of the American College of Cardiology.

Los investigadores recomendaron que los doctores continuaran el tratamiento con warfarina (conocido por el nombre comercial Coumadin) aunque los pacientes parezcan estar libre de problemas con el ritmo cardiaco por más de tres meses. La práctica estándar es tratar los episodios de fibrilación auricular con medicamentos correctores de ritmo y con anticoagulantes usualmente la warfarina y detener la terapia cuando un paciente no ha tenido una ocurrencia repetida de la fibrilación auricular durante tres meses.

En la fibrilación auricular, las dos pequeñas cámaras superiores, llamadas aurícula, tiemblan en lugar de latir eficazmente. La sangre no es impulsada completamente de las cámaras y podría acumularse y coagularse, y si un coágulo viaja a una arteria en el cerebro, ocurre un derrame.

En el estudio, los investigadores alemanes estudiaron 110 pacientes con la condición quienes tenían marcapasos implantables que registraban sus ritmos cardiacos constantemente. Los científicos encontraron que 38 por ciento de quienes no reportaron ningún síntoma de fibrilación auricular (que puede incluir un latido cardiaco rápido o irregular sentido por el paciente) tuvieron una recurrencia de fibrilación auricular que duraba más de 48 horas.

La tan llamada fibrilación silente se debe tratar, de acuerdo con los investigadores, si el paciente tiene otro factor de riesgo para derrames, tales como alta presión sanguínea, diabetes o edad avanzada.

La reciente investigación confirma que varios estudios previos también han sugerido, de acuerdo con un experto quien fue coautor de un editorial suplementario al estudio. "Este es uno de varios estudios que sugieren que pacientes que usan drogas anti-arritmicas y quienes sus doctores piensan que están bien tienen episodios 'silentes' de fibrilación auricular", sostuvo el doctor Albert L. Waldo, el profesor de cardiología de Walter H. Pritchard y profesor de medicine en Case Western University en Cleveland.

"Con episodios silentes de fibrilación auricular, el riesgo de derrames regresa", agregó Waldo.

La warfarina no es una droga fácil con la cual permanecer, apuntó, porque interactúa con alimentos y medicamentos como los antibióticos. También es difícil mantener el nivel sanguíneo de warfarina lo suficientemente estable para ser constantemente eficaz, indicó Waldo.

Pero tanto él como otros expertos esperan que la Administración Federal de Drogas y Alimentos apruebe pronto un nuevo medicamento que hará el mismo trabajo de la warfarina pero será más fácil de tomar.

Mientras tanto, aún con sus efectos secundarios, "la warfarina es sumamente eficaz", expresó Waldo. "Impacta el riesgo de derrames". Enfatizó que los doctores deben monitorear de cerca a los pacientes que usen este medicamento.

Waldo ofrece este consejo a los pacientes: "Si tienen historial de fibrilación auricular y están en riesgo de derrames, necesitan tomar un anticoagulante".

Más información

Para conocer más acerca de la fibrilación auricular, pulsa aquí en la Asociación Americana del Corazón. Para preguntas frecuentes sobre la condición, puedes ir a la Fundación Británica del Corazón.

Fuentes: Albert L. Waldo, M.D., profesor, cardiología y medicina, Case Western Reserve University, Cleveland; 7 de enero de 2004, Journal of the American College of Cardiology
Consumer News in Spanish