El ejercicio es tan bueno como la angioplastia para pacientes cardiacos

Mejores resultados con la mitad de los costos

Lunes, 8 de marzo (HealthDayNews) -- Veinte minutos al día en una bicicleta de ejercicio es mejor y más barato que la angioplastia para disminuir el dolor de pecho crónico, que se conoce como angina, en personas con arterias cardiacas estrechadas si tienen la disciplina de elegir esa alternativa, según un estudio alemán.

Cardiólogos en la Universidad de Leipzig ofrecieron a hombres de 70 años o más con coronariopatía estable una alternativa entre los cambios del estilo de vida, incluyendo el programa de ejercicios diarios, o angioplastia, en la cual un tubo flexible llamado stent se implanta para mantener el flujo sanguíneo.

"Si preguntas a dichos pacientes, aproximadamente 30 por ciento está dispuesto a hacer cambios completos en el estilo de vida", expresó el doctor Rainer Hambrecht, profesor de medicina en Leipzig y autor del grupo que reporta el hallazgo en la edición del 9 de marzo de Circulation.

Hambrecht y sus colegas recibieron 101 hombres quienes aceptaron la oferta. Todos tenían al menos un 75 por ciento de estrechamiento de una arteria.

Para probar la eficacia de los dos métodos, 51 por ciento de los hombres tenían stents implantados, y los otros 50 comenzaron un programa de ejercicios, en el que pasaban 20 minutos al día en una bicicleta de ejercicio. Los dos grupos se compararon para factores de riesgo destacados incluyendo colesterol en la sangre, presión sanguínea, historial de fumar y diabetes.

Al finalizar el año, 88 por ciento de los hombres quienes completaron el programa de ejercicios no tuvieron ataques cardiacos u otros efectos adversos, aunque el índice de supervivencia libre de eventos para los hombres con el stent fue 70 por ciento.

Y el programa de ejercicio ahorró dinero. El dolor de pecho en los participantes se clasificó en una escala de tercera clase. El costo médico de una mejoría de primera clase para hombres con stent promedió $6,956, en comparación con $3,429 para aquellos quienes se ejercitaban.

Los beneficios han persistido mucho tiempo desde la terminación oficial del estudio, indicó Hambrecht. "Durante dos años, y ahora cinco años, ha habido un índice muy alto de cumplimiento, y el porcentaje del evento sigue siendo significativamente diferente", expuso.

Como resultado, la opción de ejercicios se está ofreciendo a todos los pacientes quienes satisfacen los criterios del estudio en Leipzig, y el programa se ha expandido a cinco centros en Alemania y otros centros Europeos, con expansión adicional planificada, indicó Hambrecht.

Es un programa que "tiene excelente sentido biológico" para la clase de pacientes enlistados en el programa de Leipzig, aquellos con arterias coronarias estrechadas sin síntomas mayores a parte de la angina, argumentó el doctor Richard A. Stein, jefe de medicina en la división Singer en el Beth Israel Medical Center en Nueva York y portavoz para la Asociación Americana del Corazón.

"Para las personas con un síndrome inestable, la angioplastia es beneficiosa", expuso Stein. "Pero no reduce la incidencia de ataques cardiacos; los cambia de fatal a no fatal".

Un ataque cardiaco ocurre cuando una placa grasosa en una arteria se rompe, explicó Stein, e invadir la arteria colocando un stent, aunque en general es beneficioso, puede conducir a la ruptura de una placa.

Varios programas que utilizan tácticas no invasivas que combinan ejercicio con drogas reductoras de colesterol, por ejemplo ha tenido buenos resultados en pacientes con angina inestable, sostuvo Stein.

"Pero el desafío principal es el cumplimiento", afirmó. "Generalmente, a los seis meses de comenzar el programa, la mitad de los pacientes ya no están contigo. Para el año, se reduce a un tercio".

El método de Leipzig de pedir a los pacientes que se ofrezcan voluntariamente condujo a mejores cifras, sostuvo Stein, ya que "mientras más uno evalúe a las personas para un nivel inicial de entusiasmo, mayor se puede predecir el cumplimiento".

Pero para demasiadas personas, dijo, la bicicleta de ejercicio "termina siendo algo bueno para colgar la ropa".

Más información

Los beneficios cardiacos del ejercicio y la forma de obtenerlos se explica en la Asociación Americana del Corazón.

Fuente: Rainer Hambrecht, M.D., profesor, medicina, Universidad de Leipzig, Alemania; Richard A. Stein, M.D., jefe, medicina, división Singer en el Beth Israel Medical Center, Nueva York; 9 de marzo de 2004, Circulation
Consumer News in Spanish