See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La diabetes aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas en mujeres

Estudio halla que el aumento es peor de lo que lo es para los hombres

LUNES 21 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Los investigadores que regresan a casa luego de una conferencia sobre la salud del corazón de la mujer ahora tienen una sorprendente estadística nueva en mente, las mujeres diabéticas aumentan su riesgo de enfermedades de corazón 2.5 veces, lo que elimina el beneficio natural de su sexo en cuanto a la salud cardiovascular.

Los investigadores que están detrás de los hallazgos reconocen que son preliminares. Aún así, es suficiente razón para que los médicos reevalúen la manera en que ven a las mujeres, la diabetes y la enfermedad del corazón, según el coautor del estudio, Mark Woodward, profesor de bioestadística de la Universidad de Sydney en Australia.

"Ha habido un cierto énfasis en hombres, más que en mujeres, en cuanto a la enfermedad cardiovascular por lo que las proporciones son mucho más altas", aseguró. Pero "tener diabetes elimina parte de la ventaja femenina".

Según Woodward, este nuevo estudio es el primero en examinar la diabetes y las enfermedades del corazón en mujeres a semejante escala. Woodward y sus colegas revisaron la información de docenas de estudios en los que participaron 450,000 personas de países asiáticos y del pacífico, como China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y otros.

Los investigadores dieron a conocer sus hallazgos el 18 de febrero en la Segunda Conferencia Internacional sobre Mujeres, Enfermedades del Corazón y Apoplejía de Orlando, Florida. Un resumen de los hallazgos también apareció en la edición más reciente de Circulation.

Cerca del cinco por ciento de las participantes tenía diabetes. Los investigadores hallaron que las mujeres diabéticas tenían 2.5 veces más posibilidades que otras mujeres de desarrollar enfermedades del corazón. Ese cambio es mucho mayor en cuanto al riesgo relativo para hombres diabéticos, quienes tuvieron dos veces más posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón en comparación con los hombres no diabéticos.

En general, los hombres tienden a desarrollar más enfermedades del corazón que las mujeres, "aunque no hay ninguna razón conocida", explicó Woodward. "Hay muchas teorías diferentes".

A pesar de las cifras, la enfermedad cardiaca sigue siendo la asesina número uno de las mujeres en los Estados Unidos y en el resto del mundo, dijo. Pero las tasas más altas entre hombres parecen haber convencido a varios médicos de preocuparse menos por los problemas cardiovasculares de las pacientes de sexo femenino. "Existe la preocupación de que el tratamiento ha sido insuficiente para las mujeres", sostuvo Woodward. "No se trata de olvidarse de los hombres. lo que pasa es que, anteriormente, las mujeres han sido relativamente ignoradas".

Los investigadores aseguraron que su estudio tiene varias debilidades potenciales. Entre otras cosas, los hallazgos no diferencian entre los dos tipos de diabetes y descartan investigaciones anteriores en las que no había diferenciación entre los sexos.

Sin embargo, no parece haber ninguna duda de que la diabetes contribuye a la enfermedad cardiaca tanto para los hombres como para las mujeres. Entre otras cosas, la diabetes puede incrementar la presión sanguínea y aumentar los niveles de colesterol, lo que aumenta a su vez el riesgo de tener arterias bloqueadas. Los niveles más altos de azúcar en la sangre también crean problemas por el engrosamiento de las paredes de las arterias, lo que facilita la formación de bloqueos, explicó la Dra. Athena Philis-Tsimikas, directora ejecutiva y funcionaria médica principal del Instituto Whittier para la diabetes, parte del sistema de salud Scripps de San Diego.

"Cuando alguien tiene diabetes, entre el 80 y el 90 por ciento del tiempo también tienen hipertensión arterial, niveles anormales de colesterol y niveles anormales de azúcar en la sangre", continuó Philis-Tsimikas. "Cuando se reúnen, aparecen tres de los factores de riesgo más marcados de enfermedad cardiaca".

¿Qué podemos hacer? Para nadie debería ser una sorpresa que la recomendación médica para evitar la mayoría de los efectos peligrosos de la diabetes es tratarla con pérdida de peso y ejercicio. "Pero hasta alcanzar las metas a través de cambios en el estilo de vida, se pueden tomar medicamentos para reducir el riesgo", aseguró Philis-Tsimikas.

Más información

Para saber más acerca de la diabetes y las enfermedades del corazón, diríjase al sitio Web de la American Diabetes Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mark Woodward, Ph.D., professor, biostatistics, The George Institute for International Health, University of Sydney, Australia; Athena Philis-Tsimikas, M.D., executive director and chief medical officer, Whittier Institute for Diabetes, San Diego; Feb. 18, 2004, presentation, Second International Conference on Women, Heart Disease and Stroke, Orlando, Fla.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined