Los niveles de plomo "seguros" son peligrosos para las arterias

Incluso dentro de los niveles de plomo aceptados, el cadmio puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular

MIÉRCOLES 9 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los niveles de cadmio y plomo considerados normalmente seguros pueden aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad arterial periférica, según revela un estudio publicado en la edición de esta semana de Circulation.

El estudio realizado entre 2,125 adultos descubrió que los que tenían concentraciones sanguíneas más altas de plomo y cadmio eran casi tres veces más propensos a desarrollar una enfermedad arterial periférica que los individuos que presentaban niveles más bajos de estos dos metales en la sangre.

Los descubrimientos de este estudio sugieren que los expertos "necesitan prestar más atención a esta asociación y realizar más experimentos con el cadmio y el plomo en dosis más bajas para determinar qué nivel de exposición (a estos metales) puede producir problemas en términos de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular", afirmó el Dr. Eliseo Guallar, autor del estudio y profesor asistente de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Bloomberg del Johns Hopkins durante una declaración preparada.

La enfermedad arterial periférica (EAP), que afecta a entre 8 y 12 millones de estadounidenses, se produce cuando se crean depósitos de grasa en las paredes de las arterias y provocan una reducción de la circulación sanguínea, principalmente en las arterias de las piernas y los pies. Las personas con EAP en fases tempranas experimentan a menudo fatiga o espasmos en las piernas y los glúteos mientras están realizando cualquier actividad. Estos síntomas desaparecen cuando la persona se queda quieta.

El plomo y el cadmio se encuentran en el humo de los cigarrillos y alrededor de plantas industriales. También aparecen en ciertos alimentos y, a veces, en el agua potable.

Más Información

El U.S. National Institute of Environmental Health Sciences tiene más información sobre el plomo.

FUENTE: American Heart Association, news release, June 7, 2004
Consumer News in Spanish