See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La monitorización continua de la presión arterial predice los riesgos

Un estudio asegura que las medidas "ambulatorias" son mejores que las lecturas en el consultorio del médico

LUNES, 24 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio brasilero señala que la medición de la presión arterial en un periodo de 24 horas, en particular durante la noche, pronostica mejor los problemas cardiovasculares de importancia que las lecturas en el consultorio del médico para los que tienen la presión arterial más difícil de tratar.

"La monitorización de la presión arterial ambulatoria se debe realizar las 24 horas con análisis separados de los períodos diurnos y nocturnos porque parece que las lecturas de presión arterial nocturna son mejores pronosticadoras de factores de riesgo cardiovasculares que las diurnas", decía el informe de la edición del 24 de noviembre de Archives of Internal Medicine escrito por médicos de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Los investigadores le dieron seguimiento a 556 personas que tenían lo que los médicos llaman "hipertensión resistente", aquella que se mantiene peligrosamente elevada a pesar de la terapia farmacológica estándar. Según el informe, más del diez por ciento de los pacientes de hipertensión caben dentro de esta categoría.

Algunos de los participantes del estudio brasilero se sometieron a las mediciones habituales de la presión arterial en el consultorio del médico, mientras que otros realizaron monitorización continua en casa (monitorización ambulatoria) cada quince minutos durante el día y cada treinta durante la noche.

El peligro real de la presión arterial elevada se evidenció por la alta incidencia de accidentes cerebrovasculares, ataques cardiacos, insuficiencia cardiaca y muertes, que tuvieron lugar en el 19.6 por ciento del grupo de estudio, durante un periodo de seguimiento promedio de 4.8 años. Según el informe, las mediciones de la presión arterial en el consultorio no predijeron ninguno de estos eventos, mientras que sí lo hicieron las lecturas constantes.

El informe es otro ejemplo más de una prueba cardiaca común que no predice los problemas futuros. Un estudio sobre el que se informó hace algunas semanas de médicos del Hospital del Tórax de Londres, Inglaterra, halló que realizar un electrocardiograma, la prueba estándar para medir la actividad del corazón, es poco útil para predecir problemas coronarios futuros para pacientes de dolor en el pecho.

En cuanto a la hipertensión, estudios anteriores han indicado que "las mediciones ambulatorias de la presión arterial sí predicen mejor las cosas, en parte porque son muy frecuentes", señaló el Dr. William C. Cushman, profesor de medicina preventiva de la Universidad de Tennessee.

"Cada vez hay más evidencia que indica que las mediciones ambulatorias de la presión arterial podrían ser más precisas que las del consultorio médico", según Cushman.

Aún así, agregó, "claramente ha habido beneficios dramáticos con el tratamiento según las mediciones realizadas en el consultorio".

Queda sin responder la pregunta de si el tratamiento basado en las mediciones nocturnas de presión arterial puede reducir los riesgos de hipertensión, según Cushman. "El problema real es que casi todos los estudios que han demostrado la eficacia del tratamiento se han basado en las mediciones en el consultorio", dijo.

Y se repiten los hallazgos de investigadores brasileros, que escribieron que el estudio "cuestiona si las intervenciones terapéuticas dirigidas específicamente al control de la hipertensión nocturna pueden mejorar el pronóstico cardiovascular, en comparación con el método tradicional de controlar los niveles diurnos de presión. Esta pregunta clínica importante se debe abordar en estudios prospectivos futuros sobre intervenciones".

Lo que hace falta es un estudio en el que quienes tengan hipertensión resistente se elijan aleatoriamente para recibir tratamiento según las lecturas en el consultorio o las mediciones las 24 horas, señaló Cushman. "No tenemos estudios sobre el tratamiento que usen ese método", dijo.

La hipertensión resistente se puede tratar exitosamente con combinación de medicamentos como diuréticos, inhibidores de la ECA y bloqueadores del canal de calcio, dijo.

No todos los médicos están convencidos de que la monitorización las 24 horas sea la solución total.

Claramente, tiene valor para tratar a quienes tienen hipertensión resistente, pero con frecuencia "no es práctica en cuanto a la comodidad del paciente", según el Dr. David A. Calhoun, profesor de medicina de la Universidad de Alabama en Birmingham.

"Le decimos a todos nuestros pacientes que inviertan en un tensiómetro casero", aseguró Calhoun. "En cuanto lo hacemos y confiamos en sus mediciones, les pedimos que lleven un diario y que lo traigan cada semana como guía para la toma de decisiones".

El Dr. John Bisognano, profesor de medicina y cardiología de la Universidad de Rochester en Nueva York, aseguró que la monitorización continua no resuelve el problema básico de la hipertensión resistente, que es que "se trata de personas que necesitan un mejor control de la presión".

"Es como poner un mejor termómetro en un edificio que ya está en llamas", explica. "En realidad, no importa si la medición de la temperatura es más precisa".

La monitorización continua tiene más valor para quienes tienen hipertensión limítrofe, según Bisognano. "Puede determinar si se debe iniciar el tratamiento y qué tan intensamente se debe tratar", dijo.

Más información

La American Heart Association, AHA ofrece directrices sobre el diagnóstico y el tratamiento de la hipertensión resistente.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: William C. Cushman, M.D., professor of preventive medicine and medicine, University of Tennessee, Memphis; David A. Calhoun, M.D., professor of medicine, University of Alabama at Birmingham; John Bisognano, M.D., Ph.D., associate professor of medicine and cardiology, University of Rochester, N.Y.; Nov. 24, 2008, Arcives of Internal Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined