See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los científicos transforman células cutáneas de ratones en células nerviosas

El hallazgo podría revolucionar la terapia con células madre, pero todavía hay mucha investigación por delante

MIÉRCOLES, 27 de enero (HealthDay News/DrTango) -- Científicos de la Universidad de Stanford han tenido éxito en la creación de células nerviosas cerebrales a partir de células cutáneas extraídas de las cosas de ratones adultos.

El nuevo método podría revolucionar la terapia con células madre en los humanos, así como la comprensión científica de la manera en que las células eligen y mantienen sus roles especializados en el organismo, aseguraron los investigadores.

Los hallazgos también parecen ser un cambio radical respecto al pensamiento establecido sobre la manera en que las células madre se convierten en células, y potencialmente evita el controversial método de usar células madre embrionarias para la terapia celular. Además, la investigación podría concebiblemente abrir nuevas puertas para el futuro tratamiento de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, señalaron los investigadores.

En realidad, los investigadores no esperaban tener éxito en su empresa.

"Nos sorprendió muchísimo", aseguró el Dr. Marius Wernig, autor principal de un artículo que aparece en línea el 27 de febrero en la revista Nature, y miembro del Instituto de Células Madre y Medicina Regenerativa de la Stanford.

"Deseábamos plantear la pregunta de si tenemos que volver atrás en el desarrollo para poder adelantar o si puede haber una vía directa", dijo, y añadió que "esta es la primera conversión directa que es completamente artificial. En la naturaleza no sucede".

Paul Sanberg, experto en células madre, profesor distinguido de neurocirugía y director del Centro para el Envejecimiento y la Reparación Cerebral de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa, señaló que "[el nuevo estudio] realmente cambia la idea de cómo una célula puede convertirse en otra, y podría cambiar el concepto sobre la manera en que el organismo evoluciona".

Pero los expertos se mostraron cautos en su interpretación de los hallazgos, sobre todo respecto a lo que podría significar para la difícil área en expansión de la investigación con células madre.

"Desde un punto de vista básico es emocionante, porque muestra que se puede pasar directamente de una célula diferenciada y transformarla en una célula diferenciada distinta. No hay que volver a convertirla en pluripotente", aclaró Sanberg. "Pero todavía es pronto. Pasará tiempo antes de que las células producidas se puedan usar en terapia".

El Dr. Darwin Prockop, profesor de medicina molecular y celular del Colegio de Medicina del Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M, se mostró de acuerdo.

"Es una investigación fascinante. Pueden comenzar con fibroblastos y convertirlos en células neurales, pero todavía falta mucho hasta que se pueda hacer en los pacientes", advirtió "Es un paso hacia delante en la investigación básica, pero falta mucho para tratar el Alzheimer".

Durante años, se aceptó firmemente en los círculos científicos que sólo las células madre embrionarias llamadas "pluripotentes" podían dar origen a las células especializadas que conforman los distintos órganos y partes del cuerpo. Una vez la célula se había especializado, por ejemplo al convertirse en una célula cutánea, no podía cambiarse de forma dramática. Esa era la opinión.

Hace poco, los científicos lograron "revertir" el proceso tomando, por ejemplo, células cutáneas y revirtiéndolas a células pluripotentes inducidas (o células CPI) que se comportaban como células madre embrionarias. Esas células madre recién creadas podían entonces llevarse por otra dirección para volverse distintas células especializadas.

Pero esa vía seguía requiriendo la fase pluripotente inicial.

En el nuevo experimento, Wernig y colegas pudieron transformar células cutáneas en células neurales (del cerebro) mediante el uso de sólo tres genes, llamados factores de transcripción. De hecho, apenas un factor de transcripción era necesario para generar células madre inmaduras. Los otros dos las convertían en células maduras.

El índice de éxito fue alto, ya que casi el veinte por ciento de las células cutáneas se convirtieron en células neurales en menos de una semana. En comparación, las CPI tienen un índice de éxito de apenas uno a dos por ciento, y pueden tardar dos semanas para completar la metamorfosis.

Al menos en el laboratorio, las células de Stanford también funcionaron como neuronas, haciendo conexiones con las neuronas adyacentes en la placa.

Sanberg apuntó que el hecho de si las células retendrían o no esas propiedades en un organismo real es otro asunto.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. tienen más información sobre las células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Marius Wernig, M.D., assistant professor of pathology and member, Stanford University Institute for Stem Cell Biology and Regenerative Medicine, Palo Alto, Calif.; Paul Sanberg, Ph.D., D.Sc., distinguished professor of neurosurgery, and director, University of South Florida Center for Aging and Brain Repair, Tampa; Darwin Prockop, M.D., Ph.D., Stearman Chair in Genomic Medicine, professor of molecular and cellular medicine, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, and director, Institute for Regenerative Medicine, Scott & White; Jan. 27, 2010, Nature, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined