Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La longevidad de su padre está asociada a la presión arterial de usted

Investigadores franceses hallan mayor hipertensión en aquéllos cuyos padres murieron jóvenes

MARTES 3 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Si su padre murió joven, vigile su presión arterial.

Esa es la advertencia de un estudio francés que se presentó el lunes en la conferencia anual de la American Heart Association sobre enfermedad, epidemiología y prevención cardiovascular en Washington, D.C.

Los investigadores hallaron que las muertes prematuras de los padres, pero no de las madres, indican un mayor riesgo de presión arterial elevada, que es uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad cardiaca y la apoplejía tanto para hombres como mujeres.

"Este es un marcador adicional útil para el riesgo cardiaco", dijo el Dr. Mahmoud Zureik, cardiólogo del instituto de investigación médica francesa INSERM, quién presentó el informe.

Los investigadores midieron los cambios en la presión arterial durante un periodo de siete años entre 1,047 hombres y mujeres de mediana edad que se encontraban a principios de sus 50 al inicio del estudio.

Un cuarto de ellos tenía presión arterial elevada (hipertensión) cuando empezó el estudio. La prevalencia de la hipertensión fue notablemente más alta en aquéllos cuyos padres habían muerto antes de los 65 años (34.9 por ciento) que en aquéllos cuyos padres murieron entre los 65 y los 80 (28.2 por ciento) y aquéllos cuyos padres tenían más de 80 años (20.2 por ciento) al momento de la muerte.

Para finales del estudio, sin embargo, el 26.6 por ciento de los que no tenían hipertensión al principio pero cuyos padres murieron jóvenes habían desarrollado la hipertensión. Eso comparado al 17 por ciento de aquéllos cuyos padres murieron entre los 65 y 80 años, y sólo el 15.3 por ciento de aquéllos con padres que murieron después de los 80 años.

El estudio halló que la correlación entre la hipertensión y la longevidad paterna estaba reflejada en aumentos en las lecturas de la presión sistólica (la presión ejercida cuando el corazón se contrae) pero no en la presión diastólica (corazón en reposo).

No hubo relación entre la longevidad materna y ninguna de las medidas de presión arterial, aseguró Zureik.

Un vocero de la AHA dijo que los hallazgos no fueron especialmente sorprendentes.

"En general, las personas cuyos padres viven más años tienden a tener una presión arterial más baja", declaró el Dr. Daniel W. Jones, vicerrector de asuntos de salud del Centro Médico de la Universidad de Mississippi. "Ya sabíamos eso, pero es bueno tenerlo documentado".

La asociación con la longevidad paterna es fácil de explicar, agregó Jones. Las condiciones cardiovasculares como el ataque cardiaco y la apoplejía son las principales causas de muerte, y las mujeres reciben alguna protección contra ellas debido a las hormonas que produce su organismo hasta la menopausia.

"Ya que las mujeres están protegidas hasta la menopausia, la aparición de una enfermedad cardiovascular se produce usualmente a una mayor edad", explicó Jones. "No resulta difícil demostrar esa relación".

Jones agregó que la presión arterial es sólo uno de múltiples riesgos serios para la enfermedad cardiovascular. Entre otros se encuentran la obesidad, el colesterol elevado, el tabaquismo y la inactividad física.

Por tanto, señaló, "se puede ampliar la preocupación hacia otros factores de riesgo" para cualquiera cuyo padre haya muerto joven.

Más información

Para más información sobre los factores de riesgo coronarios, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mahmoud Zureik, M.D., cardiologist, INSERM, Lille, France; Daniel W. Jones, M.D., vice chancellor, health affairs, University of Mississippi, Jackson; May 2, 2005, presentation, American Heart Association conference on cardiovascular disease, epidemiology and prevention, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish