See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los síntomas y una prueba de sangre incrementan la detección del cáncer de ovario

Según los investigadores, la combinación descubrió el 80 por ciento de los tumores en etapa inicial

LUNES, 23 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores estadounidenses incrementaron el nivel de detección de cáncer de ovario en las primeras etapas en 20 por ciento por medio del uso de una prueba de sangre para detectar un marcador tumoral igual de bien que el informe de una mujer sobre la nueva aparición de síntomas.

Usar cualquiera de las dos pruebas por sí sola solo permitió descubrir cerca del 60 por ciento de los cánceres de ovario de etapa inicial en un grupo de alto riesgo de mujeres, mientras que las dos técnicas en conjunto hallaron un 80 por ciento de tumores en etapa inicial, según un hallazgo publicado el lunes en la versión en línea de la revista Cancer.

"Parecen actuar de manera complementaria y parecen ser capaces de identificar a las mujeres que no se beneficiarían solo con una muestra de sangre y al contrario, no serían identificadas solo por los síntomas", aseguró M. Robyn Andersen, autora líder del estudio y miembro asociado de la división de ciencias de la salud pública del Centro de investigación oncológica Fred Hutchinson de Seattle.

Según la American Cancer Society (ACS), se le diagnostica cáncer de ovario a más 21,000 mujeres cada año, y más de 15,000 mueren a causa de la enfermedad. Actualmente, apenas cerca del 20 por ciento de los cánceres de ovario se detectan en sus etapas más iniciales, cuando son potencialmente curables, según Andersen.

En 2006, la Dra. Barbara Goff, colega de Andersen, directora de oncología ginecológica de la facultad de medicina de la Universidad de Washington, publicó la herramienta de indexación de evaluación de síntomas de cáncer de ovario, en un esfuerzo por ayudar a las mujeres y a los médicos a aclarar qué mujeres podrían estar en mayor riesgo de este tipo de cáncer.

Entre los síntomas importantes se encuentran hinchazón, dolor pélvico o abdominal, aumento del tamaño del abdomen, dificultad para comer o una rápida sensación de llenura. Estos síntomas deben aparecer más de doce veces al mes y deben haber comenzado a aparecer solo recientemente (durante el año pasado) para ser consideradas positivas con la herramientas de evaluación de los síntomas. Por ejemplo, si una mujer ha tenido dolor abdominal durante los últimos diez años, probablemente no esté relacionado con el cáncer de ovario sino con otro trastorno, como el síndrome de colon irritable.

Para el estudio actual, Andersen y sus colegas utilizaron el índice de evaluación de los síntomas y una prueba de sangre para detectar la CA 125, una proteína que con frecuencia está elevada en casos de cáncer de ovario. Sin embargo, los investigadores anotaron que la CA 125 a veces puede estar elevada en las mujeres que no tienen cáncer de ovario.

En el estudio participaron 254 mujeres saludables en alto riesgo de cáncer de ovario por su historia familiar, así como 75 mujeres que estaban a punto de someterse a cirugía para extirpar un cáncer de ovario. Se les pidió a las mujeres que llenaran un cuestionario sobre sus síntomas. Las mujeres también suministraron una muestra de sangre para que se midieran sus niveles de CA 125.

Los dos métodos en conjunto identificaron correctamente cerca del 90 por ciento de los cánceres de ovario, el 80.6 por ciento de los cánceres en etapa inicial y el 95.1 por ciento de los cánceres en etapa posterior.

Cerca del 14 por ciento de las mujeres que presentaron síntomas y tenían niveles elevados de CA 125 no tenían cáncer de ovario, según Andersen. Estas mujeres se sometieron a pruebas de ultrasonido transvaginal para el seguimiento, según Andersen.

"Este estudio continúa contribuyendo al trabajo que se ha realizado, aunque nos queda mucho qué recorrer con el cáncer de ovario", comentó Debbie Saslow, directora de cáncer de mama y ginecológico de la American Cancer Society.

Ninguna de las herramientas de evaluación actuales es tan precisa como la ACS y otros expertos desearían que fueran, explicó. Cualquiera de las pruebas por sí sola no detecta una cantidad significativa de cánceres, por lo que preocupa innecesariamente a las mujeres que no tienen la enfermedad. Saslow aseguró que el ultrasonido transvaginal puede ser una buena prueba, pero debe ser hecho por un sonógrafo experimentado y actualmente no existen directrices para definir cuánta experiencia sería suficiente.

Además, Saslow aseguró que no se han hecho investigaciones para probar que la detección precoz salve vidas.

Andersen aseguró que los investigadores recomiendan que si usted tiene cualquier de los síntomas de cáncer de ovario y si son de aparición nueva, debe hablar con su médico. Sin embargo, agregó que "incluso con este patrón de síntomas específico, la mayoría de las mujeres probablemente no tengan cáncer de ovario, así como la mayoría de las mujeres que tienen un tumor en el seno no tienen cáncer de mama.

Más información

Para saber más acerca de la detección del cáncer de ovario, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: M. Robyn Andersen, Ph.D., associate member, Public Health Sciences Division, Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle, Wash.; Debbie Saslow, Ph.D., director, breast and gynecologic cancer, American Cancer Society; June 23, 2008, Cancer online
Consumer News in Spanish