Una proteína mide la severidad del cáncer de próstata

Una prueba de sangre podría ayudar a los médicos a decidir si realizan o no la cirugía

MARTES 7 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Los investigadores aseguran que podrían estarse acercando a un objetivo largamente esperado en la terapia contra el cáncer, un marcador molecular que podría distinguir entre aquellos hombres que requieren un tratamiento agresivo y aquéllos que les va bien con la espera vigilante.

Un estudio con cerca de 400 hombres a los que se les diagnosticó cáncer de próstata halló que los bajos niveles de una proteína llamada alfa-metilacil-Coa racemasa (AMACR) se relacionaban con peores resultados durante la siguiente década.

"Esperamos con el tiempo desarrollar una prueba simple de suero sanguíneo, similar al APS, que nos permita determinar la presencia y cantidad del biomarcador para ayudar a dirigir el tratamiento", aseguró el investigador líder, Dr. Mark A. Rubin, jefe de patología urológica del Hospital Birgham and Women's de Boston.

Los hallazgos aparecen en la edición de junio de Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Las pruebas para un marcador sanguíneo, el antígeno prostático específico (APS) ahora se utilizan para ayudar a detectar tumores en la próstata en las etapas iniciales. Pero los médicos han hallado que muchos cánceres de próstata se desarrollan tan lentamente que requieren mayor espera vigilante, mientras que otros amenazan la vida. Lamentablemente, por ahora no existe una prueba que pueda establecer qué cáncer requiere cirugía.

Una prueba así sería necesaria para evitar procedimientos innecesarios, explicó Rubin. "Las estadísticas de estudios recientes sugieren que necesitamos operar 19 hombres para prevenir una muerte, así que estamos realizando mucho más tratamiento del necesario", dijo. "La prueba que queremos proporcionaría más información a un médico sobre quién podría ser tratado sólo con espera vigilante".

La AMACR y su relación con el cáncer de próstata se descubrió hace cuatro años. Rubin, que en ese momento trabajaba en la Universidad de Michigan, fue el líder de un grupo que hizo uno de los primeros informes sobre la molécula.

"Cuando observamos el cáncer de próstata, observamos los genes que más se manifestaban", explicó. "Éste fue uno de los genes que surgió con alta expresión en las células de cáncer pero no en las células normales".

La relación exacta de la AMACR con el cáncer de próstata todavía no es clara, pero existe, aseguró Rubin. En el estudio, el riesgo de muerte por cáncer de próstata en los hombres con bajos niveles de AMACR y altas puntuaciones Gleason, otra medida de la severidad del cáncer de próstata, fue 18 veces mayor para los hombres que no tenían esos factores de riesgo.

Todavía queda mucho por hacer antes de que el hallazgo pueda pasar a la práctica médica, sostuvo Rubin. El siguiente paso necesario es confirmar el hallazgo con un estudio mayor, cosa que ya se está realizando. Actualmente se está haciendo seguimiento a más de 1,300 hombres en Suecia a quienes se les había diagnosticado cáncer. Ese estudio, al igual que el que se acaba de dar a conocer, está siendo realizado en colaboración con investigadores suecos.

Rubin también señaló que por el momento no existe una prueba de sangre para la AMACR, por lo que para las mediciones actuales se utilizan muestras de tejido. Una prueba de sangre "sería obviamente más útil", según Rubin. Una posibilidad es una prueba que mida la respuesta del sistema inmunológico a la presencia de AMACR, cosa que se está explorando, agregó.

Un miembro del equipo investigador de Rubin de la Universidad de Michigan, el Dr. Arul M. Chinnaiyan, aseguró que la principal fortaleza del nuevo estudio es que siguió a los pacientes hasta su muerte, cosa que otros estudios no han hecho. "Éste podría ser uno de los primeros estudios de tejidos en el que el punto final es la muerte", dijo.

Chinnaiyan dijo que está continuando su investigación sobre los marcadores moleculares que podrían guiar el tratamiento clínico del cáncer de próstata. "Hemos estado enfocándonos en marcadores que aumentan con la enfermedad y en maneras no invasivas de detectarlos", sostuvo.

Más información

El National Cancer Institute ofrece una guía completa sobre el cáncer de próstata.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mark A. Rubin, M.D., chief, urologic pathology, Brigham and Women's Hospital, Boston; Arul M. Chinnaiyan, M.D., Ph.D, associate professor, pathology, University of Michigan, Ann Arbor; June 2005 Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention
Consumer News in Spanish