La 'prueba de Oreo' y otras formas de ayudar a la salud oral de los niños

dental teeth child
Adobe Stock

MARTES, 1 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- ¿Le preocupa que su hijo no se esté cepillando los dientes de forma adecuada? Quizá deba probar la prueba de la galleta Oreo.

"Si el niño se come una Oreo y se cepilla los dientes, y el padre todavía puede ver Oreo, deben supervisarlo y ayudarlo a cepillarse", señaló Elise Sarvas, profesora clínica asociada de odontología pediátrica de la Universidad de Minnesota.

Sarvas ofrece la prueba de Oreo y otras ideas para una buena salud oral como parte del Mes nacional de salud dental de los niños, en febrero.

"La boca es una parte integral del cuerpo", dijo Sarvas. "En los niños, tener una buena salud oral forma la base para muchos hitos importantes: obtener una nutrición adecuada para desarrollar unos cuerpos sanos, tener dientes para aprender a pronunciar las sílabas de forma correcta, tener espacio para el desarrollo de la mandíbula, y establecer la autoestima en un periodo crítico del autodesarrollo".

Para mantener una boca sana, los padres deben asegurarse de que los niños elijan unos refrigerios sanos, que reciban el fluoruro adecuado y que beban mucha agua, aconsejó Sarvas.

El agua no solo hidrata a los niños, sino que fortalece a sus dientes y ofrece una opción más saludable que el jugo o los refrescos, aseguró Sarvas.

"La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que los niños no deben beber más de 4 onzas (118 mililitros) de jugo al día, y la cajita de jugo promedio tiene 6 onzas (177 mililitros)", lamentó Sarvas, y añadió que entre unas buenas opciones de refrigerios se encuentran "las frutas y las verduras frescas, los fiambres y los quesos".

Cuando se trata de limpiar los dientes, los padres no deben subestimar lo difícil que cepillarse los dientes puede ser para los niños que todavía están desarrollando las habilidades motoras, apuntó Sarvas.

"Antes decía que los niños necesitan supervisión hasta que puedan escribir su nombre en cursiva, pero ahora que a los niños ya no les enseñan eso, digo que es hasta que puedan amarrarse los zapatos por su cuenta, lo que demuestra un buen control motor", comentó Sarvas. "Todos esperamos con ansiedad la independencia que crecer conlleva: es magnífico que los niños se comiencen a cepillar solos, pero el padre siempre debe revisar cualquier lugar que se saltaran".

Sarvas afirma que el mejor cepillo dental para un niño es uno que en realidad utilicen, pero añadió que unas cerdas más suaves son mejores para la salud oral.

"Las cerdas suaves se amoldan con mayor facilidad a los muchos canales de los dientes, y evitan que las encías se desgasten", dijo Sarvas.

La sensación de un cepillo eléctrico no les gusta a todos los niños, de forma que Sarvas solo lo recomendaría si el padre está seguro de que el niño lo tolerará.

"Lo más importante es cepillar los dientes de su hijo dos veces al día con una pasta que contenga fluoruro. Ahora hay muchos sabores en el mercado, así que encuentre el que más le guste a su hijo", añadió Sarvas.

Por último, los padres deben llevar a sus hijos a su primera visita al consultorio del dentista después de lo que Sarvas denomina la "edad dental de uno" de los niños, ya sea su primer diente o su primer cumpleaños.

"Esto nos da bastante tiempo para aconsejar a la familia, evaluar el crecimiento y el desarrollo, y ofrecer una educación general", aseguró Sarvas. "También se debe establecer un hogar dental para los niños, así, si hay problemas más adelante, las familias saben a dónde acudir fuera del departamento de emergencias, que no siempre puede ayudar, y que puede resultar muy caro".

Más información

La Asociación Dental Americana (American Dental Association) ofrece más consejos para la salud oral de los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Elise Sarvas, DDS, MSD, MPH, clinical associate professor of pediatric dentistry, University of Minnesota

Consumer News in Spanish