See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La sangre del cordón umbilical podría tratar la leucemia

Es una opción viable para los pacientes que esperan un transplante

MIÉRCOLES 24 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Dos estudios han encontrado que los cordones umbilicales de los bebés recién nacidos ofrecen una fuente alternativa, aunque de último recurso, de células madres para los pacientes adultos de leucemia que necesitan transplantes.

Esto podría representar otra alternativa de tratamiento para las personas a las que se les están acabando las opciones rápidamente, según los expertos.

"Es una confirmación de algo que ya sabíamos anecdóticamente", afirmó el Dr. Marshall Lichtman, vicepresidente ejecutivo de investigación y programas médicos de la Leukemia and Lymphoma Society, la cual contribuyó a financiar el estudio. "Estos son dos estudios que son más formales y que tienen una mayor muestra de pacientes. Muestran que, con una selección cuidadosa, la sangre del cordón puede ser útil en adultos".

"Hemos llevado a cabo transplantes de médula ósea sin relación durante décadas, pero el problema ha sido la disponibilidad de donantes", afirmó la Dra. Mary J. Laughlin, principal autora de uno de los estudios y profesora asociada de medicina en la Case Western Reserve University School of Medicine de Cleveland, Ohio "Esto podría aumentar la cantidad de donantes disponibles. Tenemos que trabajar más en la tecnología, pero esto afectará la práctica aún hoy en día".

Ambos estudios aparecen en la edición del 25 de noviembre del New England Journal of Medicine.

La sangre del cordón umbilical, la que proviene de la placenta y el cordón umbilical, contiene células madre que pueden ser usadas para repoblar la médula ósea en ciertas enfermedades como la leucemia. Las células madre permiten a los pacientes producir células sanguíneas saludables.

La sangre del cordón tiene la ventaja de no ser controversial y la correspondencia no tiene que ser tan cercana como con la médula ósea. También está disponible rápidamente a través de bancos de sangre de cordón.

"Cuando tratamos de realizar un transplante de médula ósea con un donante que no está relacionado, si todo sale bien se tarda dos meses", apuntó Laughlin. "La leucemia aguda no espera tanto. Con la sangre del cordón, se toma entre 10 y 14 días".

El problema es que la sangre del cordón frecuentemente no proporciona suficientes células para tratar a los adultos exitosamente, a menos que sean de un tamaño corporal pequeño.

"La sangre del cordón tienen el potencial de ser una fuente adicional muy importante para los pacientes que necesitan desesperadamente un transplante de células madres hematopoyéticas. Pero, hasta ahora, la mayoría de muestras de sangre de cordón no tiene una cifra suficientemente alta de células madres para transplantar a adultos de tamaño normal", explicó Lichtman.

En los niños con leucemia, los transplantes de sangre de cordón y de médula ósea han mostrado tener resultados similares a largo plazo. Hasta ahora, no ha habido comparaciones a gran escala entre adultos.

El primer estudio comparó los datos de tratamiento de más de 500 adultos con leucemia. El primer grupo de pacientes se sometió a transplantes de células madre provenientes de sangre de cordón. Fueron comparados con dos grupos más, el de individuos que habían sido sometidos a transplante de médula ósea de donantes no relacionados con correspondencia completa y el de los pacientes que se habían sometido a transplante de médula ósea de donantes que no eran parientes con correspondencia parcial.

El mayor porcentaje de tasas de supervivencia (33 por ciento) se vio en los pacientes que recibieron transplantes de médula ósea de donantes correspondientes que no eran parientes. Los otros dos grupos tuvieron tasas de supervivencia del 22 por ciento.

El segundo estudio comparó a 584 adultos con leucemia aguda que recibieron médula ósea con 98 adultos que recibieron sangre del cordón, en ambos casos de donantes que no eran parientes.

Una vez más, se encontró que la sangre de cordón era una alternativa de células madre para personas que carecían de un donante correspondiente de médula ósea.

Como señaló un editorial acompañante, sin embargo, los receptores de la sangre del cordón de ambos estudios eran más jóvenes, pesaban menos y era más probable que tuvieran leucemia avanzada. En el segundo estudio, los receptores de sangre del cordón presentaron menos "engraftment" (injertos funcionales). En el primer estudio, la recuperación entre los receptores de sangre del cordón y los de médula ósea sin correspondencia fue generalmente más lenta, mientras que la tasa de recaída fue similar en los tres grupos.

"Claramente, la sangre de cordón es una opción si el adulto es pequeño y si la cuenta de células nucleadas en la muestra de sangre de cordón tiene una probabilidad razonable de producir un transplante exitoso", apuntó Lichtman.

Según Laughlin, hasta 16,000 de los pacientes de leucemia que se diagnostican cada año requieren un transplante de médula ósea pero no pueden encontrar un donante correspondiente. Es este grupo el que podría beneficiarse potencialmente de los transplantes de sangre de cordón, apuntó.

Más información

Visite el National Marrow Donor Program para más información sobre el transplante de sangre del cordón umbilical.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mary J. Laughlin, M.D., associate professor of medicine, Case Western Reserve University School of Medicine, Cleveland, Ohio; Marshall Lichtman, M.D., executive vice president for research and medical programs, Leukemia & Lymphoma Society; November 25, 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined