Los desfibriladores implantables le ofrecen a los pacientes cardiacos una mejor calidad de vida, según plantea un estudio

Los receptores informan sobre un alto nivel de satisfacción con los dispositivos

MIÉRCOLES 11 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Los cardioversores-desfibriladores implantables (CDIs) ayudan a los pacientes cardiacos a vivir más tiempo, a llevar vidas más activas y a disfrutar una calidad de vida comparable a la de un estadounidense promedio.

Esa es la conclusión de un estudio reciente realizado por investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Pensilvania.

También concluyó que los pacientes que tienen CDIs, dispositivos electrónicos de monitoreo que suministran un choque eléctrico que salva vidas al corazón en caso de ataque cardiaco, tienen un alto nivel de satisfacción con las unidades, un hallazgo que contrarresta con las percepciones que han existido por mucho tiempo de que los CDIs prolongan pero perjudican gravemente la vida de los pacientes.

Entre los hallazgos del estudio se encuentran:

  • Los pacientes informaron sobre altos niveles de bienestar físico, emocional y funcional y dijeron que se sentían satisfechos y capaces de adaptarse a la vida con el dispositivo.
  • Conducir, levantar objetos pesados y la actividad sexual estuvieron entre las preocupaciones más comunes sobre el estilo de vida de los pacientes que tenían un CDI implantado. Esto sugiere que los médicos deberían hablar sobre estos temas con sus pacientes.

El estudio aparece en la edición de abril de la publicación Pacing and Clinical Electrophysiology.

Los investigadores aseguraron que su estudio es el primero en examinar la calidad de vida y el costo de los pacientes de CDI de "prevención primaria", es decir, los que no tienen un historial anterior de arritmias cardiacas pero cuya enfermedad podría aumentar su riesgo de muerte cardiaca repentina.

"Aunque los beneficios que salvan vidas de los CDIs se han documentado bien durante la última década, era poco lo que se sabía acerca de la experiencia de los pacientes en el mundo real, luego de la implantación", aseguró en una declaración preparada el Dr. Peter Groeneveld, autor del estudio y profesor asistente de medicina interna general.

"El estudio observó una población que representa mejor a los receptores actuales de los dispositivos lo que, a su vez, implica que ahora los médicos pueden dar una descripción más precisa de la vida con los dispositivos a los pacientes", dijo.

En 2005, se realizaron cerca del 50,000 para implantar CDIs en los EE.UU.

Más información

La U.S. Food and Drug Administration tiene más información sobre los CDIs.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: University of Pennsylvania School of Medicine, news release, April 5, 2007
Consumer News in Spanish