Los protectores para cuna son demasiado arriesgados para los bebés

Durante los últimos veinte años, han muerto 27 niños por ahogamiento o estrangulamiento

LUNES 22 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- El riesgo de muerte accidental o muerte relacionado con los protectores para cuna superan sus beneficios, según investigadores psiquiátricos de la escuela de medicina de la Universidad de Washington en San Luís.

Mucha gente usa esos protectores en las cunas para proteger a los bebés de las lesiones. Pero los investigadores revisaron datos de 1985 a 2005 de la U.S. Consumer Product Safety Commission y hallaron 27 muertes accidentes de niños entre un mes y dos años de edad, atribuidas a asfixia o estrangulamiento por protectores para cunas o sus cordones. Los investigadores también hallaron 25 lesiones no fatales relacionadas con los protectores.

Las investigaciones formales revelaron que once bebés probablemente se hayan asfixiado cuando su cara estaba recostada contra el protector, trece porque quedaron encajados entre el protector y otro objeto, y tres por asfixia con el cordón.

El estudio fue publicado en la edición de septiembre de la Journal of Pediatrics.

"Muchos bebés no tienen el desarrollo motor necesario para zafarse cuando quedan atrapados entre el protector y otra superficie", aseguró en una declaración preparada el Dr. Bradley Thach, profesor de pediatría y médico de planta del Hospital infantil de San Luís.

"Es probable que se asfixien porque están volviendo a inhalar aire exhalado o porque su boca y su nariz están comprimidos", especuló Thach, que investiga sobre la apnea de los bebés y el síndrome de muerte súbita del lactante.

Los protectores, tanto los suaves como los firmes, son peligrosos.

"Si son muy suaves, la boca o la nariz del bebé pueden resultar presionadas contra ellos y el bebé se ahoga. Si son demasiado firmes, el bebé puede escalarlos y caer de la cuna", aseguró Thach.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre la seguridad en las cunas.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Washington University School of Medicine in St. Louis, news release, October 2007
Consumer News in Spanish