Internet, una herramienta para mantener a raya la presión arterial alta

Un estudio halla que las consultas con farmaceutas permiten cambios más rápidos de medicamentos y un mejor manejo

MARTES, 24 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que monitorizar la presión arterial en el hogar y reportar los resultados al farmaceuta vía Internet ayuda a mantener lecturas más bajas de la presión arterial que la atención estándar.

De hecho, más de la mitad de las personas que utilizaron este sistema de manejo de la presión arterial fueron capaces de alcanzar lecturas normales de la presión en comparación con apenas el 31 por ciento de las personas que recibieron un manejo de la presión arterial estándar, de acuerdo con el estudio.

"La hipertensión es una afección común; cerca de una de cada tres personas la padece, pero menos de la mitad la controla", señaló la autora principal del estudio, la Dra. Beverly Green, médica de familia e investigadora del Group Health Center for Health Studies de Seattle. "Observamos una mejora modesta en la presión sistólica del grupo de monitorización en el hogar más entrenamiento en Internet, pero el tercer grupo, [los que monitorizaron la presión arterial en el hogar y que informaron los resultados a un farmaceuta que podía ajustar los medicamentos], controlaron casi dos veces más la presión que los que recibieron la atención habitual.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 25 de junio de la Journal of the American Medical Association.

Debido a que sólo un tercio de las personas con presión arterial alta [hipertensión] la controla, y en vista de que los estudios han demostrado que mantener la presión arterial en un rango normal puede reducir el riesgo de muerte, los investigadores del Group Health deseaban crear un sistema que pudiera mejorar la atención de las personas que padecen hipertensión, dijo Green.

Hacer que los pacientes monitoricen su presión arterial en el hogar es útil, pero los médicos no siempre tienen el tiempo de revisar estas cifras a menos que el paciente vaya a una consulta, lo que no siempre resulta fácil para el paciente. Para buscar una solución alterna, los autores del estudio diseñaron un sistema de entrenamiento basado en Internet que enseñaba a las personas cómo manejar su presión arterial alta y les mostraba cómo utilizar los monitores para la presión arterial en el hogar.

Los miembros de un grupo del estudio recibieron el entrenamiento basado en Internet y monitores para el hogar, además se les pidió que mostraran esas lecturas a sus médicos. Otro grupo recibió el entrenamiento y los monitores, pero fue instruido para reportar esas lecturas a farmaceutas que habían sido entrenados en el uso de medidas "escalonadas" de medicamentos para controlar la presión arterial alta. A ambos grupos de monitorización en el hogar se les pidió que tomaran su presión arterial al menos dos veces por semana, y que hicieran dos mediciones cada vez. El objetivo era mantener los valores de la presión arterial por debajo de 135/85 mm/Hg.

A los miembros de un tercer grupo, el grupo de atención habitual, se les pidió que trabajaran junto con sus médicos en el manejo de la presión arterial alta, pero no se les dio más instrucciones ni monitores para el hogar.

En el estudio participaron casi 800 pacientes entre 25 y 75 años, que fueron asignados aleatoriamente a uno de los tres grupos. A la mayoría se le dio seguimiento durante un año completo.

En el grupo de atención habitual, el 31 por ciento consiguió un control de la presión arterial de menos de 140/90 mm/Hg, mientras que el grupo de monitorización en el hogar alcanzó un control de 36 por ciento. Pero el grupo que tenía la atención del farmaceuta basada en Internet logró los mejores resultados, ya que 56 por ciento logró un control de la presión arterial.

Y, apuntó Green, los que tenían las mayores lecturas de presión arterial fueron los que más mejoraron con la adición de la atención del farmaceuta. Señaló que la razón detrás de la mejora era simplemente que las dosis del medicamento fueron cambiadas de manera rápida por el farmaceuta o se introdujeron nuevos medicamentos para controlar la presión arterial.

"El círculo de retroalimentación se cerraba mucho más rápido en este grupo", afirmó el Dr. Eric Peterson, profesor de medicina del Instituto de investigación clínica de la Duke en Durham, Carolina del Norte. "Si para cambiar un medicamento los pacientes deben venir a consulta, un médico no querrá que vengan tan a menudo, así que es posible que se tarden meses en realizar esos cambios.

Lo que debemos hacer es determinar cómo podemos integrar las nuevas tecnologías en el sistema actual", agregó Peterson, que coescribió un editorial acompañante en la publicación. "El sistema desarrollado [por los investigadores de Seattle] podría reducir los costos totales, pero no es un sistema que pueda extenderse con facilidad al resto del país, porque si un médico presta sus servicios en una práctica distinta a Group Health, sólo se le pagará cuando vea a los pacientes en el consultorio. En este sistema, los médicos dedicarían su tiempo, pero no recibirían un pago a cambio".

Sin embargo, agregó, "hay un potencial definitivamente en estos modelos y el desarrollo de mejores sistemas de manejo resultará en un mejor control de la presión arterial".

Hasta que el sistema de atención de la salud no desarrolle un mejor sistema de manejo de la presión arterial, tanto Green como Peterson recomiendan mantener un registro propio de la presión arterial en el hogar. Si sus lecturas son consistentemente altas, hágaselo saber a su médico para que pueda ajustar sus medicamentos.

Más información

Para saber más sobre el manejo de la presión arterial alta, visite el National Heart, Lung, and Blood Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Beverly Green, M.D., M.P.H., family physician and investigator, Group Health Center for Health Studies, Seattle; Eric Peterson, M.D., professor of medicine, Duke Clinical Research Institute, Durham, N.C.; June 25, 2008, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish