See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Se urge a los pacientes seguir las etiquetas de los analgésicos

Los EE.UU. evaluarán todos los AINES en ensayos clínicos

MARTES 21 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Si bien las autoridades gubernamentales y los expertos médicos resaltan que la recién descubierta relación entre el analgésico Aleve y un aumento en el riesgo de ataque del corazón y apoplejía es un hallazgo preliminar, también aconsejan a la gente hablar con sus médicos si piensan tomar el medicamento durante periodos largos.

Este consejo sigue la revelación hecha el lunes de que el Aleve (naproxen) aumentó el riesgo de problemas cardiovasculares en un 50 por ciento en personas mayores que hacían parte de un estudio gubernamental sobre la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

La noticia hizo que científicos de los National Institutes of Health (NIH) afirmaran que revisarán la seguridad de todos los analgésicos antiinflamatorios no esteroides (AINES), incluio el ibuprofeno, en todos los ensayos clínicos patrocinados por la agencia.

Mientras tanto, la U.S. Food and Drug Administration publicó una declaración en la que afirma que las personas que toman naproxen deben seguir las instrucciones de la etiqueta y no exceder la dosis recomendada o tomarla por más de 10 días, a menos que su médico lo haya indicado.

Los expertos médicos hicieron eco de ese consejo.

"Estoy de acuerdo con la FDA en que las personas que toman cualquier medicamento sin receta no deben tomarlo más allá de la duración descrita en la literatura del mismo", afirmó el Dr. Mark Fendrick, profesor de medicina interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan. "Dada la tormenta desatada en los medios, es importante que cualquier persona que tome cualquier AINES de manera crónica... hable con sus médicos sobre los beneficios y riesgos percibidos del agente que consumen".

Aunque las noticias sobre Aleve no fueron buenas, los expertos afirman que piensan que el peligro para los usuarios periódicos no es alto. Los medicamentos que se usaron en los ensayos eran o de dosis más altas o por periodos más largos de lo recomendado, y para aplicaciones "muy diferentes a las aprobadas actualmente para estos medicamentos", apuntó una declaración de los NIH.

"Probablemente, todas las personas que lo toman a corto plazo tienen poco de que preocuparse", afirmó el Dr. Stephen Lindsey, director de la sección de reumatología de la Ochsner Clinic Foundation de Nueva Orleáns. "Si ha estado tomando algo como Naprosyn [la versión de naproxen para venta bajo receta] durante varios años y tiene cualquier historia de enfermedad del corazón o apoplejía en la familia, o si tiene factores de riesgo, lo mejor sería suspenderlo".

Aleve es el cuarto medicamento antiinflamatorio no esteroide que se vende en grandes volúmenes del cual se han descubierto recientemente potenciales problemas cardiovasculares. Vioxx fue retirado del mercado en septiembre. Otros medicamentos relacionados químicamente con éste, Bextra y Celebrex, también se han relacionado con estos eventos adversos, aunque ambos aún están disponibles para los consumidores. Vioxx, Bextra y Celebrex pertenecen a la clase de AINES conocida como inhibidores de la cox-2.

Las autoridades se preocupan de que, además del Aleve, otros AINES usados comúnmente, como Motrin y Advil (ambos nombres de marca del ibuprofeno) también podrían presentar problemas.

Al igual que el ibuprofeno, Aleve pertenece a un tipo de medicamentos conocidos como inhibidores de la cox-1, más antiguos que los inhibidores de la cox-2. El naproxen ha estado disponible bajo receta desde 1976, y como un medicamento de dosis más bajo para venta sin receta desde 1994. El estudio actual, en el cual participaron 2,500 personas, buscaba evaluar si el naproxen o Celebrex podrían reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer entre los pacientes de edad avanzada con una historia familiar de la enfermedad.

Es interesante apuntar que la parte de este reciente estudio que evaluaba al Celebrex no demostró un aumento en el riesgo.

Las autoridades apuntaron que, generalmente, los resultados sobre Aleve anunciados el lunes no hubieran causado tanta publicidad. "En circunstancias normales, esto probablemente no hubiera llegado al nivel de una conferencia de prensa, pero dado el mayor nivel de conciencia [por Vioxx y Celebrex], sentimos que era muy importante, por el bien de la transparencia, reportar estos resultados", afirmó el Dr. Elias Zerhouni, director de los NIH en una conferencia de prensa el lunes. El National Institute on Aging, parte de los NIH, patrocina el estudio del Alzheimer.

Los expertos también advirtieron que los resultados sobre Aleve eran extremadamente preliminares.

"No me sorprendería si fueran apoplejías hemorrágicas, ya que se han asociado con más sangrado GI [gastrointestinal], pero implicar un mecanismo trombótico o de coagulación ha causado que muchos farmacólogos prominentes se sientan confundidos. Necesitamos ver este estudio con más detalle, así como otros estudios, antes de deshacernos de este medicamento", apuntó Fendrick.

"Algunas partes son confusas y se contradicen entre sí", afirmó el Dr. Todd Schlifstein, profesor asistente de medicina de rehabilitación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

"Es confuso y no tenemos mucha información sobre el ensayo de los NIH", coincidió la Dra. Elinor Mody, reumatóloga del Centro de Artritis del Hospital de Mujeres de Boston. Hasta las autoridades de la FDA reconocieron durante la conferencia de prensa del lunes que se necesita más investigación y análisis.

Mody apuntó que tanto los inhibidores de la cox-2 como los de la cox-1 pueden aumentar el riesgo de hipertensión y problemas renales, y que necesitan ser usados cuidadosamente en las personas mayores y en las que tienen múltiples problemas médicos. "Eso siempre se ha sabido", afirmó.

Los inhibidores de la cox-2 se tomaron en dosis más altas de las usuales en los ensayos que demostraron riesgo cardiovascular. Aleve se administró en la dosis recomendada (220 miligramos por día) en el más reciente ensayo, pero los individuos lo tomaron por mucho más tiempo de lo que lo hubieran tomado para el dolor.

Más información

La U.S. Food and Drug Administration tiene una declaración sobre el naproxen.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Elinor Mody, M.D., staff rheumatologist, Brigham and Women's Hospital Arthritis Center, and instructor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Todd Schlifstein, M.D., sports rehabilitation physician, New York University Medical Center, and assistant professor, rehabilitation medicine, New York University School of Medicine, New York City; Stephen Lindsey, M.D., section head, rheumatology, Ochsner Clinic Foundation, New Orleans; Mark Fendrick, M.D., professor, internal medicine, University of Michigan School of Medicine, Ann Arbor; Dec. 20, 2004, National Institutes of Health news conference
Consumer News in Spanish