Tratamiento sanguíneo enfocado en enfermedades cardiacas

Se evaluará teoría experimental en estudio a gran escala

Domingo, 20 de abril (HealthDayNews) -- ¿Se podría reducir el riesgo de muerte de un paciente si se toma muestra de su sangre se le aplica calor, radiación y ozono, y luego se inyecta de vuelta en su cuerpo?.

El desarrollador de un tratamiento experimental piensa que sí, y ahora examinará la teoría en una primera prueba a gran escala.

Se llama "terapia de inmuno-modulación", un método no convencional para combatir la insuficiencia cardiaca, ayudando al sistema inmunitario a reducir la inflamación.

La terapia produjo resultados impresionantes en un estudio piloto realizado a 73 pacientes con cardiopatía avanzada. Durante la revisión de seis meses, aproximadamente la mitad de los pacientes recibieron la terapia de inmuno-modulación; la otra mitad, placebos. Todos los pacientes también recibieron medicamentos normales.

Solamente un paciente que recibía la terapia murió en el transcurso del estudio, en comparación con siete muertes entre los pacientes que recibieron los placebos. Y 21 pacientes quienes recibieron placebos tuvieron que ser hospitalizados, en comparación con 12 quienes recibieron la terapia.

El doctor James B. Young, director de la sección de insuficiencia cardiaca y medicina de transplante cardiaca en la Clínica Cleveland, participó en el programa piloto y fungirá como investigador principal en el estudio de un año de duración realizado a 2000 personas que comenzará esta primavera.

Señalando que unos cuantos estudios previos para tratar la insuficiencia cardiaca con medicamentos antiinflmatorias habían fallado, dijo Young, "Al entrar al estudio piloto original estaba bastante escéptico".

Los resultados del estudio inicial, sin embargo, lo convencieron de que la terapia de inmuno-modulación desarrollada por Vasogen Inc. con base en Toronto merecía una prueba a gran escala.

Lo que vimos fue una alta reducción estadísticamente significativa en tasas de mortandad así como una reducción estadísticamente significativa en hospitalizaciones, indicó Young.

Casi 5 millones de estadounidenses sufren de insuficiencia cardiaca congestiva que debilita el corazón y éste no bombea la sangre de manera eficaz. Aproximadamente la mitad de estos pacientes mueren dentro de cinco años de diagnóstico.

Nuevos y eficaces medicamentos han sido difíciles de encontrar en años recientes, y si el estudio proveniente resulta fructífero, podría representar un gran avance en el tratamiento, comentó Young.

"Si evaluamos dónde estamos en cuanto a nuevos medicamentos, creo que estamos en nuestro límite con las nuevas drogas", dijo Young. "No creo que vayamos a tener mucho éxito siempre y cuando la preocupación sea nuevos medicamentos. A dónde nos ha conducido es a enfocarnos en medidas alternativas que se pueden combinar con terapias tradicionales".

"En la terapia de inmuno-modulación, aproximadamente 10 centímetros cúbicos de sangre se extraen del paciente de insuficiencia cardiaca, luego se expone a calor de 108 grados, radiación de luz ultravioleta y gas ozono. El proceso controlado por computadora presiona las células, lo que causa muerte celular. Cuando se inyecta la sangre de vuelta en el cuerpo, esto altera el sistema inmunitario y, mediante una variedad de procesos de señales entre las células, reduce la inflamación, que se asocia con insuficiencia cardiaca.

En el estudio que comienza esta primavera, los pacientes recibirán terapia de inmuno-modulación por un año; dos veces a la semana, luego semanal mente y luego mensualmente. La terapia será adicional a la medicación regular del paciente.

"El sistema inmunitario es un aliado increíblemente poderoso si aprendemos a adaptarlo y activarlo apropiadamente cuando sea necesario y suprimirlo cuando se necesite hacerlo", argumentó Young.

Aún así, reconoce el pequeño tamaño de la muestra en el estudio piloto y expresó que para determinar el éxito se debe esperar por resultados de la prueba más extensa.

El doctor Clyde Yancy, profesor asociado de medicina en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, manifestó que la terapia de inmuno-modulación tiene "base científica" y la prueba preliminar produjo resultados alentadores.

No obstante, advierte contra concluir que el tratamiento funciona basándose en el pequeño estudio piloto. "Hemos visto muchas veces estudios piloto no tener éxito en estudios a mayor escala", comentó Yancy, portavoz para la Academia Americana del Corazón.

Yancy dijo que la inflamación, a la que se enfoca la terapia, está asociada con insuficiencia cardiaca, pero los expertos aún no tienen claro si esto causa la enfermedad o si es un síntoma.

"Seguimos evaluando ese problema inicial que produce esta serie de eventos que se conoce como insuficiencia cardiaca", indicó Yancy. "Necesitamos encontrar ese foco simple que identifica cómo comienza la enfermedad".

La terapia experimental, dijo podría ayudar a determinar si la inflamación es la causa principal de la enfermedad.

Yancy enfatiza que los medicamentos altamente eficaces ya existen para todos los pacientes excepto para pacientes cardiacos más severamente enfermos. Dijo existe beneficio en medicamentos, incluyendo inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés) y los beta bloqueadores, pero muchos pacientes no los toman.

Más información

Para más información sobre insuficiencia cardiaca, visita la Asociación Americana del Corazón o la Sociedad de Insuficiencia Cardiaca de América.

Fuentes: James B. Young, M.D., director médico, Centro Kaufman para Insuficiencia Cardiaca, y director, y sección de insuficiencia cardiaca y medicina de transplante cardiaco, Clínica Cleveland, Cleveland; Clyde Yancy, M.D., profesor asociado, medicina, Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, Dallas, y portavoz, Asociación Americana del Corazón
Consumer News in Spanish