"Súper tomate" rico en folato podría reducir los defectos de nacimiento

La tecnología genética podría ser utilizada en el arroz y otros alimentos básicos del tercer mundo

MARTES 6 de marzo (HealthDay News) -- Usted dice que son tomates. Los científicos dicen que se trata de "menos defectos congénitos".

Investigadores estadounidenses aseguran haber creado un "súper tomate" enriquecido con ácido fólico que podría reducir el índice de defectos de nacimiento, anemia y otros problemas relacionados con la deficiencia de folato en el mundo en vías de desarrollo.

"Usamos un tomate porque es un buen modelo para trabajar", explicó Andrew D. Hanson, coautor del estudio y profesor de bioquímica vegetal de la Universidad de Florida en Gainesville. "Ahora queremos pasar la estrategia que hemos desarrollado a los cereales y tubérculos, como la batata o boniato".

Su equipo publicó los hallazgos en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

La deficiencia de folato se relaciona con defectos congénitos como espina bífida y también con enfermedad cardiaca y algunos tipos de cáncer. Los productos de granos de los EE.UU. y otros países occidentales ahora están enriquecidos con ácido fólico y se recomienda a las mujeres embarazadas tomar complementos de folato si es necesario.

Lamentablemente, los suministros de ácido fólico son mucho más difíciles de conseguir en países menos desarrollados, según Hanson, por lo que los cultivos modificados con ingeniería genética podrían ayudar a prevenir deficiencias en esas áreas.

Hanson trabajó en estrecha colaboración con Jesse F. Gregory III, profesor de ciencias de los alimentos y nutrición humana de la UF. Se dirigieron a dos caminos moleculares por los cuales los tomates (y otras plantas) fabrican folato, uno que produce una molécula llamada pteridina y el otro que produce otra llamada p-aminobenzoato (PABA). Esas dos moléculas con el tiempo se unen en el proceso que crea el folato.

"Los seres humanos no tiene la capacidad para producir partes de esas vías, por lo que necesitan [folato] como una vitamina", explicó Gregory.

En 2004, Hanson y Gregoy informaron que habían agregado un gen a la vía de la pteridina en los tomates. Eso duplicó la producción de folato de los tomates.

"Fue un gen sintético, una secuencia de ADN basada en un gen de un ratón", aseguró Hanson. "Pero esa planta de tomate mejorada con ingeniería no fue suficientemente buena".

Agregaron un segundo gen, esta vez extraído de una hierba llamada arabidopsis manteniendo la planta de tomate modificada intacta. El gen se usa comúnmente en trabajo genético con plantas sobre la vía de la PABA.

Esa manipulación genética causó un aumento sustancial en la producción de folato, según Hanson.

"Los tomates sobre los que informamos en este artículo tienen niveles sustancialmente elevados de folato", aseguró. "Si la fruta madura en la planta, puede haber 25 veces más folato de lo normal".

Este trabajo es sólo el comienzo, enfatizó. "Hemos producido pocas plantas experimentales", aseguró Hanson. "Este estudio es una prueba de concepto. Con apenas dos genes, es posible aumentar sustancialmente el nivel de folato de las frutas. Esta es una demostración de que se puede hacer".

Ahora el objetivo es mostrar que el mismo aumento en la producción de folato se puede obtener en plantas que sean alimentos básicos en muchos países, sostuvo.

"Los objetivos más importantes del trabajo futuro son los cultivos de cereal que se usan por todo el mundo", dijo. "El arroz podría ser un objetivo importante. Varios grupos están trabajando en esto y estamos en asociación con ellos".

Los investigadores de Florida tienen colaboraciones con centros de Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Australia y países africanos, aseguró Hanson.

"También estamos probando otras estrategias de ingeniería genética", dijo.

Más información

Para más información sobre la deficiencia de folato, visite los U.S. National Institutes of Health.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Andrew D. Hanson, Ph.D., professor, plant biochemistry, and Jesse F. Gregory III, Ph.D., professor, food science and human nutrition, University of Florida Institute of Food and Agricultural Sciences, Gainesville, Fla.; March 6-9, 2007, Proceedings of the National Academy of Sciences
Consumer News in Spanish