See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un nuevo fármaco para el cáncer aumenta la presión arterial

Pero los médicos afirman que los beneficios de sunitinib superan sus riesgos

MIÉRCOLES 2 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- El nuevo medicamento contra el cáncer sunitinib (Sutent) puede causar hipertensión en pacientes de cáncer de riñón, según informan investigadores franceses.

El hallazgo hace eco de los resultados de un estudio publicado el mes pasado que encontró que el fármaco aumentaba la presión arterial y el riesgo de insuficiencia cardiaca entre los pacientes de cáncer de estómago.

"Los pacientes que toman sunitinib y otros [medicamentos] similares pueden experimentar aumentos en la presión arterial de 15 a 25 por ciento", afirmó el Dr. Michel Azizi, autor del estudio y profesor de medicina vascular del Hospital europeo Georges Pompidou de París. El informe aparece en la edición del 3 de enero del New England Journal of Medicine.

Para el estudio, Azizi y sus colegas usaron monitorización de la presión arterial en el hogar y los resultados eran enviados de manera automática al hospital por vía telefónica. Encontraron un aumento inmediato y marcado en la presión arterial en catorce pacientes de cáncer de riñón que fueron tratados con cincuenta miligramos de sunitinib al día durante cuatro semanas.

El aumento en la presión arterial no se registró cuando la presión arterial fue medida en el consultorio de un médico, señaló Azizi. "Comenzó durante los cuatro a siete días posteriores al primer ciclo de sunitinib, desapareció a las dos semanas de descontinuar el tratamiento y reincidió durante el siguiente ciclo de tratamiento", explicó.

El sunitinib actúa bloqueando la actividad del factor de crecimiento vascular endotelial (FCVE). Además de sunitinib, también se han desarrollado otros inhibidores del FCVE, entre ellos el bevacizumab (Avastin). Aunque estos fármacos son promisorios para combatir varios tipos de cáncer, se relacionan con efectos secundarios, entre ellos hipertensión, sangrado, perforación gastrointestinal, complicaciones en la cicatrización de las heridas y en la coagulación, anotó Azizi.

Azizi opina que, a pesar del aumento en la presión arterial, los beneficios de sunitinib para luchar contra el cáncer sobrepasan sus riesgos. El sunitinib y los medicamentos similares se recetan a pacientes de malignidades avanzadas y poca esperanza de vida, explicó.

Además, anotó que para los pacientes que tienen presión arterial normal, el aumento causado por el fármaco es manejable con medicamentos para disminuir la presión arterial.

"Sin embargo, nuestras observaciones muestran que los pacientes inicialmente hipertensos [personas que padecen hipertensión], el aumento adicional relacionado con el sunitinib no es tan fácil de controlar y los objetivos recomendados de presión arterial no se logran fácilmente a pesar de la administración de múltiples fármacos antihipertensivos", señaló Azizi.

Los aumentos rápidos en la presión arterial deben esperarse para todo paciente tratado con sunitinib, dijo Azizi, así que una monitorización estrecha se hace necesaria.

"Recomendamos intensamente el uso rutinario de monitorización de la presión arterial en el hogar en la atención estándar para la detección temprana y la evaluación precisa de los cambios en la presión arterial de los pacientes tratados con fármacos parecidos al sunitinib", afirmó Azizi.

La Dra. Ming Hui Chen es profesora asistente de medicina en la Facultad de medicina de la Harvard, cardióloga del Hospital infantil de Boston y autora principal del estudio sobre sunitinib publicado en diciembre en The Lancet. Estuvo de acuerdo en que los pacientes que toman sunitinib deben recibir monitorización de la presión arterial.

"En general, la hipertensión es una de las afecciones médicas más tratables", dijo Chen. "La hipertensión asociada a los inhibidores del FCVE no es rara, pero en mi experiencia es muy manejable".

"No debemos perder de vista que este tipo de terapia contra el cáncer es efectiva para pacientes de cáncer metastático de células renales [de riñón] y tumores gastrointestinales estromales [de estómago]", señaló Chen.

Para los pacientes, Chen recomendó asegurar que "están monitorizando y tratando la presión arterial, junto al médico, mientras se someten a este tipo de tratamiento contra el cáncer. La detección precoz y el tratamiento agresivo de la hipertensión son claves".

En una declaración publicada en diciembre para el estudio de The Lancet, el fabricante de sunitinib Pfizer Inc., estuvo de acuerdo en que esos riesgos cardiacos sí existen. Sin embargo, añadieron que los eventos cardiovasculares "eran médicamente manejables en la mayoría de los pacientes y subrayan la importancia de tener un equipo cooperativo de profesionales de atención de salud trabajando juntos para gestionar de manera apropiada a los pacientes que tienen opciones disponibles limitadas" para el tratamiento del cáncer.

En su declaración, Pfizer anotó que "se han observado incidencias más bajas de efectos cardiovasculares en estudios aleatorios y prospectivos de fase 3 subsiguientes con Sutent [sunitinib] tanto en carcinoma de las células renales como en tumores estromales gastrointestinales". Eso incluye una incidencia más baja de eventos como la insuficiencia cardiaca congestiva, el daño en la función cardiaca y la hipertensión que se notaron en los análisis retrospectivos de Chen, aseguró la compañía.

Más información

Para más información sobre el sunitinib, visite la U.S. National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Michel Azizi, M.D., Ph.D., professor, vascular medicine, Georges Pompidou European Hospital, Paris; Ming Hui Chen, M.D., assistant professor, medicine, Harvard Medical School, Cardiology Department, Children's Hospital Boston; Jan. 3, 2008, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined