See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Combate las condiciones cardiacas

Paso ligero, pero cómodo, ayuda a la salud cardiovascular

Martes, 11 de noviembre (HealthDayNews) --- Hacer una caminata ligera, pero cómoda, es una buena forma de fortalecer el corazón.

Este es el reclamo de un nuevo estudio de la Universidad de Massachuesetts presentado el 11 de noviembre en la conferencia anual de la Asociación Americana del Corazón en Orlando, Florida.

"Un gran segmento de la población todavía cree que el ejercicio debe ser vigoroso, exigente o involucrar actividades más complicada que caminar para aumentar adecuadamente la frecuencia cardiaca de una persona. Esta percepción de 'sin dolor no hay ganancia' (no pain, no gain) puede desmotivar a las personas de comenzar a ejercitarse", dijo en una declaración el investigador del estudio Kyle McInnis, un profesor de la Universidad de Massachusetts.

McInnis y sus colegas estudiaron 72 mujeres obesas y 12 hombres obesos, con una edad promedio de 41, quienes buscaron consejo profesional sobre el nivel seguro de los ejercicios.

"Estas eran personas de mediana edad como muchas otras. Estaban entre 30 y 100 libras (14 y 45 kg) en sobrepeso, con una resistencia aeróbica por debajo del promedio, y habían estado pensando acerca de comenzar a ejercitarse y perder peso", señalo McInnis.

En la primera visita, se había medido el uso de oxígeno y la frecuencia cardiaca de los voluntarios del estudio mientras caminaban en la trotadora con una inclinación que aumentaba gradualmente hasta que se fatigaban. En otra visita, se instruyó a los voluntarios a mantener un paso acelerado pero cómodo mientras caminaban en la trotadora.

Loss participantes completaron la caminata en un promedio de 18. minutos con una velocidad promedio de 3.2 millas por hora. Durante está caminada a ritmo propio, todos los voluntarios lograron los niveles recomendados de la intensidad de ejercicio, basados en sus medidas cardiacas previas.

La AHA recomienda que las personas lleven a cabo ejercicios de moderados a vigorosos que aumenten la frecuencia cardiaca en más de 55 por ciento de su máximo.

"La comparación con las pruebas de la trotadora demostró que cuando los participantes seleccionaban por sí mismos una velocidad que era cómoda pero acelerada, sus niveles de frecuencia cardiaca y extenuación estaban en un margen de seguridad, pero eran lo suficientemente altos para mejorar su condición cardiovascular", indicó McInnis.

"Puedes desarrollar tu frecuencia cardiaca al nivel que tu doctor recomendaría, y no tienes que trotar ni correr para hacerlo", añadió.

Más información

Aquí puedes conocer más acerca del ejercicio y el corazón.

Fuente: Asociación Americana del Corazón, comunicado noticioso, 11 de noviembre de 2003
Consumer News in Spanish