Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Dispositivos de punta ayudan en los tratamientos cardiacos

Tecnologías experimentales prueban su valor como poderosas herramientas para los médicos

LUNES 26 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un dispositivo implantable que estimula los sistemas reguladores del propio cuerpo para controlar la hipertensión está entre una variedad de tecnologías experimentales que se muestran prometedoras para el tratamiento de diversos problemas cardiovasculares.

Otros incluyen una computadora que mejora los resultados de la angioplastia al automatizar el inflado del balón y una microcápsula visible mediante radiografía que simplifica la administración y seguimiento de células madre a tejidos que necesitan nuevos vasos sanguíneos.

Los estudios sobre las nuevas tecnologías fueron presentadas el domingo en Innovation in Intervention: i2 Summit (Innovación en la intervención: Cumbre i2) del American College of Cardiology, en Nueva Orleáns.

El dispositivo implantable para controlar la presión arterial, llamado Rheos Baroreflex Hypertension Therapy System, consiste de un generador de pulsos (casi del tamaño de un marcapasos) que se implanta subcutáneamente cerca de la clavícula. Unos cables llevan señales eléctricas del generador de pulsos a las arterias carótidas del cuello, donde los sensores de la presión del cuerpo (barorreceptores) están localizados.

Cuando las señales eléctricas del generador de pulsos llegan a los barorreceptores, el cerebro interpreta las señales eléctricas como un aumento en la presión arterial y activa los mecanismos naturales del cuerpo para reducirla.

Un estudio de 21 pacientes de hipertensión encontró que su presión arterial sistólica (el número superior en una lectura) se reducía en un promedio de 21 mm/Hg y la presión arterial diastólica en 16 mm/Hg después de seis meses de tratamiento con el dispositivo Rheos.

Los investigadores afirmaron que el dispositivo podría convertirse en una importante opción de tratamiento para pacientes de hipertensión que no responden a terapias convencionales.

Otra tecnología experimental presentada en la reunión es un dispositivo operado por computadora que infla gradualmente un balón y dilatador dentro de una arteria coronaria estrechada. Un estudio de 300 pacientes encontró que el Computerized Automatic Pressure Sensor and Inflator Device (CAPSID, dispositivo computarizado automático de sensor de presión e inflador) redujo de manera significativa el riesgo a largo plazo de los pacientes de un nuevo estrechamiento de las arterias coronarias y sus complicaciones resultantes, como un ataque cardiaco.

Las técnicas manuales de angioplastia pueden lesionar las paredes de las arterias. El uso de CAPSID podría mejorar los resultados para los pacientes que se someten a implantación de dilatadores y reducir los costos de atención de salud al disminuir la necesidad de costosos dilatadores que suministran medicamentos y la necesidad de repetición de procedimientos, afirmaron los investigadores.

La tercera nueva tecnología presentada en la reunión es una microcápsula que transporta células madre a través del cuerpo y protege las células madre de ataque por parte del sistema inmunológico. Las microcápsulas visibles con radiografía (llamadas XCaps) pueden ser usadas para dar seguimiento a la entrega, supervivencia y función de las células madre en el tratamiento de la enfermedad cardiovascular.

Más información

El U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información sobre las enfermedades cardiacas y vasculares.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: American College of Cardiology, news release, March 25, 2007
Consumer News in Spanish