See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio muestra que los biberones liberan microplásticos

feeding infant

LUNES, 19 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- Los nuevos padres que le están preparando un biberón a su bebé deberían saber que su bebé podría ingerir microplásticos indeseados junto con la nutritiva fórmula, advierte un estudio reciente.

Durante la preparación de la fórmula, los biberones liberan unos niveles altos de partículas de microplástico, descubrieron los investigadores durante unas pruebas de laboratorio.

Es probable que los bebés se expongan una dosis diaria de casi 1.6 millones de partículas de microplástico a través de la fórmula para bebés que beben en biberones de plástico calentados, estimaron los investigadores en la edición del 19 de octubre de la revista Nature.

Pero no está claro si esas partículas representan un riesgo para la salud, ya sea inmediato o a largo plazo.

"Todavía no se sabe cómo los microplásticos afectarían a la salud del bebé. Todavía no hay datos disponibles", señaló el investigador del estudio, Liwen Xiao, profesor asistente de ingeniería civil, estructural y ambiental del Colegio de la Trinidad de Dublín, en Irlanda.

Los plásticos liberan partículas a medida que se desgastan. Hay evidencias crecientes de que los humanos consumen con regularidad unas grandes cantidades de partículas de microplástico y nanoplástico, ya sea a través de la cadena alimenticia o de la liberación directa de las partículas de plástico de los materiales de envasado o almacenamiento de la comida, observaron los investigadores en las notas de respaldo.

Las partículas de microplástico miden 5 milímetros o menos, y no son más grandes que una semilla de sésamo. Las partículas de nanoplástico son incluso más minúsculas, con un diámetro de 1 micrón (un pelo humano tiene un diámetro de unos 50 micrones).

A principios de año, un estudio encontró partículas microscópicas de plástico en todos los órganos de filtrado importantes del cuerpo humano. El plástico había contaminado a las muestras de tejido extraídas de los pulmones, el hígado, el bazo y los riñones de cadáveres humanos donados, según los hallazgos, que se presentaron en la reunión anual de la Sociedad Americana de Química (American Chemical Society).

Este equipo de investigación evaluó a 10 biberones que representan a casi 7 de cada 10 biberones que se usan en todo el mundo para alimentar a los bebés, y encontró que el calor se vinculaba estrechamente con la liberación de las partículas.

Los biberones hechos de plástico de polipropileno liberaban hasta 16.2 millones de partículas de microplástico por litro de líquido cuando se esterilizaban y entonces se exponían a agua tibia a 158 grados Fahrenheit (70 grados centígrados), reportaron los investigadores.

Un agua más caliente a 203 grados F (95 grados C) provocaba una liberación incluso mayor de partículas de microplásticos, de hasta 55 millones de partículas por litro.

"El número de partículas de microplástico detectadas parece muy alto", comentó Philipp Schwabl, investigador de la Universidad de Médica de Viena y autor de un editorial que se publicó junto con el nuevo estudio. "Pero todavía no sabemos el impacto de ingerir esos niveles de microplástico en los bebés, o en la salud humana en general".

Mientras más caliente está el líquido dentro del biberón, más microplásticos se liberan, concluyeron los investigadores.

"Lo último que queremos es alarmar a los padres sin necesidad, sobre todo cuando no tenemos suficiente información sobre las consecuencias potenciales de los microplásticos en la salud del bebé", comentó en un comunicado de prensa del Colegio de la Trinidad de Dublín el coinvestigador, John Boland, profesor de química del colegio.

"Pero solicitamos a los legisladores que reevalúen las directrices actuales de la preparación de la fórmula cuando se usen biberones de plástico", continuó Boland. "Algo esencial es que encontramos que es posible mitigar el riesgo de ingerir microplásticos al cambiar las prácticas de esterilización y preparación de la fórmula".

Los investigadores aseguraron que los padres pueden reducir la cantidad de partículas de plástico de la fórmula de sus bebés al seguir estas recomendaciones:

  • Permita que el biberón se enfríe tras las esterilización, y enjuáguelo al menos tres veces antes del uso.
  • Prepare la fórmula infantil en un recipiente que no sea de plástico, y entonces transfiérala al biberón después de que se haya enfriado hasta la temperatura ambiente.
  • No agite la fórmula en el biberón en ningún momento.
  • No recaliente la fórmula preparada en envases de plástico.

"Este estudio provee datos esenciales para unas investigaciones subsiguientes que determinen si estas partículas de microplásticos provocan efectos tóxicos o si funcionan como la fibra dietética", planteó Schwabl. "De momento, todavía no existen umbrales de seguridad ni toxicidad para el microplástico".

Mientras tanto, Schwabl añadió que recomendaría a todo el mundo que "evite calentar la comida en los recipientes plásticos siempre que sea posible".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre cómo preparar la fórmula infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo
FUENTES: Liwen Xiao, Ph.D., assistant professor, civil, structural and environmental engineering, Trinity College Dublin, Ireland; Philipp Schwabl, Ph.D., researcher, Medical University of Vienna; Nature, Oct. 19, 2020; Trinity College Dublin, news release, Oct. 19, 2020
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.