La investigación con células madre continúa a pesar de las restricciones

La enfermedad de Alzheimer no parece ser una de las grandes beneficiadas

MIÉRCOLES 28 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- La investigación con células madre acaparó la atención pública el martes por la noche cuando, Ron Reagan, hijo del cuadragésimo presidente de los EE.UU., realizaba una petición a la Casa Blanca para que eliminara algunas restricciones sobre esta ciencia en la Convención Nacional Demócrata de Boston.

La mayoría de los expertos percibieron algo de ironía en las declaraciones del joven Reagan, que, además, espera ayudar a otros para que no sufran los estragos de la enfermedad de Alzheimer, la condición neurológica degenerativa que provocó la muerte de su padre. Los científicos consideran que la enfermedad de Alzheimer no será la principal beneficiaria, ni siquiera la primera, de esta investigación vanguardista.

Sin embargo, es más probable que las investigaciones más importantes se realicen sobre otros desórdenes neurológicos como la enfermedad de Parkinson, la diabetes, las lesiones de la espina dorsal y cerebrales así como los daños causados por apoplejías y ataques cardiacos, a opinión de Paul R. Sanberg, director del Center for Aging and Brain Repair de la Facultad de Medicina de la Universidad de South Florida.

Las células madres han sido tema de debate tanto científico como político.

Estos tipos de células son como pizarras en blanco que pueden transformarse en cualquier tipo de célula y, por esto, tienen un enorme potencial científico. Se espera que algún día se conviertan en una fuente de células para reemplazar células muertas o dañadas en los humanos. Existen diversas fuentes de células madre, concretamente de embriones humanos, ciertos tejidos adultos (como la médula ósea), y el cordón umbilical de los recién nacidos.

Las células madre embrionarias son las más controversiales. Su uso en investigaciones con fondos federales está limitado a aquellos fondos obtenidos antes del 9 de agosto de 2001, fruto de una política de la administración Bush. Los National Institutes of Health tienen cerca de 15 líneas disponibles, que la mayoría de las veces, son difíciles de obtener y están mal equipadas para una investigación rigurosa.

En marzo, los científicos anunciaron la creación de 17 nuevas líneas de células madre de embriones humanos que estarán disponibles para el acceso de otros investigadores y que, por tanto, no serán sujeto de las restricciones vigentes. Las células se están desarrollando en el nuevo Harvard Stem Cell Institute.

En tanto que las células madre embrionarias son las que tienen el mayor potencial médico debido a que son "pluripotentes" (capaces de transformarse en cualquier tipo de célula), también se han realizado avances con células madre adultas, consideradas como "multipotentes" (capaces de transformarse en muchos tipos de células, pero no en todos).

A principio de este mes, los investigadores británicos utilizaron células de piel adulta para generar células precursoras de nervios, que pueden tener alguna implicación en la enfermedad de Parkinson y otras enfermedades.

Igualmente, los investigadores alemanes obtuvieron un éxito reciente al utilizar las propias células madre de la médula ósea de una persona para repararle el corazón después de un ataque cardiaco.

Subyace mucha esperanza en la investigación con células madre embrionarias.

"Hasta ahora, el trabajo más innovador, desde el punto de vista humano, se ha estado haciendo con células madre embrionarias", señaló el Dr. Philip E. Stieg, profesor y presidente de cirugía neurológica en el Weill Medical College de la Cornell University y neurocirujano jefe del New York Presbyterian Hospital.

Las células embrionarias se han transformado en diferentes componentes del sistema nervioso central, añadió Stieg , y los científicos podrían estar muy cerca de realizar una prueba clínica con pacientes que tienen lesiones de la espina dorsal. Y, además, un estudio reportó esta semana en detalle el primer uso exitoso de células madre fetales para desarrollar neuronas en áreas del cerebro de ratones dañadas por apoplejías.

Los investigadores también han tenido éxito con la instrucción de células madre embrionarias para transformarlas en células secretoras de insulina, toda una proeza que encierra múltiples posibilidades para curar la diabetes tipo 1, indicó el Dr. Bob Goldstein, científico principal de la Juvenile Diabetes Research Foundation.

Las células madre guardan también sorpresas en la aplicación de la terapia con genes. "La próxima esperanza sería ver si realmente podemos modificar la composición genética [de las células madre] y manipularlas para transformarlas en ciertos tipos de células específicas", apuntó Stieg

"Todos estamos avanzando, pero no tenemos nada en clínica en este momento", señaló Sanberg. "Las células madre adulta y las células de la sangre del cordón umbilical están, quizás, más cerca de llevarse a cabo en clínica. De hecho, ahora mismo se están realizando pruebas clínicas con pacientes de cáncer".

"Pienso que la mayoría de los científicos están de acuerdo en que necesitamos continuar con las investigaciones en ambas áreas [tanto embrionarias como de adulto]", añadió.

Otro punto es que las células madre no necesitan sobrevivir en el cuerpo para que sean terapéuticas. "No se trata de reemplazar células, sino que sean precisamente estas nuevas células las que induzcan al cuerpo a que se repare a sí mismo", explicó Sanberg.

Otra pregunta sería en qué lugar se llevará a cabo esta investigación. En febrero, investigadores surcoreanos anunciaron que habían logrado extraer células madre de embriones humanos clonados.

Las restricciones sobre el uso de células madre embrionarias en los Estados Unidos, a opinión de Stieg "conducirán la investigación hacia otros lugares", entre ellos Suecia, Israel, Australia, Inglaterra y Canadá.

"Si Estados Unidos desea liderar la comunidad científica, no podrá hacerlo si mantiene firme su posición con la frase 'Eso no lo haremos'", indicó Stieg "Nos dejarán fuera del proceso".

Más Información

Visite la International Society for Stem Cell Research para más información sobre células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Philip E. Stieg, M.D., Ph.D., professor and chairman, department of neurological surgery, Weill Medical College of Cornell University and neurosurgeon-in-chief, New York Presbyterian Hospital, New York City; Paul R. Sanberg, Ph.D., director, Center for Aging and Brain Repair, University of South Florida College of Medicine, Tampa; Bob Goldstein, M.D., Ph.D., chief scientific officer, Juvenile Diabetes Research Foundation, New York City
Consumer News in Spanish