La obesidad adulta podría provenir de la infancia

Los bebés con sobrepeso podrían tener un riesgo de problemas de peso durante toda la vida, sugiere un estudio

VIERNES 14 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los bebés de gran tamaño que crecen rápidamente durante los dos primeros años de vida están en riesgo de ser obesos en la niñez y la adultez, según informan investigadores británicos.

En un momento en que la obesidad alcanza proporciones epidémicas en los Estados Unidos (el 30 por ciento de los adultos son obesos, y el 65 por ciento son obesos o tienen sobrepeso), los investigadores buscan las claves para prevenirla. Los investigadores apuntan que tal vez estos esfuerzos deban comenzar en la niñez.

"Los niveles de obesidad están en aumento en la población, y detener la creciente prevalencia de la obesidad es una prioridad de salud pública", afirmó la autora principal del estudio, la Dra. Janis Baird, becaria de investigación en el Centro de Recursos de Epidemiología MRC de la Universidad de Southhampton.

"No está claro qué tan temprano puede comenzar la prevención", añadió.

Para determinar si la obesidad podría comenzar en la infancia, Baird y sus colegas evaluaron 24 estudios que encontraron una relación entre el tamaño de los bebés y el crecimiento durante los dos primeros años de vida y la obesidad más adelante en la vida.

Encontraron que los bebés más pesados y los que aumentaban de peso rápidamente durante el primer y segundo año de vida se enfrentaban a un riesgo nueve veces mayor de obesidad en la niñez, adolescencia y adultez.

"Estos hallazgos sugieren que factores en el crecimiento infantil probablemente influencia el riesgo de obesidad posterior", apuntó Baird. "Hay muchos factores que influencian el crecimiento de los bebés. Lo que necesitamos ahora es más estudios detallados para ver cómo crecen los bebés y cuáles son los pronosticadores de su crecimiento".

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea del 14 de octubre del British Medical Journal.

Un experto cree que es el ambiente, más que la naturaleza, el responsable del aumento en la obesidad entre los niños.

"Si las personas se toman esto demasiado en serio, tal vez comiencen a restringir las calorías de sus bebés, lo que es malo", afirmó el Dr. Dennis Woo, presidente del departamento de pediatría en el Centro Médico Santa Monica-UCLA, en California.

Según Woo, los niños regulan su propia ingesta calórica.

"Muchos niños comen lo que desean, y hacen un trabajo bastante bueno de regular el equilibrio entre su peso y su estatura. Hay algunos niños que crecen rápidamente durante el primer año, pero entonces pasan por una fase en que se vuelven caprichosos con la comida", añadió Woo, quien es también profesor clínico asistente de pediatría en la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, Los Ángeles.

Woo aconseja a los padres dejar que los niños coman lo que deseen y que no los obliguen a comer cuando están siendo caprichosos con la comida. "Estamos luchando contra la creencia cultural de que los bebés gordos son bebés sanos", apuntó Woo. "Entonces, a la gente le gusta engordar a sus bebés".

Muchos padres también creen que los bebés gordos no tienen problemas porque rebajan cuando se hacen mayores, explicó Woo. "Eso no sucede siempre. Las personas usan ese raciocinio para alimentar realmente a sus bebés en exceso".

"No hay ningún problema con que un bebé sea gordo si está regulando su propia ingesta", apuntó Woo. "Llegará un momento en que no estará creciendo, y disminuirá su ingesta. La mayoría de las veces, son los bebés grandes los que entonces adelgazan".

Woo cree que los hábitos alimentarios sanos comienzan en la infancia.

"Hay que enseñarle a todos los niños hábitos alimentarios sanos desde el principio", aconsejó. "Necesitamos conformar la manera en que las personas perciben la alimentación. Debido a que los bebés no tienen las pistas psicológicas que los adultos poseen, responden a sus necesidades biológicas. En realidad, podríamos aprender de los bebés sobre cómo comer".

Más información

Los National Institutes of Health pueden darle más información sobre la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Janis Baird, M.D., Ph.D., research fellow, MRC Epidemiology Resource Centre, University of Southampton, England; Dennis Woo, M.D., chairman, pediatrics department, Santa Monica-UCLA Medical Center, Santa Monica, Calif., and assistant clinical professor, pediatrics, David Geffen School of Medicine, UCLA, Los Angeles; Oct. 14, 2005, British Medical Journal online
Consumer News in Spanish