See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Novelista mostró indicios de Alzheimer en su último libro

Estudio revela un bajón en Iris Murdoch antes de su diagnóstico

MIÉRCOLES 1 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Neurocientíficos han confirmado lo que los críticos literarios ya sospechaban, que la última novela de Dame Iris Murdoch revelaba indicios de la enfermedad Alzheimer, la cual terminaría quitándole la vida.

Jean Iris Murdoch publicó su primera novela Under the Net (o Bajo la red), en 1954 y más adelante recibió el Booker Prize por The Sea, The Sea (o El mar, el mar) en 1978. Su última novela, Jackson's Dilemma (o El dilema de Jackson), sin embargo, no recibió elogios rotundos cuando fue publicada en 1995. Poco después de su publicación, a los 76, a Murdoch se le diagnosticó enfermedad de Alzheimer. Murió en 1999 y donó su cerebro a la ciencia.

A.S. Byatt comparó la estructura de Jackson's Dilemma con "un truco indio con un lazo", lo que dejó la obra "sin historia ni novela". Otro crítico la comparó con "la obra de una escolar de trece años que no sale mucho".

Murdoch fue notable porque nunca le permitió a nadie editar lo que escribía en ninguna de sus obras. Esta característica le brindó a los investigadores actuales una oportunidad única para analizar los efectos iniciales del Alzheimer en una persona que no sabía que tuviera la enfermedad. Los hallazgos fueron publicados en la edición en línea del 1 de diciembre de Brain.

Según los investigadores, gracias a la autopsia del cerebro de Murdoch, había pocas dudas sobre cómo las señales precoces de la enfermedad ya estaban perturbando sus facultades cognitivas cuando comenzó su última novela.

El Dr. Peter Garrard, catedrático principal del Instituto de Neurociencia Cognitiva de Londres y autor líder del estudio, dijo que enfocó el proyecto tanto con temor como con agitación.

"Siempre he sido un lector entusiasta de su obra", aseguró. "Lo que esperaba encontrar, que fue lo que encontramos, fue que este cambio podía de alguna manera traducirse al lenguaje de la neurociencia, una posibilidad muy emocionante".

Garrard y sus colegas utilizaron software especializado para analizar las tres novelas, que representan las etapas inicial, media y tardía de la carrera de Murdoch. Al comparar Under the Net, The Sea, The Sea y Jackson's Dilemma, hallaron dos diferencias principales que coincidían con los cambios que tienen lugar en el cerebro en las primeras etapas de Alzheimer.

"Primero, la variedad en el vocabulario de Iris Murdoch era mucho mayor en las primeras obras que en las posteriores", sostuvo Garrard, catedrático principal clínico de neurología del Instituto de Neurociencia Cognoscitiva. "Parecía que estuviera trabajando con un vocabulario más limitado y restringido. Y no sólo parecía estar trabajando con una restricción sino que el ritmo en el que introducía palabras nuevas era mucho más lento, digamos que era más repetitivo".

La segunda diferencia principal era que las palabras utilizadas en la última novela eran más comunes y corrientes que las de las primeras, relató Garrard. También había una progresión evidente entre Under the Net y The Sea, The Sea, que luego decayó.

Garrard y sus colegas no encontraron cambios, sin embargo, en la estructura sintáctica de las oraciones. "Todas eran igual de largas y complejas", aseguró Garrard. "Es interesante porque hay una teoría, que no se ha comprobado del todo, que dice que la sintaxis se preserva, aunque el significado de las palabras y el vocabulario se pierden al inicio del Alzheimer".

El uso de palabras comunes y "la simplificación del habla en ausencia de errores gramaticales manifiestos son las características reconocidas que tienen lugar a medida que el Alzheimer evoluciona", explicó Mony de Leon, profesor de psiquiatría y director del Centro para la Salud Cerebral de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Garrard señaló que el estudio también arroja algunas luces sobre el lenguaje y cómo se organiza en el cerebro. "Eso es importante no sólo para el Alzheimer sino para comprender el cerebro en conjunto", explicó.

En algún momento futuro, sin embargo, podría ser beneficioso reconocer las señales precoces del Alzheimer, como las que se detectaron en este estudio, aseguró.

John Bayley, el esposo de Iris Murdoch, aseguró en una declaración que "la primera vez que el equipo de investigación se puso en contacto conmigo para este estudio, les dije que siempre me había parecido que había algo distinto en la última novela de Iris, que era conmovedora pero a la vez extraña. Estaba seguro de que Peter Garrard encontraría algo fuera de lo común en su novela".

Cuando se le preguntó si podría identificar cualquier cosa intrínseca a Murdoch en su última novela, Garrard respondió que "no muchas cosas me harían pensar que se trataba de un trabajo de Iris Murdoch".

"Como el estudio es tan conmovedor, porque se trata de esta escritora en particular, aterriza la idea de lo que es perder las facultades", concluyó de Leon.

Más información

Conozca las diez señales de alerta del Alzheimer en la página de la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Peter Garrard M.D., Ph.D., clinical senior lecturer in neurology, Institute of Cognitive Neuroscience, London; Mony de Leon, Ed.D., professor of psychiatry and director, Center for Brain Health, New York University School of Medicine, New York City; Brain online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined