El ritmo cardiaco irregular se relaciona con la enfermedad de Alzheimer

Un estudio muestra que la fibrilación auricular aumentaba el riesgo de demencia

VIERNES, 15 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- El latido cardiaco anormal llamado fibrilación auricular se asocia con el desarrollo posterior de la enfermedad de Alzheimer, encuentra un estudio a gran escala.

La relación tiene tres explicaciones posibles, cada una de las cuales podría llevar a un tratamiento precoz con la finalidad de prevenir la demencia, afirmó el Dr. T. Jared Bunch, autor del estudio y electrofisiólogo de Intermountain Healthcare en Salt Lake City. Su grupo debía presentar el hallazgo el viernes en Boston en la reunión anual de la Heart Rhythm Society.

El estudio usó datos de 37,000 personas tratadas en veinte hospitales administrados por Intermountain Healthcare en Utah, Idaho y Wyoming. Encontró que los pacientes de fibrilación auricular, en el que las cámaras superiores del corazón pueden temblar inútilmente en lugar de bombear sangre, tenían 44 por ciento más probabilidades de desarrollar demencia en un periodo de cinco años que los que no sufrían del trastorno.

La asociación fue particularmente potente entre las personas menores de 70 años. Las que sufrían de fibrilación auricular tenían 130 por ciento más probabilidades de desarrollar Alzheimer.

Y la combinación podría resultar letal. El estudio encontró que las personas que sufrían de fibrilación auricular y demencia tenían 61 por ciento más probabilidades de morir durante el periodo de estudio de cinco años.

Estudios anteriores han mostrado que las personas que tiene fibrilación auricular corren mayor riesgo de ciertas formas de demencia, apuntó Bunch. Pero este es el primer estudio poblacional a gran escala en mostrar una asociación con la fibrilación auricular y un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer, señaló.

"Aún no podemos decir que es causal", advirtió Bunch sobre la relación. "Podemos decir que se relaciona a un mayor riesgo. El próximo paso es evaluar la asociación mecánica, para comprender cómo la una predispone a la otra".

Dijo que una posibilidad es que ambos problemas se relacionen con la hipertensión, que puede causar que la función cardiaca comience a deteriorarse, de manera que el flujo sanguíneo al cerebro se reduce, privando a las células cerebrales de sangre. El tratamiento precoz e intensivo de la presión arterial alta podría por tanto prevenir la demencia, especuló Bunch.

También es posible que la inflamación se trate del problema subyacente en ambas afecciones, dijo, pues se han encontrado en ambos casos indicadores de una mayor inflamación, como la proteína C reactiva. El tratamiento con estatinas, que tienen propiedades antiinflamatorias o medicamentos dirigidos directamente a la inflamación, podrían ser usados en ese caso.

"Finalmente, varios estudios han mostrado la presencia de accidentes cerebrovasculares subclínicos tanto en la fibrilación auricular como en la demencia", aseguró Bunch. "Con el tiempo, muchos accidentes cerebrovasculares pequeños pueden causar el daño".

Si esa teoría es comprobada, el tratamiento podría dirigirse a evitar los coágulos sanguíneos que causan ese tipo de accidentes cerebrovasculares menores, dijo. Coumadin, un fármaco para prevenir coágulos, actualmente se receta a los pacientes de fibrilación auricular, porque la afección aumenta el riesgo de formación de coágulos. Bunch señaló que también podrían usarse otras medicas de prevención de coágulos.

Enfatizó que todos esos tratamientos preventivos tendrían que comenzar temprano. "Evaluaremos a gente de 50 años", dijo Bunch.

Una pregunta es si se justifica una terapia realmente agresiva para la fibrilación auricular, planteó el Dr. John Day, director de servicios de ritmo cardiaco del Intermountain, y miembro del equipo de investigación.

"Desafortunadamente, en esta afección se toma años para ver si hubo una diferencia", apuntó Day.

Una terapia agresiva es la ablación con catéter, en que se introduce un catéter al corazón para cauterizar el área en que se origina la fibrilación auricular, explicó.

"En los próximos años deberíamos tener una idea bastante buena de si funciona", dijo Day. "Lo hemos hecho con 2,000 pacientes y les estamos dando seguimiento".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. describe la fibrilación auricular, sus consecuencias y tratamiento.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: T. Jared Bunch, M.D., electrophysiologist, and John Day, M.D., director, heart rhythm services, Intermountain Healthcare, Salt Lake City; May 15, 2009, presentation, Heart Rhythm Society annual meeting, Boston
Consumer News in Spanish