See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Cómo reparar un corazón

Nuevo estudio intenta demostrar que funciona mejor para reparar los vasos sanguíneos obstruidos del corazón

Miércoles, 27 de marzo (HealthDayNews) -- Nueva investigación indica que hay una manera de mejorar el resultado de la angioplastía, el popular procedimiento utilizado para abrir los vasos sanguíneos obstruidos luego de un ataque al corazón.

Informando hoy en New England Journal of Medicine, los doctores de 76 centros médicos en nueve países ofrecen evidencia de que complementar la angioplastía con una endoprotesis (stent) y un tipo de medicamento de "súper-aspirina" conocido como ReoPro redujo significativamente el riesgo de complicaciones que de otra manera podría inducir a un segundo ataque cardiaco o un derrame.

Pero el estudio conocido como estudio CADILLAC no está libre de controversia. Al menos un prominente experto en el corazón llamó los resultados "giro y promoción" y cuestionó la validez del descubrimiento.

El investigador en jefe Dr. Gregg W. Stone considera que el estudio es sólido, y defiende sus descubrimientos.

"Este proceso (stenting), en comparación con la angioplastía de balón [por sí sola], mejoró marcadamente resultados a corto y a largo plazo en pacientes que pasaron por terapia de intervención mecánica [para un ataque al corazón] ", dijo Stone, un cardiólogo invasivo en el Instituto Vascular y Cardiaco Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

En la angioplastía de balón, un catéter fino que porta un artefacto cerrado similar a un balón se inserta en los vasos sanguíneos bloqueados. Una vez el dispositivo alcanza el bloqueo, el balón se infla, ejerciendo presión contra las paredes de los vasos sanguíneos y abriendo el espacio que se ha hecho estrecho. El balón entonces se remueve.

Mientras que el procedimiento funciona bien, a veces las complicaciones pueden ocurrir, incluyendo que una vena recién abierta se vuelva a cerrar, aumentando el riesgo de una segundo ataque al corazón o un derrame.

Para reducir tales riesgos, los doctores desarrollaron stenting, la colocación permanentemente de un cable en forma de conjuntos de fibra en la arteria luego de la angioplastía, para actuar como una especie de "barra de apoyo", manteniendo el vaso abierto, pero también tiene sus problemas.

"Aunque stenting ha demostrado claramente que reduce la reestenosis [la arteria se vuelve a cerrar], existe un problema con que el stenting incrementa la embolización [coágulos sanguíneos] . . . con una tendencia a incrementar la mortalidad", expuso Stone.

Lo que muestra el nuevo estudio, indicó Stone, es que al añadir el medicamento ReoPro, que reduce la cualidad "pegajosa" del coágulo, y un nuevo diseño más flexible de endoprótesis, hay una reducción significativa en las complicaciones relacionadas con el stenting. Los resultados son tan dramáticos que el stenting debe ser casi siempre el tratamiento de selección que sigue a un ataque al corazón, indicó.

Pero los que critican el estudio no están de acuerdo, incluyendo el Dr. P.K. Shah, director de cardiología en Cedars Sinai Medical Center en Los Angeles.

"Cuando tomas en cuenta las tres más importantes variables de los resultados del estudio un [segundo] ataque cardiaco, muerte o derrame no existen diferencias en las estrategias", argumentó Shah, refiriéndose a los resultados del estudio.

Cuando se habla de prevenir un segundo ataque cardiaco, la muerte o los derrames, el estudio demostró que el stenting no era más eficaz que la angioplastía sola. Y cuando ReoPro se utilizó en el stenting, los pacientes en el estudio verdaderamente se desempeñaron peor que con el stenting solo, en términos de riesgo de muerte, un segundo ataque al corazón o un derrame, expuso Shah.

Además, Shah considera que la "población" fue demasiado selectiva; los participantes se eligieron porque se encontraban extremadamente en "bajo riesgo", lo que también desvió los resultados, manifestó.

El estudio involucró a 2,082 pacientes de ataque al corazón asignados al azar para recibir uno de los siguientes cuatro procedimientos: la angioplastía sola (512 pacientes); la angioplastía junto con ReoPro (528); la angioplastía junto con stenting (512 pacientes); y la angioplastía, junto con stenting y ReoPro (524 pacientes).

Los resultados de los procedimientos se determinaron utilizando los siguientes criterios: la muerte; un segundo ataque al corazón; derrames; o "revascularizaicón arterial dirigida conducida por isquemia" volver a cerrar la arteria recién abierta.

Cuando estos cuatro posibles resultados se totalizaron juntos, el porcentaje de los pacientes quienes los experimentaron se catalogaron de la siguiente manera: pacientes que pasaron por la angioplastía sola, 20 por ciento; pacientes que recibieron angioplastía junto con ReoPro, 16.5 por ciento, stenting solo, 11.5 por ciento; y stenting junto con ReoPro, 10.2 por ciento.

Basado en los resultados de estudio, indicó Stone, "Stenting se debe considerar el nuevo método dorado para pacientes con infarto miocardio agudo [un ataque al corazón] ".

Aunque Shah dijo que los investigadores del estudio están entre los mejores en su campo, no concuerda con la conclusión.

"Considero que los autores han capitalizado en el hecho de que las vascularización arterial dirigida (volver a cerrar la arteria) es normalmente mayor que la angioplastía que en el stenting. [Además] creo que están utilizando esto para lograr un giro en los resultados", haciendo lucir los hallazgos del estudio mucho mejores de lo que en realidad eran, expuso Shah.

Cuando se considera los tres resultados más importantes muerte, un segundo ataque al corazón, o derrames el estudio demostró que el stenting, sólo o con ReoPro, no probó ser más eficaz que la angioplastía, indicó Shah.

Lo que es más, recalcó, desde el número de pacientes quienes experimentaron problemas con arterias que se cierran luego de la angioplastía sola es relativamente pequeño, además cuestionó la necesidad de someter todos los pacientes de ataques cardiacos al stenting.

"Uno podría usar un método de stenting selectivo sólo para quienes lo necesitan", dijo Shah.

Pero Stone se mantiene firme en cuanto a los resultados de su estudio: "Siempre y cuando la arteria se encuentre en la configuración adecuada para aceptar la endoprótesis, entonces sería correcto practicar el procedimiento", indicó.

Qué hacer: Para saber más acerca de la angioplastía de balón, visita este sitio de la Clínica Mayo. O lee las noticias más recientes de la angioplastía en la Biblioteca Nacional de Medicina. Para leer más acerca del stenting, echa un vistazo a The Heart Site.

FUENTES: Entrevistas con Gregg W. Stone, M.D., autor del estudio, cardiólogo invasivo, Instituto Vascular y Cardiaco Lenox Hill, ciudad de Nueva York; P.K. Shah, M.D.,director, división de cardiología, Cedar Sinai Medical Center, y profesor de medicina, Escuela de Medicina; 28 de marzo de 2002, New England Journal of Medicine.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined