See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio de laboratorio halla que las células madre embrionarias humanas podrían ayudar a reparar el músculo cardiaco

Los problemas encontrados en la supervivencia y el funcionamiento celular podrían haberse resuelto en experimentos con ratas

LUNES 27 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Experimentos en ratas muestran que las células madre embrionarias pueden reparar el músculo cardiaco dañado, mejorar la función cardiaca y ralentizar la progresión de la insuficiencia cardiaca.

Usar células madre para reparar el tejido cardiaco dañado es un método que parece prometedor, pero hasta ahora había estado plagado de problemas.

Los experimentos anteriores habían mostrado que era posible crear células cardiacas a partir de células embrionarias. Sin embargo, la mayoría de estas células no se transformaban en células de músculo cardiaco, y muchas no sobrevivían luego de ser trasplantadas a un corazón dañado.

"Hallamos una manera de aumentar la supervivencia de estas células", aseguró el investigador principal, el Dr. Charles Murry, director del Centro de biología cardiovascular y medicina regenerativa de la Universidad de Washington en Seattle.

El equipo de Murry desarrolló un cóctel de "supervivencia" que impedía la muerte de las células. Las células tratadas eran luego implantadas en ratas a las que se les había provocado un daño cardiaco para simular un ataque cardiaco.

"Si preparáramos a las células con este cóctel y luego las trasplantáramos, podríamos conseguir que a prácticamente el 100 por ciento de las ratas se les pudiera trasplantar un injerto del músculo cardiaco humano", señaló Murry.

Los investigadores compararon las ratas que recibieron las células con otros tres grupos de ratas. Un grupo recibió sólo inyecciones de agua, y a otro grupo se le administró el cóctel de supervivencia pero sin las células. Al tercer grupo se le administró células que no eran cardiacas.

Los investigadores hallaron que las ratas que no recibieron las células cardiacas humanas desarrollaron insuficiencia cardiaca, de acuerdo con un informe publicado en la edición en línea del 27 de octubre de Nature Biotechnology.

"Por el contrario, los animales que recibieron el implante de injertos del músculo cardiaco humano experimentaron una reversión completa de la progresión de la insuficiencia cardiaca", apuntó Murry.

El estudio muestra que es posible crear músculo cardiaco en un corazón que ha sufrido daños, anotó Murry. "Si fuéramos capaces de crear músculos en el corazón de pacientes que han sufrido un ataque cardiaco mediante células de músculo cardiaco derivadas de células madre, se podría evitar el desarrollo de la insuficiencia cardiaca", dijo. "El problema es que la rata no es un ser humano".

Murry cree que aunque el hallazgo es prometedor, necesita confirmarse en estudios de animales más grandes como la oveja o el cerdo, porque sus corazones laten más despacio. El corazón de una rata tiene 450 latidos por minuto, mientras que el de los humanos tiene unos 70 latidos por minuto. "Por tanto, podrían presentarse problemas que no se detectaron en el modelo de rata", reconoció.

Un experto considera que aunque los resultados del estudio prometen, aún existen muchos problemas a superar antes de que las células madre puedan ser usadas para tratar a los humanos luego de un ataque cardiaco.

"Este estudio plantea el caso de que se pueden usar células madre embrionarias tras un ataque cardiaco, y muestra que se produce una mejora en la función cardiaca", dijo el Dr. Kenneth R. Chien, miembro del Instituto de células madre de Harvard.

En comparación con las células madre adultas, estas células cardiacas embrionarias parecen realmente ser músculo cardiaco. Los experimentos con células madre adultas parecen mostrar mejoras en la función cardiaca mediante la creación de vasos sanguíneos, explicó Chien.

Chien anotó que es necesario hacer un seguimiento a largo plazo a fin de asegurar que el músculo cardiaco continúa funcionando y que algunas de estas células no se conviertan en células cancerosas, tal como ha ocurrido con las células madre adultas.

"El otro problema es determinar si estas células tienen una supervivencia a largo plazo y con qué eficiencia se han trasplantado a células vecinas", dijo Chien. "Además, debido a que el corazón de las ratas late tan rápido, es resistente a las arritmias. Si aplicamos esta técnica en un animal que tenga un ritmo cardiaco menor, ¿se producirán arritmias a largo plazo?".

"Las aplicaciones clínicas están a muchos años luz", señaló Chien. "Pero éste es un paso importante".

Más información

Para más información sobre las células madre y el ataque cardiaco, visite los U.S. National Institutes of Health.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Charles Murry, M.D., Ph.D., director, Center for Cardiovascular Biology and Regenerative Medicine, University of Washington, Seattle; Kenneth R. Chien, M.D., Ph.D., professor, cell biology, Harvard Medical School, and member, Harvard Stem Cell Institute, Boston; Aug. 27, 2007, online edition, Nature Biotechnology
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined