Un informe confirma la fuente de la heparina contaminada

Una sustancia química artificial se añadía al anticoagulante importado de China

MIÉRCOLES, 3 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores estadounidenses aseguran que un informe final sobre la mortal contaminación de la heparina confirma que el problema fue causado por una sustancia química artificial agregada a los lotes del medicamento importado de China.

La crisis, que comenzó en noviembre, causó 152 reacciones adversas y hasta 81 muertes en los EE. UU. La heparina china, contaminada con sulfato de condroitina sobresulfatado, se halló en al menos diez países, según funcionarios federales.

"Se informó sobre el último caso el 31 de enero", según el Dr. Priti R. Patel, epidemiólogo médico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y miembro del equipo de investigación que escribió el informe.

El informe, publicado en la edición del 4 de diciembre de la New England Journal of Medicine, "describe las reacciones adversas causadas por el contaminante" y las relaciona con una sustancia específica, según Patel. Entre las reacciones se encontraban la reducción drástica de la presión arterial, náuseas y falta de aire iniciados durante los treinta minutos siguientes a la administración de la heparina.

"Claramente, existe una relación entre este contaminante y los pacientes que tuvieron estas reacciones", aseguró.

Los primeros informes de dichas reacciones entre los pacientes hospitalarios que recibieron heparina comenzaron en noviembre de 2007. Con el tiempo llegó a informarse sobre casos en trece estados. Los investigadores hallaron un denominador común en esos casos, la heparina comercializada por Baxter Healthcare de Deerfield, Illinois, que recibió sus suministros de China.

La heparina cruda se deriva de intestinos de cerdo. Se administra por vía intravenosa para prevenir coágulos durante ciertos tipos de cirugía. También es usada por quienes tienen enfermedad renal que exija diálisis. En China, la heparina con frecuencia es fabricada por empresas pequeñas no reguladas.

El sulfato de condroitina es una sustancia natural extraída de cartílago animal que se puede usar en complementos para tratar las articulaciones artríticas. La sobresulfatación es causada por el procesamiento de la sustancia. El informe halló que la mayoría de las reacciones sobre las que se ha informado en los EE. UU. tuvieron lugar en centros de diálisis entre personas que recibieron dosis iniciales elevadas de heparina.

El incidente de la heparina ilustra la importancia de que los proveedores de la salud informen sobre incidentes adversos a los funcionarios de regulación, señaló Patel. "La salud pública depende siempre de que los proveedores hagan estos informes", advirtió. "Si no lo hacen, no tenemos manera de saber qué está mal para arreglarlo. Siempre le estamos pidiendo a la gente que se mantenga alerta y comunique sobre cualquier problema".

Entretanto, una carta en la misma edición de la revista describió una manera mucho más sencilla de identificar la contaminación por sulfato de condroitina sobresulfatado (SCSS) si llegara a ocurrir nuevamente.

Las dos pruebas ahora obligatorias para detectar la contaminación, la electroforesis capilar y la espectroscopia por resonancia magnética nuclear, son "un reto técnico, no están establecidas ampliamente y no son fáciles de aplicar en la práctica clínica", decía la carta de investigadores de la Universidad Christian Albrecht de Kiel, Alemania.

La carta informaba sobre la identificación exitosa de contaminación por SCSS en la heparina usando las pruebas más comunes de la práctica médica, medir el tiempo de protrombina, es decir, el tiempo de coagulación. La carta decía que los estudios señalan que el tiempo de coagulación se reduce a medida que la cantidad de SCSS en una muestra de sangre aumenta.

La prueba se consigue ampliamente porque mucha gente, como los que toman Coumadin, otro anticoagulante, para afecciones como la fibrilación auricular, deben revisar periódicamente su tiempo de coagulación.

"Esta prueba se puede aplicar en cualquier laboratorio clínico de los Estados Unidos y Europa", señaló Susanne Alban, profesora de farmacia y coautora de la carta. "Podría usarse como prueba preliminar para detectar el problema antes de que aparezcan los síntomas".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina tiene más información sobre los beneficios y posibles peligros de la heparina.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Priti R. Patel, M.D., medical epidemiologist, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Susanne Alban, Pharm.D., professor, pharmacology, Christian-Albrechts-University, Kiel, Germany; Dec. 18, 2008, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish