Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El tratamiento de los latidos anormales del corazón es problemático

Un ensayo evalúa dos medicamentos que restauran el ritmo en la fibrilación auricular

MIÉRCOLES 4 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un importante estudio llevado a cabo en todo el país contiene una nueva guía sobre cuál es el mejor uso de dos medicamentos ampliamente recetados para el tratamiento de la fibrilación auricular.

Los medicamentos, amiodarone (Cordarone) y sotalol (Betapace) ayudan a restaurar el latido cardiaco normal en las personas con fibrilación auricular, en la cual las dos cámaras superiores del corazón pierden su ritmo regular y a veces tiemblan inútilmente en lugar de bombear la sangre.

El estudio encontró que ambos medicamentos funcionan bastante bien para controlar el ritmo cardiaco, aunque el amiodarone podría llevar ventaja al tratar a pacientes con un tipo específico de enfermedad del corazón.

La American Heart Association estima que 2.2 millones de estadounidenses, muchos de ellos personas mayores, sufren de fibrilación auricular. Tienen un mayor riesgo de apoplejías causadas por coágulos formados cuando la sangre se acumula en la aurícula. Los medicamentos anticoagulantes se recetan regularmente, pero muchos pacientes también reciben uno de los dos medicamentos para restaurar el ritmo.

En el estudio participaron 665 pacientes de fibrilación auricular tratados en los centros médicos del Departamento de Asuntos de Veteranos de Rhode Island. Todos ya tomaban medicamentos anticoagulantes debido a fibrilación auricular persistente. Del grupo, 267 recibieron amiodarone, 261 recibieron sotalol y 137 recibieron un placebo. Se hizo seguimiento a todos por hasta 4.5 años y los investigadores midieron el tiempo necesario para que la fibrilación auricular recurriera luego de que el latido cardiaco normal fuera restablecido.

El estudio, que aparece en la edición del 5 de mayo del New England Journal of Medicine, encontró beneficios en ambos medicamentos, en comparación con el placebo. Pero hubo una diferencia en los resultados entre los pacientes de enfermedad isquémica del corazón, en la que las arterias coronarias están parcialmente bloqueadas, en comparación con los que tenían arterias coronarias libres.

Restaurar el latido normal del corazón "mejoró significativamente la calidad de vida y la capacidad de ejercicio" de los participantes, según los investigadores. Ambos medicamentos tuvieron el mismo éxito para restaurar el latido normal del corazón. El 27.1 por ciento de los que recibieron amiodarone y el 24.2 por ciento de los que recibieron sotalol volvieron a tener un ritmo más regular, en comparación con sólo el 0.8 por ciento de los que recibieron el placebo.

Pero el amiodarone funcionó mejor en las personas con enfermedad isquémica del corazón, manteniendo el ritmo cardiaco normal por un promedio de 569 días, en comparación con 428 días entre los pacientes sin este problema.

"Este estudio me indica que ambos medicamentos son igualmente efectivos en el grupo en general, pero que el amiodarone es mejor para los pacientes de enfermedad isquémica del corazón", afirmó el Dr. Walid Sliba, cardiólogo de la Clínica Cleveland, especialista en arritmia. "Sin la enfermedad isquémica del corazón, tal vez el sotalol sea mejor".

Estudios anteriores de menor tamaño han reportado resultados similares, apuntó Sliba, pero el nuevo "añade evidencia más sólida basada en un ensayo de mayor tamaño".

Sliba añadió que los hallazgos son un componente de una situación muy grande. "El problema es que para tratar la fibrilación auricular, hay una larga lista de medicamentos que pueden ser usados", señaló.

Esa impresión fue confirmada por el Dr. David A. Meyerson, cardiólogo de la Universidad Johns Hopkins y vocero de la American Heart Association.

"Si bien estudios previos han mostrado que los pacientes con fibrilación auricular pueden ser manejados con seguridad mediante el control del ritmo y la anticoagulación, a ciertos pacientes les va mejor con la restauración del ritmo normal", afirmó Meyerson. "Este estudio confirma nuestra creencia clínica de muchos años de que el amiodarone es algo mejor que el sotalol para la prevención de la fibrilación auricular".

Pero dado que "un medicamento que funciona bien para algunos podría no ser apropiado para todos, ambos medicamentos retienen una utilidad significativa en la práctica clínica", apuntó.

Más información

Los riesgos y el tratamiento de la fibrilación auricular son explicados por la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Walid Sliba, M.D., cardiologist, Cleveland Clinic, Cleveland; David A. Meyerson, M.D., cardiologist, Johns Hopkins University, Baltimore; May 5, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish