Memoria visual pobre podría ser señal de Alzheimer

Un segundo estudio muestra que la terapia genética podría constituir un nuevo tratamiento para el trastorno neurológico

LUNES 17 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- Dos estudios recientes sobre la enfermedad de Alzheimer podrían llevar a un diagnóstico más temprano y a un tratamiento más eficaz para la esta enfermedad que se va llevando la mente, según científicos.

En el primer estudio, investigadores demostraron que una disminución en la memoria visual a corto plazo, conocida como memoria icónica, podría ser un indicador precoz de mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer.

"Las personas con impedimento cognitivo leve tienen una memoria visual muy reducida", explicó Zhong-Lin Lu, profesor de psicología en la Universidad del Sur de California y principal investigador. "La memoria visual es la primera parte del sistema de memoria y, para las personas con impedimentos cognitivos leves, la memoria visual a corto plazo casi no existe".

La investigación aparece en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

En su estudio, Lu y su equipo evaluaron la memoria icónica de 16 personas entre los 65 y 99 años de edad. Todas sufrían de trastorno cognitivo leve. Durante la prueba, se mostró brevemente a las personas una pantalla de computadora que tenía letras colocadas en varios lugares. Luego de ver la pantalla por un momento, se les pidió que dijeran a los investigadores la posición de cada letra.

Los investigadores encontraron que en comparación con personas más jóvenes o más viejas sin impedimentos cognitivos, la memoria icónica de aquellos con trastorno leve se desvaneció más rápidamente. "Muchos de esos participantes desarrollarán enfermedad de Alzheimer en los próximos 10 años", apuntó Lu.

Los investigadores consideran que, con más estudios, se podría desarrollar una prueba de evaluación que use la memoria icónica para ayudar a determinar el riesgo de una persona de sufrir de Alzheimer. "Esta medida nos ayudaría a predecir si las personas tendrán Alzheimer o no", declaró Lu.

El Dr. Samuel Gandy, vicepresidente del Consejo Nacional de Asesoría Médica y Científica de la Alzheimer's Association, afirmó que "la memoria icónica realmente nos promete el hallazgo de un marcador psicológico para alguien cuyo destino sea desarrollar la enfermedad de Alzheimer mucho antes de que algún impedimento sea detectable".

Gandy anotó que la mayoría de marcadores de la enfermedad de Alzheimer que los investigadores han estado explorando son genéticos o están presentes en la sangre o en el fluido espinal. "Aún así, la manera más sensible para determinar quién desarrollará Alzheimer es con pruebas neuropsicológicas", señaló.

El problema de las pruebas neuropsicológicas es que sólo revelan anormalidades cuando ya existe trastorno cognitivo obvio que interfiere con la funcionalidad, declaró Gandy.

"Si la prueba de la memoria icónica en realidad nos dice quién desarrollará Alzheimer, entonces ésta identificaría a las personas para los ensayos de medicamentos o intervención en un momento en que no tienen anormalidades en su funcionalidad diario ni en su capacidad para vivir y trabajar independientemente. Eso sería un verdadero avance", aseguró Gandy.

En el segundo estudio, científicos de Lilly Research Laboratories que experimentaron con ratones encontraron que una inyección de los genes humanos apoE2 en el hipocampo de ratones que no tenían un gen apoE pudo reducir la cantidad de amiloide-beta entre un 30 y un 50 por ciento. El amiloide-beta es el péptido necesario para formar la placa que se encuentra en los cerebros de los pacientes de Alzheimer.

Los investigaciones sugirieron que inyectar el gen apoE2 podría tratar el Alzheimer ayudando a reducir el amiloide-beta y prevenir el desarrollo de placas amiloideas.

"Los resultados son mejor de lo que se esperaba", dijo Gandy, y explicó que algunas personas han visto con escepticismo la terapia genética para el Alzheimer. Aún no está claro dónde se inyectarían los genes o cuántas inyecciones serían necesarias para que la terapia genética sea efectiva.

"Lo que nos anima sobre este experimento es que una sola inyección tuvo resultados bastante dramáticos en el modelo con ratones", apuntó Gandy. "Esto no está listo para su aplicación en humanos. Lo que nos da es un poco de esperanza con la terapia genética".

El segundo estudio aparece en la misma edición de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

La Alzheimer's Association puede darle más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ