Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Un anticoagulante podría prevenir los coágulos relacionados con la quimioterapia

Una inyección diaria redujo el riesgo a la mitad para los pacientes de un estudio italiano

MARTES, 1 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los pacientes de cáncer que reciben quimioterapia tienen más probabilidades de desarrollar coágulos que otras personas, aunque ahora un estudio nuevo dice que un anticoagulante podría reducir el riesgo a la mitad.

Además de suponer un riesgo significativo de problemas cardiacos, cerebrales y pulmonares, los coágulos son particularmente difíciles de tratar en pacientes de cáncer y pueden conducir a interrupciones en la quimioterapia. También podrían incrementar sustancialmente los costos en pacientes que ya se enfrentan a gastos elevados, según anotaron los investigadores en su estudio, publicado en línea el 31 de agosto en The Lancet Oncology.

Los investigadores no han tenido certeza de que los anticoagulantes puedan ayudar a los pacientes de quimioterapia ambulatoria a evitar desarrollar coágulos.

En el nuevo estudio, Giancarlo Agnelli, de la Universidad de Perugia (Italia) y sus colegas, examinaron la nadroparina, una forma de heparina, en el ensayo PROTECHT (Prophylaxis of Thromboembolism during Chemotherapy o Profilaxis de tromboembolia durante la quimioterapia).

Los investigadores examinaron a 1,150 pacientes italianos mayores de 18 que recibieron quimioterapia para cáncer avanzado de pulmón, gastrointestinal, páncreas, mama, ovario, o cabeza y cuello. El estudio halló que el dos por ciento de los que recibieron nadroparina por inyección subcutánea diaria desarrollaron un coágulo durante los primeros cuatro meses de quimioterapia, en comparación con el 3.9 por ciento de los pacientes que recibieron placebos.

Los pacientes de cáncer de pulmón tuvieron el índice más alto de coágulos, 8.8 por ciento entre los que tomaron un placebo y 3.5 por ciento entre los que tomaron nadroparina.

"Estudios subsiguientes deberían enfocarse en pacientes de alto riesgo de tromboembolia, como los de cáncer de pulmón", concluyeron los autores. El estudio "corrobora el concepto de que los eventos tromboembólicos se pueden prevenir en pacientes ambulatorios de cáncer que reciben quimioterapia y tienen implicaciones potenciales para escenarios terapéuticos futuros".

El estudio fue patrocinado por Italfarmaco, fabricante de la nadroparina.

Más información

Para saber más acerca de los coágulos, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: The Lancet Oncology, news release, Aug. 31, 2009
Consumer News in Spanish